martes, 31 de julio de 2012

Roderick Miranda (Series Medias V))

Roderick Jefferson Gonçalves Miranda
 30-III-91, Odivelas
1,90 y 80 kg
Defensa Central
Odivelas, Benfica, Servette (cedido), Deportivo (Cedido)



Hijo del antiguo jugador del Estrela Amadora y del S. Covilha, Ademir, Roderick (pronunciar de forma aguda, aunque os suene extraño), que tiene contrato hasta el año 2017 y una cláusula de rescisión de 30 millones de euros, podría ser el central del futuro del Benfica, siempre y cuando, claro está, Jorge Jesús se atreva a dar un paso al frente y le de la confianza que necesita para encaramarse a la titularidad del equipo de las aguias.

En sus inicios en el club de  su localidad natal, Roderick jugaba de delantero, y precisamente en esa posición fue ojeado por Nene para incorporarlo al Benfica
Una vez que se incorporó al emblema de a Luz fue retrasando su posición en el terreno hasta que el segundo año de juvenil se incorporó definitivamente al centro de la defensa. En ese año conquistó su primer título y debutó con la selección de las quinas en el sub17.
Desde el final de su etapa juvenil  su nombre empezó a sonar como futuro hombre fuerte de la defensa benfiquista, pero no acabó de encontrar su sitio en el primer equipo, aunque Jorge Jesus sí le fue dando oportunidades en las pretemporadas aunque todavía le falta dar el salto, por lo que, después de haber estado una temporada prácticamente en blanco, el pasado año fue cedido al Servette suizo entrenado por el mítico entrenador portugués Joao Alves (o luvas pretas), equipo que, como sabemos tuvo una serie de problemas a lo largo de la temporada, que provocaron la salida y el posterior regreso de técnico portugués, pero donde el jugador encontró cierta regularidad, acabando la temporada con 25 partidos (22 como titular), jugando muchos minutos en total, que era lo que necesitaba (2053).
Pero tampoco, esta pretemporada, ha acabado por convencer al entrenador de Amadora, jugando varios partidos como mediocentro defensivo y su puesto en la plantilla parece cerrado por el brasileño Jardel y Miguel Vítor (los titulares Luisao y Garay, ya se dan por supuestos), por lo que su salida en dirección a Coruña aprece ser un nuevo paso adelante para el central de Odivelas; la duda es saber si el jugador tendrá ya la madurez suficiente para enfrentarse al reto de la primera división española.



Comparado con el antiguo central brasileño, que militó en el Benfica y el Olympique de Marsella, Carlos Mozer, con decisión y rápido de ideas, Roderick tiene una gran facilidad para posicionarse lo que, pese a no ser muy rápido, le permite ganar balones divididos o forcejeos con los rivales. Por otro lado, esa aparente lentitud, le hace tener dificultades en los balones en profundidad a la espalda. Además, es un jugador bastante hábil técnicamente –como buen central moderno- y ofrece cierta salida de balón sin ser tampoco demasiado exigentes. Defensivamente sabe mantener la posición y su físico, más de uno noventa de altura, le permite ser un baluarte difícil de superar, sobre todo por alto. Debe mejorar su posicionamiento, un poco dado a quedarse en la cueva, además debe medir un poco más ciertas entradas y evitar cierto exceso de ímpetu.
Como decimos muchas veces en relación a los centrales, es importante saber cómo va a asimilar los conceptos defensivos del equipo deportivista, puesto que no es lo mismo jugar en equipos que juegan muy atrás, con apoyos constantes de los mediocentros que en una liga en la que los centrales deben asumir mayores riesgos y los defectos puedan quedar más a la vista. Del mismo modo, el salto de calidad es evidente, pero si el jugador pretende alcanzar la titularidad en el Benfica debe dar ese salto de calidad tarde o temprano y se encuentra ante una situación ideal para hacerlo. Personalidad tiene, condiciones físicas y técnicas también, lo mismo que tranquilidad y presencia, pero no es un jugador que llegue al Deportivo para liderar la defensa sino para seguir trabajando y puliendo sus buenas maneras de cara al futuro

Una vez acabada la temporada, supongo que poco le ha aportado al jugador después de no haber estado a la altura en el Deportivo (aunque habría que decir que estuvo en un momento en el que las cosas no le iban bien a nadie en el equipo herculino) y de haber jugado mu poco con el Benifca en su regreso al equipo encarnado (pero sí, Jesus le dio algunos minutos cuando volvió a A Luz por mucho que pueda sorprendernos).
Yo sigo pensando lo mismo del jugador, que puede ser un central útil para un equipo de primera división siempre que madure y evolucione en su juego, cosa que este año no ha ocurrido mucho, pero Jesus confía en él y algo habrá visto el entrenador de Almada en él para seguir dándole confianza pese a todo. La posible salida de Garay del equipo y la escasa confianza que Jesus tienen en Miguel Vítor quizá le ofrezca alguna oportunidad, al menos, en la próxima pretemporada.

2 comentarios:

  1. Pues no sé si el Deportivo es la mejor opción para crecer sin responsabilidades. Con la marcha de Colotto hay un agujero importante en el centro de la defensa y los jugadores que participen tendrán que dar el 100% desde el primer momento. Veo bastante inestabilidad desde el primer momento en esta posición.

    Por cierto, enhorabuena por el blog, tiene una gran cantidad de información de gran interés. Ánimo y espero que siga adelante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. @Unknown
      Si quiere ser el central del Benfica, desde luego que debe aprovechar la oportunidad que le ofrece el Depor. Es como el león que debe cazar el Masai para dar el salto a la edad adulta y mostrar que puede jugar en el Benfica. En caso contrario tendremos otro jugador para equipos o ligas secundarias. Veremos si el Depor se le queda grande o está a la altura, yo mismo tengo mis dudas porque el equipo necesita alguien que recoja los galones que deja Colotto

      Eliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...