domingo, 25 de marzo de 2012

Fabio Coentrao (Portugal Exporta VI)

Fabio Alexandre da Silva Coentrao
11-3-88, Vila do Conde
1´79 y 68 kg
Lateral / Extremo izquierdo
Rio Ave (04/07), Benfica (07/08), Nacional (cedido, 07/08), Zaragoza (cedido, 08/09), Rio Ave (cedido, 08/09), Benfica (09/11), Real Madrid (11/?)


 Desde muy joven, a Coentrao se le ha apodado en Portugal como “o Figo das Caxinas”, porque de este popular barrio de Vila de Conde es oriundo el actual jugador del Real Madrid (al igual qu eotros futbolistas conocidos en Portugal como Postiga, Paulinho Santos o Salvador Agra, reciente fichaje del Betis), y desde siempre se ha esperado que de una vez por todas explitase como la gran promesa que parecía ser desde que debutara en el Rio Ave (17 de abril de 2005 frente al Nacional de Madeira), y, antes de incorporarse al Benfica, después del descenso del Rio Ave a la segunda división, estuvo en una serie de entrenamientos con el Chelsea, al mando de José Mourinho. Esa temporada llegó a debutar con el Benfica, entonces entrenado por José Antonio Camacho, equipo con el que jugó unos pocos partidos, pero no conseguiría afirmarse, ni la situación del equipo en aquel momento lo permitía, y en el mercado de invierno saldría cedido con dirección a Madeira. Ahí comenzó un oscuro periodo en el que cesión tras cesión, daba la impresión de que el jugador se estancaría, como le había ocurrido a otras grandes promesas lusas anteriormente. Una de esas cesiones tuvo lugar en el Zaragoza, en el que todavía recuerdan su “peculiar” y nada fructífero paso por el club maño (Aquí están algunas "anécdotas"). Esa temporada la acabaría de vuelta en casa, en el Rio Ave, con un rendimiento bastante aceptable.

Cuando en la pretemporada del año 2009, todo el mundo esperaba una nueva cesión, el entonces nuevo entrenador del Benfica, Jorge Jesús, cambió definitivamente la vida del prometedor extremo, situándolo como… lateral izquierdo (posición en la que nunca había jugado), y el jugador vilacondense se adaptó como un guante a la idea del entrenador de Amadora con su sacrificio defensivo, su pundonor y su evidente capacidad para el desborde, el centro. Así que el Benfica tenía un extremo con futuro y en poco  tiempo, acabó teniendo uno de los laterales izquierdos más apetecibles de todo el continente. Esa temporada no pudo acabar mejor, pues el Benfica fue campeón de liga después de una extraordinaria temporada. Además, debutó con la selección nacional en el play off del campeonato del 2010 ante Bosnia Herzegovina, acudió al mundial de Sudáfrica, en el que fue titular y uno de los jugadores señalados por todos los técnicos. Incluso el diario L´Equipe lo incluyó en el once ideal del año 2010

En el verano del 2010, ya se hablaba de la salida de Coentrao con destino a diversos clubs europeos, se habló con mucha insistencia del Bayern Munich, pero el jugador prefirió permanecer en el Benfica, bien aconsejado, para intentar confirmar todo lo bueno que había apuntado la temporada anterior en la que, no lo olvidemos, era la primera vez en su vida que jugaba de lateral izquierdo. Aunque el Benfica no realizó una temporada tan completa como la anterior, el jugador vilacondense continuó ofreciendo un rendimiento muy alto a lo largo de toda la campaña, por lo cual nadie dudaba ya de sus cualidades y de su adaptación al lateral izquierdo en la que, además de sus innatas condiciones ofensivas, había llegado a mejorar su capacidad defensiva; su posicionamiento, evitar ser desbordado por los extremos rivales, acudir con limpieza y rapidez al corte, o las correcciones horizontales a los centrales.
Así que su salida de A Luz y su llegada a un grande europeo no extrañó a nadie, y la presencia de José Mourinho en el Bernabeu agilizó su aterrizaje a Madrid donde debía hacer frente a varias situaciones, el precio (más de 30 millones de euros), la competencia de Marcelo, dueño de la banda izquierda merengue y la enorme presión que tiene cualquier jugador del equipo blanco y que en nada se parece a la que hay en otros equipos europeos sean del nivel que sean, pues en Madrid todo se magnifica y los jugadores no lo perciben hasta que llegan.

El hecho de jugar de mediocentro en los primeros partidos de pretemporada y de liga, puede que no ayudasen mucho a Coentrao, pues lo situaban claramente por detrás de su rival en el lateral izquierdo en la lucha por la titularidad, y sus actuaciones cuando por fin pudo jugar en su puesto no pasaron de discretas, aunque tampoco habría que achacarle mayores errores, así que tampoco se entiende la desconfianza creada a su alrededor, y quizá habría que dejarle crecer dentro del equipo, si contase con mayor regularidad y confianza dentro del once. El debate generado en torno a su precio, o a su contratación, no deberían ensombrecer la calidad que el jugador ya ha demostrado y que, suponemos, no habrá perdido en estos meses, aunque situaciones como la ocurrida con su fiesta de cumpleaños y las imágenes que han trascendido a la salida de la misma no ayuden mucho a ser aceptado por los aficionados blancos. Lo que necesita Coentrao ahora mismo es confianza y tranquilidad, tiempo y muchos minutos para demostrar el nivel al que jugó en el Benfica. Pero también él debe asumir la dificultad que representa este reto, y que, además de sus cualidades deportivas, deberá demostrar sacrificio y una fuerza mental muy grande para hacerse con un sitio en el exigente y dificilísimo Real Madrid.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...