lunes, 5 de marzo de 2012

Nani (Portugal Exporta II)

Luís Carlos Almedida da Cunha, Nani
17-XI-86, Praia (Cabo Verde)
1´75 y 68 kg
Extremo
Sporting y Manchester United

Cuando el Manchester United invirtió 25 millones y medios de euros en la adquisición de este joven jugador, entonces con 21 años, muchos pensaron que los reds se estaban precipitando e la búsqueda de un nuevo Cristiano Ronaldo. Los primeros años del joven de origen caboverdiano en Old Trafford, a la sombra del jugador madeirense, parecían confirmarlos, ya que el jugador de origen caboverdiano no acababa de encontrar su lugar en los reds, y era considerado uno de los bluffs más escandalosos del año, desaprovechando sus escasos partidos como titular y no aportando mucho desde el banquillo. Pero todo cambió cuando Cristiano Ronaldo puso rumbo a Madrid, aunque Alex Ferguson había buscado en Valencia a sus sustituto, y aprovechando las lesiones del ecuatoriano, Nani se ha ido afirmando poco a poco como un jugador de extraordinario rendimiento, con jugadas espectaculares, goles y asistencias –quizá el punto en el que más ha mejorado- ganándose poco a poco su lugar propio en el United.

Nani llegó a Portugal de niño y se crió en las calles de Amadora, como otros muchos jugadores, desde Jorge Andrade a Diego Salomao, amigo de infancia del ex-jugador del Valencia Manuel Fernandes. A los nueve años ingresó en los alevines del Real Massamá. Cuando tenía 13 años, su padre volvió a Cabo Verde mientras que su madre emigró a Holanda, por lo que se quedó viviendo con su tía y se volcó en el fútbol, donde coincidió con el futbolista, actualmente en el West Ham, Ricardo Vaz Tê. En Massamá no jugaba de extremo sino de mediocentro, donde su fútbol ágil y espectacular ya llamaba mucho la atención, por lo que no es de extrañar que a los 17 años, entrenase a la vez con el Benfica (donde estaba su amigo Manuel Fernandes) y en Alcochete –aunque ninguno de los dos lo sabía-, acabaría quedándose en el Sporting porque allí le ofrecieron un contrato, donde en dos años fue uno de los jugadores más determinantes del equipo juvenil. De tal modo que en la pretemporada 05/06, José Peseiro lo llamó para trabajar con el primer equipo, y nunca volvió atrás. Pero sería la llegada de Paulo Bento la que le daría el empujón definitivo, y permitió que la velocidad, técnica y fantasía del muchacho de Praia comenzase a llamar poderosamente la atención, aunque en su segundo año, el que debería ser de su afirmación, tuvo un bajón que lo envió al banquillo, aunque finalmente fue un jugador clave para conseguir la copa de Portugal del 2007.

Ese verano, su vida cambiaría radicalmente al incorporarse al Manchester United, bajo la atención de Carlos Queiroz y de Cristiano Ronaldo, con quien llegó a vivir al principio. Pero sus primeras temporadas allí, como ya hemos señalado, no fueron muy acertadas, incluso después de la salida de Cristiano Ronaldo del club, incluso se barajó la posibilidad de cederlo… hasta que, en la segunda mitad de esa temporada explotó definitivamente, se convirtió en titular absoluto, y comenzó a mostrar la variedad de regates, goles, asistencias y extraordinarias jugadas hasta convertirse en un jugador de referencia en Old Trafford. De todos modos hay algo que no acaba de convencer a Ferguson, porque entre unas cosas y otras, el portugués no acaba de adquirir la etiqueta de imprescindible, bien sea por la presencia de Valencia o de Young, de una inoportuna lesión que lo hacen parar un par de semanas, o por algún partido más gris, pero algo sucede para que no acabe de ser el jugador de referencia que se pretendía de él sin dejar de ser, por eso, un extraordinario jugador de primer nivel europeo.
Con la selección portuguesa debutó frente a Dinamarca, el 1-IX-2006, pero no sería hasta la renuncia de Simao a la selección cuando repitiese, por fin, las extraordinarias exhibiciones que había realizado con su club. La llegada de Paulo Bento al equipo de las “quinas”, entrenador que ya había mostrado su enorme confianza en el jugador, no hizo más que reforzar su influencia y participación en el equipo nacional.




Nani es un jugador ambidiestro, al igual que Cristiano Ronaldo, con una técnica muy depurada, con un 
dribbling fácil, sobre todo en carrera, aunque también posee un cambio de ritmo vertiginoso, con el balón pegado a su pie con el que parece que hace juegos malabares. Es un jugador fantasista, es muy difícil seguirle porque es imprevisible en sus movimientos y nunca se sabe hacia qué lado va a salir. Posee un remate poderosísimo, tanto en carrera como a balón parado.






No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...