miércoles, 24 de octubre de 2012

Ola John (Volarán Lejos XII)

Ola John
19-V-92, Zwedru (Liberia)
1´80 y 75 kg
Extremo derecho
Twente, Benfica



Ola John es el hermano pequeño de dos futbolistas (Paddy y Collins) que se vio obligado a abandonar su liberia natal cuando tenía dos años debido a la guerra civil que asolaba el país africano y en la que su padre perdería la vida. De hecho, hasta que acudió con Holanda a jugar el mundial sub17 de Nigeria nunca había vuelto al continente africano.



Su formación futbolística tuvo lugar en los equipos inferiores del Twente, debutando con el primer equipo en la temporada 10-11 en copa, jugando siete partidos más de liga, la mayoría de ellos como suplente.
Pese a las ofertas que llegaron desde Inglaterra y la salida de Preud´homme del banquillo de los Tukkers, Ola John continúo en el equipo holandés y de la mano de Co Adriansee  acabó consolidándose en el once inicial convirtiéndose en una de las grandes revelaciones de la liga holandesa (33 partidos, 8 goles y 15 asistencias), dando el salto desde la selección sub21 a la absoluta con Holanda y pasando a formar parte de las agendas de muchos equipos grandes de Europa. Incluso ahora cuando se ve al Twente, se echan de menos sus cabalgadas desde el flanco diestro del ataque del equipo de Enschede, lo cual muestra claramente lo que habíamos empezado a asociar como algo habitual.



Apoyado por el talonario que maneja, al igual que por su buen ojo (aunque alguno discutirían esta segunda afirmación), el Benfica ha dado el primer paso para hacerse con los servicios de esta perla holandesa, para pulirla en A Luz y permitir que de un paso más en su carrera, incorporándose a un equipo grande, con aspiraciones y, sobre todo, muchísima presión (algo que siempre tratamos de explicarle a cualquier persona que vea el fútbol portugués desde lejos o como una liga secundaria), que es la que siente cualquier jugador que se incorpora a las aguias



Ola John es un extremo prototípico, muy veloz, muy dinámico, de hecho en ocasiones demasiado, porque se precipita a la hora de encarar al rival y la portería contraria. Pero ese carácter imprevisible es, del mismo modo, un arma extraordinaria con la que sorprende a sus rivales unido a su explosividad y su poderío físico que, en carrera, le hacen ser un jugador muy difícil de defender
Como buen extremo es más un asistente que un finalizador, haciendo que de sus incisivas incursiones en el área rival resulten remates de sus compañeros con marchamo de gol. Cuando juega a banda cambiada realiza las diagonales tan habituales en esas situaciones que busca acabar con un potente disparo con la diestra.
Diríamos que Ola John es un jugador eléctrico, poderosísimo cuando está entonado, una pesadilla para los defensores rivales por su dinamismo, pero debe saber controlar su energía en ciertas ocasiones, levantar la cabeza un poco más, no obcecarse con la portería contraria, saber pararse, dar un paso y un pase atrás cuando la jugada lo requiere. Por otro lado, su capacidad para moverse por toda la delantera, su rapidez y su físico, hacen de él un peligro constante en posiciones de remate, bien sea en jugadas ofensivas desde segunda línea como a balón parado surgiendo desde posiciones interiores del área o desde el 2º palo.



Ahora bien, su aterrizaje en la capital de Portugal no parece haber sido el deseado pues al jugador le está costando afianzar su juego y no consigue gozar de la confianza de su técnico… de momento. Y es que hay que añadir ese “de momento”, porque el jugador no puede haberse olvidado de sus cualidades ni tampoco ha sufrido ningún percance físico que pueda explicar su flojo rendimiento en el equipo encarnado en cuyo once inicial se ha visto sobrepasado por varios jugadores, de tal modo que ya se han hecho bastantes chistes a costa de su nombre (en portugués ola es Hola, así que no es difícil entender por dónde van los tiros) y de su escasa aportación.

Al estar inmerso en cuatro competiciones suponemos que Jesus irá dándole al extremo holandés opciones para revertir la situación y no convertirse en un flop, pues ni la paciencia es una virtud que abunde mucho por las gradas de A Luz, ni el precio del jugador le permite tampoco mucho tiempo para acabar demostrando lo que de él se dijo cuando fue contratado y lo que nosotros hemos afirmado un par de párrafos más arriba.
Como siempre, veremos qué ocurre.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...