lunes, 13 de febrero de 2012

Rui Vitória (Entrenadores II)

Rui Carlos Pinho Vitória
16-IV-70, Alverca
Vilafranquense (02/05), Benfica (juveniles) (05/06), Fátima (06/10), Paçós Ferreira (10/11), Vitória Sport Clube (11/?)


Este profesor de educación física se ha convertido en una de las grandes esperanzas dentro de los jóvenes entrenadores portugueses que han surgido en los últimos años (Villas-Boas, Paulo Bento, Leonardo Jardim, Rui Bento y otros), primero haciendo unas fantásticas campañas con el modestísimo Fátima, al que ascendió a la segunda liga y consiguió la permanencia sin pasar apuros, con un exiguo presupuesto, y posteriormente por la gran temporada que realizó en su primer año en el Paços Ferreira, no sólo en liga, donde consiguió la permanencia con mucha solvencia sino también al llegar a la final de la copa de la liga después de vencer en la liguilla de cuartos de final al mismísimo FC Porto.
Como muchos entrenadores jóvenes comenzó en las categorías secundarias del fútbol portugués y pronto conoció las penurias de este fútbol, ya que el Vilafranquense les adeudaba alrededor de 8 meses de salario, posteriormente conocería el funcionamiento de un equipo grande, al entrenar a los juveniles del Benfica antes de incorporarse al Fátima, equipo al que llevó a sus mejores momentos con un fútbol organizado y vistoso, muy por encima del potencial del propio equipo.
Busca un equipo organizado, consistente defensivamente, con una preponderancia del juego colectivo, buen criterio a la hora de generar el fútbol ofensivo, con gran empeño y determinación, apostando siempre por jóvenes jugadores a los que no duda en dar la oportunidad.
La salida de Manuel Machado del Vitória de Guimaraes le ha dado la oportunidad de entrenar a uno de los históricos de la liga portuguesa, abandonando al equipo pacense para dirigirse a lo que prometía ser un proyecto mucho más ambicioso pero que, los graves problemas institucionales y económicos de la escuadra vimarense, lo han convertido en un auténtico tour de force para enderezar un equipo sin timón y con grandes deficiencias en la configuración de la plantilla.
Veremos si es capaz de llevar a buen puerto este proyecto y demuestra que, frente a las exigencias, puede liderar un equipo en serias dificultades y con la presión de situarse en la parte media-alta de la clasificación. No olvidemos que la afición vimarense s una de las más apasionadas del fútbol portugués y Guimaraes es una de las escasas localidades lusas que siente los colores locales por encima de los tres grandes omnipresentes en todo el país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...