miércoles, 28 de noviembre de 2012

James Rodríguez (Volarán Lejos XIII)


James David Rodríguez Rubio
12-VII-91, Cúcuta (Colombia)
1´78 y 75 kg
Envigado, Banfield, FC Porto



Muchas veces nos hemos preguntado cómo hace el FC Porto para acabar contratando por un precio asequible (para nada bajo, que la mayoría de los jugadores importantes que se han incorporado a los dragoes estriba entre los 6 y 10 euros, que hay que tenerlos) jugadores que en pocos años se revalorizan de forma espectacular y que, además de dejar mucho dinero en las arcas oportistas, también han dejado su nombre en unos cuantos títulos en el haber del equipo blanquiazul; las razones son el buen olfato, un buen scouting, la disponibilidad de ese dinero del que ya hemos hablado y la valentía para hacerse con jugadores con gran potencial y, una vez que llegan a la Invicta, hacerlos madurar poco a poco, hasta que explotan todas sus grandes cualidades y se convierten en el deseo de buena parte de los transatláticos del fútbol europeo.



James (pronúnciese a la española, por extraño que les pueda sonar a algunos, y no a la inglesa) no es una excepción, pues el gran rival al que tuvo que superar el FC Porto para ahcerse con su fichaje fue el Espanyol de Barcelona -¿Nadie más sabía de la existencia del Colombiano?- que, parece ser, habían puesto sobre la mesa del Banfield 5´5 millones de euros que no fueron suficientes para el club argentino ya que por sólo cinco millones por el 70% de su pase, el FC Porto tuvo suficiente para hacerse con el volante colombiano que, dos años después, está llamado a dirigir a los dragoes a partir de esta temporada en pos de todos los títulos por los que en la Invicta luchan año tras año.

Con sólo 14 años, James hace su debut en el primer equipo del Envigado, equipo que lo había incorporado a sus filas dos años antes después de verlo jugar en un torneo infantil. Con el equipo colombiano debutó el año en que descendieron a segunda división y, después de haber destacado en el sudamericano sub 17 y el posterior mundial de la misma categoría, lo abandonó para incorporarse al Banfield. Aunque inicialmente debería incorporarse al equipo juvenil del ¿Taladro?, en el año 2009, Jorge Burruchaga, que entrenaba al equipo no dudó en llevarlo a la pretemporada y, después de ver su potencial, darle la oportunidad de debutar con el primer equipo el 9 de febrero de ese mismo año frente a Godoy Cruz. En su segundo partido conseguiría su primer gol frente a Rosario Central dando inicio a lo que sería una temporada de records para él; ser el jugador extranjero más joven en debutar y marcar un gol en la primera división argentina  y en el jugador extranjero más joven en ganar el torneo clausura (en ese caso), pues Banfield se hizo con el título en el mes de diciembre



Por si su participación en el título de Banfield no fuese lo suficientemente importante, la Libertadores del año siguiente sería la de su consagración (5 goles en 7 partidos) que le abriría definitivamente las puertas de Europa. Y ahí el FC Porto “juega en otra liga”, pues además del interés del Español anteriormente mencionado (pagar al contado ayuda a que los equipos vendedores abran la mano mucho antes), también el Benfica estuvo cerca de hacerse con sus servicios (pues ya se barruntaba la posible salida de Di María) y también otro equipo experto en fichar talentos emergentes de Sudamérica como el Udinese.



Pero llegar al FC Porto y hacerse un hueco en cualquiera de las siempre sólidas plantillas de los dragoes no es sencillo para nadie, de hecho, como hemos comentado aquí varias veces, el equipo de la Invicta siempre ficha con visión de futuro, y cada nuevo fichaje viene a cubrir la futura salida de un jugador importante, a cuya sombra debe crecer, y al final del año 2010 el jugador sólo había participado en cinco partidos (de hecho el Espanyol hizo una nueva intentona para incorporarlo a sus filas), pero el FC Porto sabía muy bien que esta joya no necesitaba pulirse mucho más, y André Villas Boas acabaría echando mano de sus extraordinarias cualidades para ganar el triplete, Liga, copa y Europa League, por esa razón los dragoes se aseguraron su futuro, adquiriendo el 100% de su pase y renovándole su contrato hasta el 2016 con 45 millones de cláusula (que no creo que acaben bajando mucho a la hora de un futuro traspaso a un gigante europeo).



Después de esa gran temporada, se esperaba que la pasada (2011-12) fuese la de la consagración absoluta de “el bandido”, pero aunque tuvo muchos momentos de gran brillo, sobre todo al final de la misma cuando los dragoes dieron el arreón final que los condujo al título de liga, se esperaba un poco más de la joya colombiana que acabaría la liga con la nada despreciable cantidad de 13 goles, que ya le gustaría a muchos.
La salida de Hule con destino a San Petersburgo le ha dejado como la gran referencia ofensiva del equipo blanquiazul durante esta temporada (bien secundado, por cierto, por su compatriota Jackson Martínez), pero ha llegado el momento de que el Bandido asuma los galones que se ha ganado y dirija a su equipo hacia los títulos en juego durante esta temporada, cosa que, por cierto, sí está haciendo poniendo la clase en un equipo sólido y efectivo muy difícil de contrarrestar en todos los aspectos de juego.



Pero qué es lo que tiene James y que hace de él uno de los jugadores más interesantes del fútbol europeo; damos por hecha la calidad técnica, un pie izquierdo excelso, un imán al que pega el balón y que maneja deliciosamente siempre con la cabeza levantada, una arrancada potentísima plena de explosividad, con la velocidad y la resistencia necesarias para resistir los embates de los defensas rivales al choque, pero aunque poseer esas características es algo que ya les gustaría a la mayoría de los futbolistas, James es un jugador muy inteligente, centrado en su trabajo, constante, que a su gran clase aúna saber estar en el campo y la imprevisibilidad de los jugadores geniales que ponen el balón donde y cuando quieren. No es sólo potencia, no es solo clase, su poderoso remate o la frialdad con la que culmina sus llegadas al área, sino la difícil capacidad de poseer todas esas cualidades e ir dando elegantes muestras de cada una de ellas.



James es muchas cosas: un jugador creativo, un líder que pide el balón para dirigir el ataque, pero también el estilete que aparece desde segunda fila, a la espalda de los defensas rivales, un “trequartista” clásico, un extremo de toda la vida pegado a la cal y centrando desde la línea de fondo, un volante más actual que, jugando a pie cambiado, se viene al centro en vertiginosas diagonales que acaban con un disparo final envenenado… Pero antes de que cualquier equipo eche mano de él (previo paso por caja en el barrio das Antas, eso sí) James tiene que demostrar durante toda una temporada que es un jugador capacitado y con la regularidad que se requiere para echarse a la espalda a un equipo que aspire a todo como el FC Porto, sobre todo ahora que los dragoes se han clasificado con suma tranquilidad para los octavos de final de la Champions, el último escaparate que le falta para lucirse
Su futuro será brillante, ¿alguien lo duda?.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...