domingo, 21 de octubre de 2012

Nico Gaitán (Volarán Lejos XI)

Osvaldo Nicolás Fabián Gaitán
23-II-88, San Martín, Buenos Aires
1´73 y 67 kg
Medio ofensivo / Extremo
Boca Juniors, Benfica



Hizo toda su formación en el Boca Juniors siendo, como muchos de los que tienen ese tipo de cualidades técnicas, apuntado como sucesor de Román Riquelme, con quien compartió vestuario cuando subió al primer equipo de Boca a los 19 años (debutó frente a Arsenal de Sarandí en el año 2008), por lo que en el equipo xeneize jugó siempre un poco caído en banda izquierda, pero lejos de quedarse como un sosias del gran Román, Nico fue evolucionando como jugador de banda, hasta convertirse en la actualidad en uno de los estiletes del Benfica y, dejando aparte a Aimar, probablemente en el jugador de más clase de las aguias.



El mayor problema de Gaitán es su irregularidad, que tiene a los aficionados benfiquistas de los nervios, y es que el argentino sólo parece ofrecer su mejor versión en ciertos partidos que, curiosamente, suelen coincidir con las fechas de Champions, y si en A Luz ya no habían gustado mucho las peticiones del jugador para que le aumentasen el sueldo, aunque desde el club le hubiesen hecho esa promesa, su intermitencia los mantiene en una recelosa guardia hacia él, sobre todo teniendo en cuenta que desde hace una temporada el jugador vive en el escaparate –cada año llegan uno o dos posibles sustitutos- y desde hace algún tiempo se habla del interés de grandes clubs, con el Manchester United a la cabeza para hacerse con sus servicios (a los que Luís Felipe Vieira ha tasado por encima de los 25 millones)



Me parece un jugador extraordinario siempre que le aguante el físico, zurdo, lo cual es también una ventaja, puesto que juega con el balón pegado al pié, desequilibrante, vertical, de finta fácil, rápido, de gran explosividad, dotado con un buen disparo que pone en práctica después de grandes regates interiores (estilo Robben, Di Maria), o como extremo puro decide hacer incursiones hasta la línea de fondo. Un jugador que, sin duda, debe explotar definitivamente y convertirse en el estilete que necesita su equipo para aguijonear a las defensas rivales.
Incluso su vida fuera del campo es apetecible para cualquier equipo, ya que es discreta, familiar, nada se sabe de ella.



Su mayor defecto es que muestra periodos de ausencia y eso, actualmente, es imperdonable para un jugador de un equipo grande con la enorme exigencia que existe, sobre todo si tenemos en cuenta el alto precio que el equipo que desee contar con sus servicios debe pagar al Benfica y que no le permitirá ninguno de estos momentos de apagón.



Como ya hemos dicho, si hablamos de talento, estamos ante el jugador que debería marcar la diferencia en el Benfica, tal y como James hace en el FC Porto, si es por importancia en el juego de forma regular, cierto es que todavía lo están esperando. De él depende convertirse en uno de los grandes o ser el jugador del que todo el mundo dice “Si tuviese más…, si fuese más… si no…”.
Así de sencillo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...