martes, 14 de febrero de 2012

Domingos cesado. Sá Pinto su sustituto


Domingos Pâciencia: Uno más a la calle
Te levantas por la mañana, pones las noticias y te preguntas si sigues viviendo en la misma dimensión. Debe ser un error de comprensión, claro, al fin y al cabo, después de tantos años, sigo sin entender el portugués. Así que buscas en otros sitio, las palabras clave son tres Domingos Paciencia, chicotada (en portugués coloquial “cese”) y Sá Pinto (por si las dos primeras no fueran suficiente), y sí, no hay error: el Sporting clube de Portugal confirma el cese de Domingos Paciencia y el nombramiento de Ricardo Sá Pinto, viejo conocido de los aficionados de la Real Sociedad, y hasta ahora entrenador del sub19 (el juvenil, para los más despistados), como entrenador del primer equipo.
Para confirmarlo nos acercamos a la web y damos con el comunicado del  propio club sobre este hecho.

Entendeu a Administração da Sporting Clube de Portugal - Futebol, SAD, rescindir contrato com o seu treinador Domingos Paciência, por entender que quer a eliminação da fase de grupos da Taça da Liga, quer o 5.º lugar actual na Liga Zon/Sagres, não correspondem aos objectivos propostos para este primeiro ano de mandato.
Mais informamos, que chegámos a acordo com o treinador Domingos Paciência, a quem agradecemos a forma empenhada e profissional com que se dedicou ao Sporting Clube de Portugal, desejando as maiores felicidades na sua carreira futura.
Entretanto, a Administração da Sporting Clube de Portugal - Futebol, SAD decidiu contratar Ricardo Sá Pinto que assumirá, de imediato, as funções de treinador principal, com vínculo até Junho de 2013.
      A Administração da Sporting Clube de Portugal - Futebol, SAD
Y con la comunicación del mismo a la CMVM –Comisión del mercado de valores mobiliarios- (recordemos que el Sporting, como otros clubs está en bolsa)
Muy bien, ya está hecho. Por supuesto debí caer en la cuenta cuando hace una semana el presidente Godinho Lopes no sólo confirmaba al de Leça da Palmeira en su puesto sino que decía no saber a qué venían esos comentarios sobre un posible cese de Domingos. ¿Pero cómo no he podido darme cuenta de este tópico del fútbol sobre la confirmación y el cese seguro del confirmado?

Godinho Lopes: un clásico, te confirmo un par de días
 antes de echarte a la calle.
Pues sí, Domingos se ha ido a la calle, las razones oficiales ya las hemos leído: 5º en liga a16 puntos del líder y 8 del tercer puesto del Sporting Braga –que no olvidemos que para la próxima temporada da acceso a las eliminatorias previas de Champions- y eliminado en la fase de grupos de la copa de la liga. Podía añadir que el juego del equipo no se corresponde con lo que se esperaba, y ya tenemos las razones básicas del cese. Como esto ya es algo que sabemos desde hace tiempo buscamos en medios afines al sportinguismo alguna razón más, y nos encontramos con esto (¿Nos lo creemos? Sea cierto o no (Recordemos que un hijo de Domingos juega en las categorías inferiores del rival del norte y su padre ha ido a ver algunos de sus partidos). Sinceramente me importa un pimiento como razón, porque no niega las tres anteriores ni evita el ¿error? de dicho cese, si es que lo es, que en este deporte lo dictarán los resultados aunque el sentido común ahora nos diga que sí lo es.
Todos intuimos que en algún momento de su carrera, Domingos entrenaría al FC Porto, tanto como que Ricardo Sá Pinto entrenaría al Sporting siempre que su carrera fuese en ascenso. Es lógico que tarde o temprano los que fueron jugadores emblemáticos de un equipo lleguen a ser entrenadores del mismo, sobre todo si su carrera como tan va por buen camino. Así que ese rollo del encuentro con dirigentes del FC Porto, sea cierto o no, nada tiene que ver con su cese.  Por cierto, que el propio Domingos, lo niega aquí (y esto es lo único que ha dicjo hasta ahora de este asunto)

