viernes, 4 de mayo de 2012

¿Qué pasa con el Uniao Leiria?



El mismo día en el que el FC Porto ganó una nueva liga, en algunos medios de comunicación se hizo una breve referencia ala vergonzosa situación del Uniao de Leiria que, se presentó con sólo 8 jugadores de campo (por cierto, ninguno perteneciente al emblema do lis, sino todos cedidos por otros conjuntos) frente al Feirense que, acabaría ganando el partido por 0-4 (Situación que tampoco es baladí, pues esa victoria del equipo de Santa María da Feira acerca al descenso a la liga Orangina nada más y nada menos que al finalista de copa, la Académica de Coimbra).
Así que mientras todos veíamos dar saltos a los aficionados del FC porto por los Aliados y demás calles de la capital del Duero, nadie prestaba atención a un hecho realmente vergonzoso y gravísimo, como que un equipo salga a un campo de fútbol con sólo 8 jugadores (y de momento vamos a dejar a un lado cualquier comentario sobre la situacióneconómica y social del Leiria, que también tiene tela).

Ya he comentado por aquí, que el peor mal de la liga de fútbol en Portugal es el mercado que hay alrededor de la misma, en la que no hay modo de sacar adelante un proyecto mínimamente consistente en el que temporada tras temporada los jugadores permanezcan en el mismo equipo y puedan evolucionar con él. Desde los equipos grandes, que no nos confundamos, tienen que vender porque sus pasivos son muy elevados, a los equipos pequeños que cada verano deben remozar prácticamente un 80-85% de sus plantillas, ningún equipo portugués puede permitirse realizar los consabidos retoques a su plantilla para seguir una línea más o menos definida según sus posibilidades o intereses. Aquí no, cada temporada hay que rezar para que al menos 5 ó 6 de los fichajes salgan bien y el equipo pueda encontrarse en una buena posición en la tabla, y si hay alguna posibilidad para que los jugadores incorporados sean pagados por otros equipos o empresas, mejor.
Así en los últimos años hemos visto a equipos históricos pasar gravísimos problemas (Farense, Belenenses o Boavista) o prácticamente desaparecer (Salgueiros, Estrela da Amadora o Campomaiorense) sin que en la liga de fútbol ni en la federación tomasen las medidas adecuadas ya no para evitarlo sino, por lo menos, para intentar que esos hechos no sucediesen de nuevo.

Joaso Bartolomeu, polémico  (Dejémoslo ehí, por el momento) 
presidente del Uniao Leiria 
Actualmente, salvo los grandes, no hay equipo en el que no haya problemas de pago, tampoco aquí hay que recurrir al Uniao Leiria, sino a otros equipos históricos como el Vitória Setúbal o el Vitória Guimaraes (donde su nuevo presidente está pagando las mensualidades de principios de año… a los jugadores, que otra cosa son los empleados del club… y, ojo, estamos hablando de mensualidades que, en el caso de los empleados, rondan, con suerte, los 600 euros, no vayan a pensar otra cosa), pero el caso más grave es, evidentemente el del equipo de la ciudad do lis.
Ya hemos visto que en Leiria, hay un estadio de fútbol nuevo, realizado para la Eurocopa del año 2004, muy coqueto, por cierto, como se suele decir en estos casos, al pie del castillo de esta ciudad. Bien, pues al inicio de temporada, el equipo decidió ir a jugar a Marinha Grande, una localidad situada a unos 10 kilómetros.
La plantilla, como sucede habitualmente en estos casos, se hizo tarde y con muchos jugadores cedidos, en el último momento por diversos clubs en los últimos días de mercado. Aún por encima, su entrenador, Pedro Caixinha (al que habían dado la oportunidad de debutar en la primera división después de haber sido ayudante de Couceiro en su periplo por varios países asiáticos), decidió bajarse del barco en cuanto vio el rumbo que estaba tomando.

Dominguez y Oceano, ¿Qué hacer cuando el barco se hunde?

Los resultados no llegaron, los cambios de entrenador se fueron sucediendo, y ni siquiera el mítico (esto lo digo yo) Manuel Cajuda pudo hacer nada para enderezar la nave, que acabará yéndose a pique con el entrenador del equipo juvenil, José Dominguez si antes no decido tomar el mismo camino que sus jugadores.
De todos eran conocidos los problemas del equipo leiriense para pagar a sus jugadores y de las declaraciones y amenazas de estos, pero todos nos vimos sorprendidos por la noticia de la rescisión en grupo de toda la plantilla (a excepción de los jugadores cedidos, que cobran de los clubs que los han cedido), por ser un hecho que yo nunca había visto en el mundo del fútbol.
El esperpéntico espectáculo ofrecido por el equipo frente al Feirense, y la situación relativa al jugador Alphouseyni Keita, al que su propio presidenteacusó de haber robado seis mil euros de las oficinas del club, ponen la guinda a esta suma de despropósitos que amenazan con hacer desaparecer del mapa futbolístico al emblema “do lis”
Keita, poco después de incorporarse al club.
No sabía lo que le esperaba

¿Cómo está a día de hoy la situación del Uniao Leiria?. Bien, pues hoy el equipo sólo tiene 11 jugadores, con la incorporación de tres juveniles que se han unido a los ocho que quedaban del domingo, el presidente amenaza con retirar al equipo de la competición si no retornan los jugadores que han rescindido su contrato, y el sábado les espera el Benfica en A Luz.
A ver si esp posible que esa presencia en un palco sobre el que siempre ha muchas miradas puestas para que, de una vez por todas, alguien tenga un poco de vergüenza ajena y ponga remedio a este desastre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...