viernes, 2 de marzo de 2012

Bebe (Portugal Exporta I)

Tiago Manuel Dias Correia, Bebe
12-VII-90, Cacém
1´90 y 77 kg
Extremo
Estrela da Amadora, Vitória Guimaraes, Manchester United, Besiktas.


El verano de la temporada 2010 quedó marcado por el fichaje sorpresa de un jugador portugués a quien nadie conocía –había sido fichado por el Vitória Guimaraes ese mismo verano pero no había llegado a jugar ningún partido oficial- y por el que el Manchester United desembolsó 9 millones de euros –las cosas de Jorge Mendes-. Entonces, todos se preguntaron quién serí este jugador y de dónde habría salido, y en cuanto se supieron elementos de su pasado, sus humildísimos orígenes, su estancia en una “casa de gaiato” (que en castellano es una casa de acogida), su participación en un mundialito de los “sin-techo”…, lamentablemente, su primera temporada en Old Trafford tuvo más participaciones con el equipo B que con los Red Devils, y al inicio de la actual temporada fue cedido al Besiktas, donde estaba dispuesto a demostrar su valía hasta que una desafortunada lesionen el amistoso sub21 con Eslovaquia, le ha puesto en peligro prácticamente toda la temporada 2011/2012. ¿Se habrá roto el cuento de hadas o esta lesión no será más que un nuevo capítulo que debe superar el héroe?

Bebé, porque su hermano no era capaz de llamarle Tiago y le llamaba así, nació en Cacem, donde vivió con su madre y tres hermanos. A los diez años, por incapacidad de su madre, se fue a vivir a la casa de acogida, bajo la vigilancia de su abuela, donde creció y se formó –según el padre Arsenio tuvo que fregar muchos platos y muchas cocinas por su actitud bastante díscola-, allí comenzó a jugar al fútbol, pero a muchos partidos o entrenamientos no podía acudir debido a que no había cumplido sus tareas. Poco después se incorporó al Loures, equipo en el que realizó toda su formación hasta los juveniles.
En el 2008, con 18 años, representó a  Portugal en el mundialito de los sin techo, donde llamó la atención de algunos clubes. El Estrela Amadora, entonces en la primera división, apostó en él y lo incorporó a sus filas, pagándole su primer salario, 1300 euros, e incorporándolo a los juveniles. Al final de esa temporada, debido a su descenso administrativo a 2ª B, y a la falta de jugadores absolutos, apostó en Bebé, que fue una de las revelaciones del campeonato, 26 partidos / 4 goles llamando la atención de muchos equipos. En el equipo de Amadora intentaron dominar poco a poco su carácter, con conversaciones no siempre agradables para que enderezase el camino y aprovechase la salida que le ofrecía el fútbol.


Manuel Machado, cuyo olfato para el talento es indudable, apostó con mucha fuerza para incorporarlo al Vitória puesto que ya había querido hacerlo en el Nacional. En los dos meses que estuvo en el Vitória, sin jugar, por tanto ningún partido oficial, su nombre comenzó a estar en boca de muchos equipos grandes europeos, hasta que Alex Ferguson, aconsejado por Carlos Queiroz, se adelantó a todos y puso más de 9 millones de euros encima de la mesa para incorporarlo a sus filas.
Y de ahí hasta hoy. Una historia bonita, ¿verdad?
Ahora, como en cualquier cuento como el que parece vivir el joven delantero de Cacem, vienen las dificultades, y es que en su primer año en Inglaterra apenas contó para el primer equipo, participando con el equipo de reservas y, como ya hemos comentado, durante esta pretemporada, en la que fue cedido al Besiktas turco, en el que militan otros portugueses como Simao, Almeida o Quaresma –y que, además, ahora entrena otro portugués como el ex del Sporting Carlos Carvalhal-, se lesionó de gravedad y no ha podido demostrar el nivel que posee.
Ahora bien, se ha hablado mucho de Bebé, pero cuáles son sus características futbolísticas. Bebe es un jugador poderoso físicamente,  que no sólo se impone por esa fortaleza sino que acompaña su capacidad atlética con una técnica bastante aceptable, velocidad y habilidad con el balón en los pies. Es, además, un jugador capaz de improvisar en el uno contra uno, de generar juego, más que de ser un rematador nato. Pese a ello le quedan muchas cosas por aprender, sobre todo tácticamente, lo cual resulta evidente, puesto que no ha jugado a gran nivel todavía con asiduidad, apenas lo hizo en su temporada con el United, y recordemos que no llegó a debutar con e Vitória en su pretemporada allí. Otra cosa que le queda por mejorar es su remate de cabeza, cosa curiosa pese a medir 1´90.
Veremos que sucede cuando se recupere y si se confirma como la gran promesa por la que vale la pena invertir 10 millones de euros o en un simple negocio más de Jorge Mendes que acabará jugando en diversos países con más luces que sombras





No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...