martes, 6 de marzo de 2012

Axel Witsel (Volarán lejos II)

Axel Witsel
12-I-89, Lieja, Bélgica
Centrocampista
1´83 y 73 kg
Standard Liège, Benfica


El peinado cambia, la calidad mejora.

Proeniente de una familia con orígenes en la Martínica, Witsel empezó a jugar al fútbol en un modesto equipo de Lieja (el Visé), pero con 9 años ya se incorporó a la cantera del Standard, club en cuyo primero equipo hizo su debut con sólo 17 años –sustituyendo al hou jugador de su gran rival del norte Defour-. Ese año jugó ya 17 partidos con los “rouge” de Lieja marcando dos goles. En la temporada siguiente ya compartía con él el mediocampo del Standard, siendo premiado como mejor jugador joven de la liga, y ambos se convirtieron en objetivo de buena parte de los grandes europeos. Sin embargo, cuando parecía tener a media Europa, el 30 de agosto del año 2009, en un partido de liga frente al Anderlecht, una terrible y desproporcionada entrada suya le rompió la tibia y el peroné al polaco Marcin Wasiliewski, lo que, además de la sanción de 8 partidos, y las durísimas críticas, le costaría ser noticia en todos los noticiarios deportivos llegando a recibir incluso amenazas de muerte, además de fama de "chico malo", que hicieron mella en su carácter.



Esa situación supuso un antes y un después en la vida deportiva de Witsel, que de estar en todas las agendas, incluso Marca le dedicó una portada como futurible de la casa blanca, poco a poco comenzó a desaparecer de las conversaciones futbolísticas cuando si nivel de juego no se había resentido por este hecho y su currículo presentaba méritos suficientes como para contrarrestar un momento de ofuscación, y es que durante las cinco temporadas que ha completado en Bélgica, fue escogido en dos de ellas como el mejor jugador del año y, sin duda alguna, es una presencia imprescindible en los diablos rojos. Pero, su nombre desapareció paulatinamente de las conversaciones y esta périda de atención de los grandes equipos europeos, posibilitó que, por mucho menos de lo que se había hablado en temporadas anteriores, el jugador haya llegado a Lisboa. Porque el Benfica no lo dudó y se lanzó a su adquisición buscando un hombre de refuerzo para su maltrecha medular –Witsel puede jugar tanto de medio centro, como ligeramente caído hacia cualquiera de las bandas, incluso, aprovechando su potencia, como medio ofensivo- demasiado dependiente del trabajo en solitario de Javi García, para tapar así la principal laguna de su juego.



Si el belga poseía una fuerte personalidad en el campo, probablemente su “pérdida de estribos” con el jugador del Anderlecht lo hizo más fuerte mentalmente –algunos jugadores que están en boca de todos deberían aprender cómo reaccionar ante un hecho semejante, para lo cual no hay más que ver su comportamiento posterior-porque sus cualidades futbolísticas son bien conocidas de todos y aporta a la medular encarnada su trabajo, disciplina táctica y fortaleza física que se le suponen a cualquier mediocentro. Aunque todos situamos al belga en una posición de acompañamiento en el centro del campo, incluso como medio centro defensivo si se tercia, sus inicios de extremo le ayudan a tener una cultura ofensiva muy desarrollada, apareciendo sorpresivamente en situaciones ofensivas y generando peligro, pues sorprende con su presencia a los defensas rivales y finalizando las jugadas con un potente disparo, que le ha dado una cifra bastante respetable de goles durante los últimos años. Dueño de un físico privilegiado el belga es un pulmón en el mediocampo, presionando a los rivales, ocupando espacios, corriendo incansablemente hacia delante y hacia atrás, sirviendo de apoyo para desahogar el juego y a sus compañeros y siendo capaz de dar el pase necesario para generar peligro y romper las defensas rivales , porque esa es su principal virtud y la que lo distingue de cualquier mediocentro trabajador, potente y que sepa mantener la posición, que sabe jugar al fútbol, no le quema el balón en los pies, juega con la cabeza levantada, sabe cambiar el ritmo, lee los partidos como si fuese un veterano cuando sólo tiene 23 años...



Y es que, si sigue rindiendo a ese nivel, a mí no me cabe la más mínima duda de que tarde o temprano el nombre de Witsel volverá a las agendas de los grandes clubs europeos que, ahora sí, deberán rascarse el bolsillo, ya sabemos que las "aguias" nunca venden a bajo precio.

Actualización a 3 de Septiembre de 2012
El presidente del SL Benfica lo había dejado muy claro, o se paga la cláusula de rescisión o el jugador no saldría de A Luz. El Real Madrid, no quiso hacerlo, intentó negociar en vano. Una vez cerrado el mercado en Portugal y con Javi García vendido al City, El Zenit se ha venido arriba, y una vez que había puesto 60 millones por el jugador del FC Porto, Hulk, sí ha llegado a esos 40 millones que exigía el Benfica, poniendo a su presidente en un grave aprieto ante las próximas elecciones y el enorme enfado de la afición encarnada que ve como su equipo se queda con el centro del campo en cuadro.
Para Witsel empieza una nueva etapa. Lo que me pregunto es si en el futuro escucharemos algo parecido a "Witsel desea abandonar Rusia" en cualquier medio de comunicación.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...