miércoles, 21 de marzo de 2012

Vítor Baía (Grandes Jugadores VI)

Vítor Manuel Martins Baía
15-X-69, Sao Pedro da Afurada
FC Porto (1988-96), FC Barcelona (96/99), FC Porto (99/07)

Palmarés: 10 ligas portuguesas, 5 copas de Portugal, 7 Supercoapas de Portugal, 2 Copas del Rey (España), 1 Liga española,  1 Recopa (96/97), 1 Champions League (03/04), 1 Copa de la UEFA (02/03),  1 Copa Intercontinental (04/05)


Baía es natural del ayuntamiento que se encuentra al otro lado del Duero (Vila Nova da Gaia) así que es natural que, a los trece años el FC Porto lo reclutase del Académico Leça junto a un delantero llamado Domingos Paciencia. (la leyenda afirma que el ojeador del FC Porto había ido a ver a un delantero, Domingos, y a un portero… que no era Baía, que era el suplente de su club y que ese día jugó porque querían evitar que el FC Porto se llevara al entonces titular)
A los 16 años, antes de un partido de juveniles frente al Benfica, sus compañeros se dieron cuenta de que tenía un brazo más largo que el otro, junto al hormigueo que sufría en el brazo, por lo que los estudios médicos le detectaron una tromboflebitis. Después de tres difíciles meses Baía se reincorporó al fútboll e inició su meteórica carrera que, con 19 años lo llevarían a debutar con el primer equipo, en sustitución del mítico portero polaco Josef Mylnarczyk, para lo cual el joven portero había renunciado a otra situación que, con el tiempo, también se convertiría en mítica dentro del fútbol portugués, y es que para hacer la pretemporada con el primer equipo de los dragoes Baía tuvo que renunciar a la selección nacional sub20 que se convertiría en campeona del mundo de la categoría en Ryad (Arabia Saudí). Ese mismo año, dirigido por Artur Jorge, debutaría frente al Vitória Guimaraes, aprovechando una lesión del guardameta polaco, en el que realizaría una extraordinaria exhibición.
En el añ 91-92 batiría el record de imbatibilidad, hasta entonces en posesión de Bento (otro mítico portero, en este caso del Benfica) dejándolo en 1079 minutos cuando el hoy seleccionador Paulo Bento (entonces en las filas del Vitória Guimaraes) lo batió desde el punto de penalti.
En el año 90, Artur Jorge, lo llamó para debuta con la selección nacional, en el que sustituiría a Silvino Louro, entonces portero del Benfica y titular de la selección, en un partido frente  Estados Unidos en el que también debutarían Jorge y Fernando Couto.
A partir de esta época la presencia del portero se haría habitual en la primera línea del fútbol portugués, y después de su gran prestación en la Eurocopa del 96, a cambio de un millón y medio de euros se incorporaría al FC Barcelona.



En el equipo blaugrana tuvo un buen inicio, aunque tampoco podemos decir que su experiencia en la ciudad condal haya sido excesivamente brillante, simplemente cumplió pero nunca llegó a cumplir todas las expectativas puestas en el entonces considerado mejor portero del mundo. Una lesión y la llegada de Louis Van Gaal al banquillo prefiriendo al también holandés, y muy buen portero, por cierto, Ruud Hesp, provocó que Baía fuera inquilino habitual del banquillo y, cansado de esta situación, hizo el camino de vuelta en dirección a la ciudad Invicta en el 99 (Razón por la cual en esta segunda etapa jugaría con ese dorsal).
Su vuelta a Oporto tampoco sería muy fácil, aunque empezó jugando y fue el portero titular de la Eurocopa del 2000 (en la que Portugal caería frente a Francia en semifinales).  A partir de ese momento se sucedieron las lesiones (tuvo cuatro operaciones en la rodilla), y aunque volvió a recuperar la titularidad en el mundial 2002, la mala actuación de las selección das quinas provocó que sólo fuese internacional una vez más y que con la llegada de Luiz Filipe Scolari nunca fuera llamado originándose uno de los grandes debates nacionales.
Por otro lado, en el FC Porto las cosas no continuaron muy bien para él con la llegada de José Mourinho al banquillo, con el cual, inicialmente, tuvo ciertos problemas que originaron un expediente disciplinar, pero una vez superadas estas desavenencias se convirtió en indiscutible en la portería dos dragoes con quien conseguiría ligas, una UEFA, una Champions League y la Intercontinental del año siguiente. Durante es eperiodo, en el año 2004, volvió a batir su plusmarca de minutos imbatido dejándolo en 1192 minutos (las quinta mejor marca de la historia). Esta gran época llegó a su final cuando Adriansee decidió poner a Helton en la titularidad después de un flojo partido de Baía frente al Estrela da Amadora en el año 2006 que lo llevó a la suplencia del brasileño y que en años posteriores lo convertiría en un jugador más importante en el vestuario que sobre el campo, situación que se mantendría durante el periplo de Jesualdo Ferreira en el banquillo hasta su definitiva retirada el 20 de mayo del 2007, como titular, frente al Desportivo das Aves, con el que el FC Porto consiguió el campeonato nacional de ese año.


El anuncio de su retirada definitiva tuvo lugar el 13 de junio de ese mismo año en el estadio do dragao, junto al presidente Jorge Nuno Pinto da Costa, dejando para la historia el que, sin duda alguna, es el portero más importante de la historia moderna de Portugal y que, quizá, si hubiera llegado en una mejor época deportiva para el FC Barcelona –como sabemos, la era Van Gaal fue bastante controvertida pese a los títulos obtenidos-, se hubiera convertido en uno de los más importantes del mundo sin duda alguna.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...