Analicemos un poco el asunto; ¿las razones del cese son erróneas? Sinceramente no. La trayectoria en liga del Sporting es decepcionante, porque como mínimo debía estar peleando con el Braga, y su juego no presenta síntomas de mejora a corto plazo sino de islas de luz como el partido de copa en Madeira (y con muuucha suerte, además). En la copa de la liga, su objetivo era ser primero de grupo, y pudo serlo hasta el último partido que debía ganar… y perdió, y, sobre todo, lo que hemos comentado, el juego del equipo es bastante mustio, no sabe muy bien a qué juega, sortea los partidos más que afrontarlos o disputarlos y da la impresión de que cada domingo entra en el campo a ver cómo le sale el partido más que con la idea clara de cómo jugarlo.
Desde este punto de vista la decisión del cese de Domingos parece la más lógica (Yo que compara tantas veces al Sporting con el Atlético de Madrid, veo una nueva razón en esta última decisión del cambio de entrenador según los objetivos marcados y la sensación que da el equipo; ya veremos si sale tan bien en Alvalade como a la orillas del Manzanares)

¿Pero tú no estabas en contra del cese de Domingos? Sí, lo estoy, de hecho lo escribí en el post que se me ocurre publicar el día 12 de febrero –esto me pasa por guardar las cosas y por no hablar de la actualidad- y en el que, afortunadamente, todavía no publiqué sobre el propio Domingos en “Entrenadores” (por lo menos aquí estuve prudente).
Si tú tienes un proyecto nuevo. Incorporas 18 jugadores (unos de buen nivel, otros de menos nivel y otros… en fin, experimentos que a veces no salen) en los que te gastas una pasta –que estamos en Portugal, no en la Premier, ni hay jeques que valgan, y algunos parece que juegan al Football Manager- y fichas para dirigirlo a un entrenador al que ya conoces –porque Carlos Freitas conocía a Domingos y su trabajo, y su modo de entender el fútbol- y, por último, dices por activa y pasiva que este año hay que acercarse a los grandes, crear un equipo, una dinámica de trabajo y que no hay que generar presión… ¿Nada de eso tiene sentido seis meses después cuando el equipo va 5º -a 8 del tercero, no a 20, empatado con el 4º, que es el Maritimo de Funchal, que no es precisamente un gigante-, en la final de la copa de Portugal, en dieciseisavos de la Europa League ante el Legia de Varsovia, que no es el Manchester City como el que le toca a otro equipo de la misma liga que no va primero ni está en la final de la copa de Portugal?
La paciencia que no ha habido con Domingos (sí, una vez más el chiste fácil) es lo que necesita el Sporting; generar ilusión a medio plazo, introducir y asimilar el estilo de juego de Domingos –que no es precisamente alegre y ofensivo, pero eso lo sabíamos todos-, mejorar el equipo el año que viene tapando los agujeros que este año no se ha podido hacer, darle confianza a la cantera, para eso han hecho el “chanchullo” de los equipos B… No se puede hacer un equipo campeón de la noche a la mañana. No se pueden traer jugadores jóvenes a los que exigirles el primer año que deslumbren (Arias y Carrillo), no se pueden traer jugadores que crean que jugar en Portugal es bajar varios peldaños y no rindan al nivel que se les exige (Jeffren y Bojinov), no sepeude ignorar la cantera en un equipo que ha vivido de ella durante los últimos años, no se puede dejar al entrenador dando la cara cada vez que los resultados no acompañan y no asumir la responsabilidad que a cada uno le toca. A veces no se puede tirar por el camino más fácil ni siquiera aunque salga bien.

Sá Pinto: Apelando a lo emotivo
De todos modos, ahora toca el apelar a lo sentimental, modo “coraçao de leao”, porque, si escarbas un poco, resulta que la directiva no confiaba en Domingos desde hace tiempo, la afición tampoco (de ahí la manifestación de la afición al regreso de la derrota en Os Barreiros), ni los propios jugadores (según la prensa portuguesa el último desencuentro tuvo lugar tras la salida del once de Anderson Polga para dar paso al mal partido del mudo Rodríguez en Funchal), así que ha sucedido lo que tarde o temprano iba a ocurrir. Pues ya está, cuanto antes.

¿Qué sucederá si el temperamental Sá Pinto no es capaz de reconducir la situación? ¿Acabará quemado o será una nueva recreación de Paulo Bento, pero éste león de verdad? ¿Está ante su gran oportunidad o en la antesala de su tumba? Desde luego, con su llegada al banquillo de Alvalade, hay algo que sí está claro y es que Sá Pinto dirá lo que piensa, no se andará con remilgos y mucho me temo que la torpe comunicación sportinguista va a tener que asumirlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...