domingo, 6 de enero de 2013

Leonardo Jardim (Entrenadores VI)

José Leonardo Nunes Alves Sousa Jardim
1-VIII-74, Barcelona (Venezuela)
Camacha (03/07), Chaves (07/09), Beira-Mar (09/11), Sporting Braga (11/12), Olympiacos (12-?)



Desde su aparición en la primera liga portuguesa al mando del Beira-Mar, la carrera de Leonardo Jardim ha ido en paulatino ascenso temporada a temporada sin hacer apenas ruido, y es que esa es precisamente la mayor virtud del entrenador madeirense (aunque nacido en Venezuela); llegar a un equipo en buen momento –tanto en el caso del Sporting Braga como del Olympiakos, en uno de los mejores de su historia- para sustituir a un entrenador que ha conseguido esos extraordinarios resultados sin que se resienta el rendimiento del equipo, igualando o mejorando incluso lo conseguido por su antecesor.
Aunque aparentemente Leonardo Jardim es un entrenador de perfil bajo, no es muy habitual verlo en los medios de comunicación, no suele levantar la voz en las ruedas de prensa, sus jugadores no hacen comentarios sobre su trabajo, lo cierto es que los resultados hablan por sí solos y lo ponen en el sitio que se merece.



Licenciado en educación física, con 23 años ya tenía el título de entrenador de 4º nivel, y con menos de 30 años ya era entrenador del Camacha, un modesto equipo madeirense. Su salto al continente se produjo justamente al otro extremo del mapa, con el Chaves, localidad que se encuentra a 15 kilómetros de la frontera con Galicia, equipo con el que conseguirá el ascenso de categoría, hecho que repetiría a la siguiente temporada ya en el Beira-Mar de Aveiro con el cual lograría subir a la primera categoría del fútbol portugués.



Después de una gran temporada con el Sporting Braga, que llegó a estar líder a falta de pocas jornadas y que sólo cedió esa posición tras la derrota en los enfrentamientos directos con Benfica y FC Porto, y a partir de unas declaraciones en el diario O Jogo (quizá otra de las razones por las que hemos sabido muy poco de él en los últimos tiempos) en las que venía a decir que su contacto con el presidente del club, António Salvador, era más bien escaso; el ambiente en el equipo arsenalista se enrareció de forma sorprendente para los que no seguimos el día a día de la escuadra bracarense y acabó con su salida pactada del club. A raíz de esto, el Olympiacos griego no tardó en hacerse con sus servicios para sustituir al Txingurri Valverde, campeón de todo una temporada más con el equipo heleno, y a su llegada al Pireo las cosas han cambiado más bien poco con el equipo encaramado en lo más alto de la tabla clasificatoria (Claro que la crisis que está padeciendo su gran rival ayuda bastante en este plácido dominio de la liga griega)



Como hemos comentado, hasta el momento Leonardo Jardim ha apostado por la continuidad en los equipos que ha entrenado; equipos bien trabajados, equilibrados, con buena organización defensiva y transiciones rápidas en el juego ofensivo muy en la línea del estilo de muchos de los técnicos de la última generación de entrenadores portugueses mucho más en la línea Mourinho que en la línea española, aunque se tienda a comparar a cualquier equipo que guste del toque y del buen trato de balón con el estilo Barcelona / España. Sus equipos (más el Braga que el Olympiakos, porque el segundo tiene objetivos y obligaciones superiores a los gverreiros) poseen un buen balance defensivo, mediocentros de corte defensivo, de mucho trabajo, uno de ellos suele descolgarse en segunda oleada, y un despliegue muy rápido –dos o tres pases- para llegar hasta la frontal del área rival desde las alas o buscando la espalda de las defensas rivales apostando siempre por un 10 de toque y clase que mueva al equipo, partiendo del 4-3-3 tradicional en Portugal en los últimos años pero que se acaba pareciendo más a un 4-2-3-1.



En caso de hacerse con la actual liga griega, que está muy bien encaminada, y ya veremos cómo se desarrolla el resto de la temporada (copa, competiciones europeas), Leonardo Jardim puede ir haciéndose con el currículo y el nombre necesarios para ir cumpliendo etapas en su carrera como entrenador. El destino final: equipos con mayor nombre y repercusión mediática tanto a nivel nacional como internacional. De momento, va cumpliendo objetivos, ya veremos qué le depara el futuro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...