lunes, 4 de febrero de 2013

Ricardo Pereira (Vitória Guimaraes) (Promesas Emergentes IV)


Ricardo Domingos Barbosa Pereira
6-X-93, Lisboa
1´75 y 70 kg
Sporting (Cantera), Naval (Equipo juvenil), Vitória Guimaraes
Extremo / Delantero



Formado durante seis años en la cantera del Sporting, cuando Ricardo fue descartado por la Academia a los 16 años, pese al disgusto lógico que tiene que vivir un chico de esa edad, encontró refugio más al norte, en Figueira da Foz (aunque también tuvo una opción de integrarse en O Restelo). Sólo un año después, la situación cambió radicalmente y el joven lisboeta debe volver a hacer las maletas otra vez en dirección al norte, ahora a Guimaraes, debido a sus buenas actuaciones con la Naval y el camino del jugador siguió en línea ascendente ya que en su primer año en la cidade Berço ya debutó con el primer equipo (1 de abril del 2012, frente al Paços Ferreira (3-1) en el que jugó 11 minutos), partido al que añadió otros dos.
Pero este año, en parte debido a la terrible crisis que asola al equipo vimarense y, por supuesto, también por la valentía de Rui Vitória a la hora de lanzar jugadores al primer equipo (para muestra la increíble temporada que está haciendo este año con su equipo de retales y jóvenes del equipo B –que tampoco es precisamente puntero en la liga Orangina-) Ricardo se ha demostrado como un jugador fundamental en el equipo vitoriano, habitual en el once inicial del equipo e intentando ser un jugador importante dentro del mismo.



En Portugal se tiende a encumbrar rápidamente a cualquier joven que despunta dos o tres partidos (Ricardo ya lleva una vuelta de la liga que añadir a los tres partiditos del año pasado), a buscar una salida en dirección a un grande (en este caso el Benfica se ha postulado como futuro equipo del lisboeta, y ya sabemos lo que suele suceder con los jugadores que o han madurado antes de integrarse en un gigante) o al extranjero (Lyon o Liverpool han sido nombres asociados a Ricardo en los medios de comunicación lusos), y no permitir que el jugador vaya adquiriendo madurez, minutos, tiempo, confianza... errores, fallos, reacciones… que con el paso de las temporadas le den ese empaque de jugador importante que, por calidad, muchos de ellos poseían o anunciaban desde categorías juveniles (jugadores como Pereirinha, Ukra, Candeias, André Santos, David Simao, Danilo, Joao Silva, Júlio Alves, incluso Daniel Carriço… entre muchos otros son ejemplos de jugadores con enormes cualidades desde edad juvenil que no han acabado de explotar en categoría absoluta, o más bien lo contrario, que han estallado demasiado pronto después de haber demostrado poco o muy poco de todo lo que se esperaba de ellos). Por esa razón, veremos si Ricardito (como es conocido cariñosamente) tiene paciencia con el futuro y decide jugar, aprender y seguir evolucionando de la mano de Rui Vitória, que confía en él, en un equipo que le va a dar los galones para sentirse importante y aprender a ser un jugador decisivo en un equipo que tardará un tiempo en superar esta mala racha económica y deberá seguir confiando en los jóvenes como principal activo del equipo. Veremos, también, por otra parte, si estas necesidades económicas que vive / sufre el equipo del Afonso Henriques, no lo llevan a vender al jugador para seguir sobreviviendo más allá del terreno de juego.



¿Cómo juega Ricardo? Estamos ante un jugador bastante prototípico de banda, rápido, de regate fácil, buen desborde, capacidad física bastante desarrollada, tiende más hacia el centro que a ser un extremo nato de banda buscando llegar al área con rapidez. Por otro lado, a veces desaparece del campo en ciertos momentos, debe aprender a participar más en el juego, a buscar el balón, bajar si es necesario hasta posiciones más defensivas para arrancar desde la medular, pedir el balón en posiciones menos determinantes para apoyar a sus compañeros y participar en la creación de juego. En cambio sí es un jugador solidario, esforzado en la presión, apoyando a su lateral en las coberturas…



De momento estamos ante un buen proyecto de jugador, como otros tantos que surgen, no nos engañemos, pues todavía es muy pronto, pero ya está jugando a un nivel más que aceptable y cuando cumpla 20 años ya habrá cumplido unos cuantos partidos a sus espaldas que le permitirán aspirar a mayores objetivos, siempre y cuando continúe con su progresión y la ambición no le lleva a tomar decisiones apresuradas que no sabemos cómo pueden acabar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...