martes, 22 de enero de 2013

Éder (Grandes en Portugal VIII)

Éderzito António Macedo Lopes  "Éder"
22-XII-87, Bissau (Guinea-Bissau)
Académica de Coimbra, Sporting Braga
Delantero



A cualquiera que haya seguido relativamente de cerca el fútbol portugués durante las últimas temporadas no creo que le sorprenda mucho el rendimiento de Éderzito en su primera temporada en la Pedreira, ya que, desde hace algún tiempo, venía postulándose como una de las grandes esperanzas locales para convertirse (algún día) en el tan anhelado 9 que la selección lusa lleva buscando con ahínco desde hace más de un lustro. Sin embargo, después de haber pasado en blanco buena parte de la pasada temporada en Coimbra y de haber llegado a un equipo con objetivo ´mayores y, sobre todo, de tener que sustituir al brasileño Lima, con el que tenía que comandar el ataque y que abandonó el equipo arsenalista el último día del mercado de verano con destino A Luz, faltaba por saber si estaba preparado para afrontar la presión que conlleva hacer frente a nuevos objetivos.
El inicio de liga que ha tenido Éder con los gverreiros ha estado a gran altura y sus números, 9 goles hasta el momento, lo sitúan como uno delos principales artilleros de la liga lusa por detrás de los cotizados Jackson Martínez y Cardozo. Hasta aquí, los números hablan solos.



Nacido en Guinea Bissau -algún día habrá que ir analizar y hablar de los buenos jugadores "portugueses" procedentes de las antiguas colonias africanas y, sobre todo, de Guinea Bissau- Éder se formó en el ADC Ademia, modestísimo equipo de un distrito de Coimbra, hasta que a los 19 años fichó por el Tourizense, un clásico de la IIª división portuguesa (equivalente a nuestra 2ªB) -dos cosas deberíamos comentar sobre este hecho; la primera es que no se ha formado en ninguno de los grandes, la segunda, relacionada con ésta, es que su llegada al Tourizense se produjo a una edad relativamente avanzada en la formación-, hasta dar el salto a la Académica de Coimbra, que lo incorporó como un proyecto de futuro, por lo que, nada más llegar, su contrató se prolongó hasta el año 2012 y su presencia en el equipo y su rendimiento fueron paulatinamente en ascenso... justamente hasta que se iba acercando la fecha que pondría punto y final a dicho contrato.



Sus últimos meses en Coimbra y su salida de la Briosa han sido bastante tumultuosos; las razones no están del todo claras, parece ser que en diciembre se negó a incorporarse al Everton (lo cual me sorprende), otra opción es que ya tuviera su futuro resuelto con un equipo portugués (mucho más probable), y debido a diversas lesiones y su negativa a jugar / entrenar, no volvió a jugar con el equipo entrenado por Pedro Emanuel. Evidentemente, esta situación no le ha ayudado mucho ni a él -que estuvo seis meses sin jugar- ni a su equipo, que pese a ganar la copa de Portugal salvó la categoría in extremis, pero finalmente el jugador se ha salido con la suya y acabó incorporándose al Sporting de Braga, siempre atento al llamado "mercado de los pequeños" después de que su nombre se hubiese barajado seriamente como incorporación del FC Porto (búsquenlo en internet y encontrarán diversas noticias relativas a ese "no-fichaje".



En sus primeros partidos con el equipo arsenalista, Eder ha mostrado precisamente ese carácter gverreiro que define perfectamente sus cualidades, adaptándose como un guante al estilo ofensivo implantado por José Peseiro en el equipo de la capital del Minho. Su presencia en el juego y, sobre todo, sus goles le han servido incluso para llegar a la selección nacional y poner su nombre en las agendas de los ojeadores de distintos equipos europeos, aunque con el paso de las jornadas ese arranque espectacular ha ido perdiendo un poco de fuerza, no así su importancia en el juego ofensivo del Sporting de Braga, que sigue intacta, asumiendo los galones que en su momento le correspondieron a Lima.



La características más evidente del jugador lusoguineano es su capacidad física, pero esta presencia física no quiere decir que sea un armario, sino que estamos ante un jugador ágil, rápido, ajustándose al tipo de delantero moderno (conocido en Portugal como "pinheiro" (pino en español)), vertical, capaz de ocupar cualquier posición ofensiva, abriéndose a banda para generar y acompañar el juego de su compañeros, útil para bajar el balón y buscar un apoyo en segunda línea, en el caso de Éder, con un excelente juego de espaladas a portería, buen remate con la diestra, aunque quizá le falte un poco de gol -me explico cuando digo esto; le falta disputar, al menos, una temporada completa al máximo nivel, lo que le pueda permitir acabar la sesión con buenos números-.



Aunque su incorporación a un equipo con un juego más ofensivo que el de los estudiantes, y con jugadores de excelentes recursos técnicos para asistirle le permitan gozar de mejores opciones ante la portería rival que las que tenía en el EFAPEL, en el que debía romperse la crisma con los centrales del equipo rival en busca de buenas oportunidades, Eder es un jugador eficaz en el desmarque de apoyo, abriendo huecos y posicionando a sus compañeros de cara a la finalización de la jugada. No es un jugador para conservar el balón, trasladarlo en el pie, lo pone en juego en dos o tres toque, busca posiciones ofensivas para recibir en el área, lo entrega y se mueve buscando siempre una buena posición de remate aunque no es tampoco un rematador puro, sabe moverse fuera del área.



Quizá lo mejor que podemos decir de Éder es su enorme campo de progresión que, con las cualidades que atesora, pueden hacer de él un jugador importante en un club de nivel medio-alto durante unos cuantos años, depende de su progresión, de la experiencia que vaya ganando a la hora de ir cerrando temporadas con números cada vez mejores. De momento está en el mercado, y desde la Premier (Swansea en este caso) le han llegado los primeros cantos de sirena. Pero, de momento, y esta es mi opinión, más que un gran delantero centro -y ya estamos hablando de un jugador de 25 años- Éder parece más un jugador del estilo Webo( ex-de Mallorca y Osasuna), trabajador, luchador, polivalente, capaz de firmar entre 9 y 15 goles en una temporada -quizá más si encuentra su punto ideal- que un delantero capaz de liderar a un equipo grande o a la propia selección nacional.









No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...