viernes, 5 de octubre de 2012

Miguel Lopes (Series Medias V)


Hugo Miguel  Almeida Costa Lopes
19-XII-86, Lisboa.
1´82 y 79 kg
Lateral Derecho
Operario, Rio Ave, FC Porto, Betis (Cedido), FC Porto, Sporting Braga (Cedido), FC Porto



Si hay alguien que tenga mucho tiempo libre, o que no esté muy bien de la cabeza, que haya estado en este blog con anterioridad, sabrá que a la hora de analizar la carrera de los diversos jugadores que han aparecido por aquí, siempre hacemos referencia a las cesiones a las que “se han visto sometidos” la mayoría de los jugadores que dan el salto desde la categoría juvenil hasta el fútbol profesional –y que es algo que no sólo sucede con los equipos grandes que, para algunos jugadores supone un escalón intermedio antes de su afianzamiento en un equipo de la máxima categoría, o lo contrario –cosa que sucede con muchos más, por cierto-. De entre los últimos jugadores que han sabido aprovechar esa situación, y a falta de su consagración definitiva en el FC Porto, debemos destacar a Miguel Lopes –aunque, en su caso, él no sea un jugador que haya sido formado en el la cantero oportista-; primero con una excelente campaña en el Betis, con el que acabó ascendiendo a primera, completamente asentado en el once inicial del equipo verdiblanco, lo que no fue suficiente para regresar a O Dragao al año siguiente, por lo que, tras una fallida cesión al Zaragoza al principio de la pasada temporada (no pudo concretarse al tramitarse su ficha una vez que se había cerrado el mercado) tuvo que esperar hasta el mercado de invierno para volver a aprovechar otro préstamo, esta vez al Sporting Braga, para volver a reivindicarse en el flanco derecho de la defensa, de tal modo que, incluso acabó formando parte de la convocatoria de la selección nacional en la Eurocopa de Polonia/Ucrania y le ha servido para formar parte de la plantilla oportista para esta temporada, aunque inicialmente parte por detrás de Danilo en la lucha por la titularidad.



Formado en el Olivais, donde llegó a jugar en todas las posiciones, incluso en la portería, tanto él como su hermano gemelo Nuno, acabaron incorporándose en categoría juvenil al Alverca, equipo en el que jugó ya como lateral derecho porque era la posición que necesitaba el equipo en ese momento, donde pronto comenzó a llamar la atención, de tal modo que al final del verano del año 2005 se incorporó al Benfica, pero jugó muy poco, y lo hizo como extremo y no como lateral. La temporada siguiente se incorporó al Operario, modesto equipo de las Azores, entonces en 2ª división, en el que recuperó su posición en el flanco derecho de la defensa y sus grandes actuaciones le abrieron las puertas de la primera división, en el Rio Ave. Dos grandes temporadas en el equipo vilacondense provocaron que los tres grandes pusiesen sus ojos en el lateral lisboeta como suele ser habitual en el mercado portugués con cualquier jugador que hace un año relativamente bueno



. Finalmente sería el FC Porto el que se llevaría el gato al agua, pero por una razón o por otra, lesiones y falta de confianza del técnico, Miguel Lopes no acabó de tener una oportunidad con los dragoes, pero tuvo la fortuna de aprovechar las cesiones que le propuso el club de As Antas; primero en el Betis, al que ayudó a volver a 1ª división, siendo un jugador muy importante en la defensa heliopolitana. Aunque el equipo sevillano quiso contar con sus servicios en primera, la falta de acuerdo con el Betis, las dudas del FC Porto en relación a los laterales y el mercado, impidieron su fichaje por el Zaragoza en el límite del fin de mercado.



Lejos de venirse abajo por esa situación, estuvo cinco meses entrenando en solitario, el lateral aprovechó la oportunidad que le brindó el Sporting Braga en el mercado de invierno haciéndose con la titularidad en el flanco izquierdo de la defensa de los gverreiros do Minho (volviendo a demostrar su polivalencia), y vio premiado su esfuerzo con la convocatoria para la selección nacional que, en esta temporada sí, puede abrirle definitivamente las puertas del FC Porto de una vez por todas y con muchas opciones de contar con minutos.



Lo mejor que se puede decir del lateral lisboeta es que a lo largo de estas últimas temporadas sus prestaciones han ido mejorando y se ha adaptado perfectamente a las exigencias que han ido surgiendo en los distintos equipos en los que ha militado. Miguel Lopes es un lateral bastante aseadito, adaptado a la posición, bien colocado, con buena dinámica defensiva, de los que suelen encimar a los delanteros rivales, difícil de superar en el uno contra uno, sobre todo con la tendencia moderna de los extremos en irse hacia dentro, y que, temporada a temporada, ha ido mejorando en su participación ofensiva, no solamente en relación a aumentar sus subidas por la banda, sino en su eficacia a la hora de hacerlo, sorprendiendo a los defensas rivales y siendo más contundente a la hora de llegar a línea de fondo o de darle continuidad al juego, aunque, todavía, en ciertos momentos, sigue tendiendo a poner el balón en el área en diagonal de forma poco efectiva.



Lo que necesita ahora mismo el lateral del FC Porto es jugar a mayor nivel del que ha hecho anteriormente, asumir responsabilidades y enfrentarse a los mejores con la presión de conseguir resultados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...