lunes, 22 de abril de 2013

Novo José de Alvalade (Estadios de Portugal VII)



El nuevo estadio José de Alvalade forma parte del complejo Alvalade XXI, que además del nuevo estadio del Sporting, construido al lado del anterior que, posteriormente, fue demolido, incluye un polideportivo con dos piscinas, un centro comercial al uso, una clínica, un health club, el museo y la tienda del club, aparcamientos y un edificio anexo, el “Visconde de Alvalade”.
La idea inicial era construir un estadio para sustituir  al viejo José de Alvalade (el sexto que tuvo dicho nombre, obligatorio para cualquier estadio del Sporting según dictan los estatutos del club, para recordar a su fundador), inaugurado en la década de los 50, pretendiendo acceder a la nueva idea de estadio de fútbol como parte integrante de un gran centro de ocio (y negocios, no olvidemos esto) tomando como modelo el estadio más moderno de aquel momento, el Amsterdam Arena,.




El proyecto lo llevó a cabo el posteriormente omnipresente Tomás Taveira, y su inspiración fue la época de los descubrimientos –que, como hemos visto aquí, también inspira el estadio do Algarve-; así podemos apreciar como la estructura del estadio recuerda a los mástiles de las naos portuguesas, los tirantes a las velas y la cubierta del estadio a las olas del mar. De hecho, los mástiles eran demasiado altos y gubo que reducir su altura por motivos de seguridad aérea.



El estadio está recubierto por los típicos y conocidos azulejos portugueses, obra de Ricardo Taveira, la primera vez que se utilizaba este material en la construcción de un recinto deportivo, y más de estas dimensiones, utilizando los colores y los símbolos del club para darle un aspecto ciertamente peculiar y efectista (En su momento se genero bastante polémica en relación a esto, a los colores y al exceso de colorismo, pero, creo, que actualmente esa es precisamente lo que hace especial a este estadio, independientemente de su belleza arquitectónica)



En enero del año 2001 dio inicio su construcción, que hubo de demorarse por un posterior cambio de legislación que obligó al Sporting, con las obras en marcha, a tener que modificar el proyecto inicial con el consiguiente retraso de tiempo y pago de indemnizaciones a los contratistas. Así, entre unas cosas y otras, de los 85 millones inicialmente presupuestados, se pasó a alrededor de 125 millones, eso sí, de todo el proyecto Alvalade XXI y no solamente del estadio que, como ya hemos dicho, es una parte del mismo.



La inauguración tuvo lugar el seis de agosto del año 2003, en una ceremonia de la que se recuerda la actuación de Dulce Pontes que cantó “O amor ha de vencer” antes del partido entre el Sporting y el Manchester United (3-1 para los locales) y que, hoy, es recordado porque los Red Devils regresaron a Manchester con el firme propósito de hacerse con los servicios de un joven extremo de 18 años llamado Cristiano Ronaldo, cosa que finalmente haría a cambio de 18 millones de euros




Dos últimos detalles sobre el estadio; la porteria sur del mismo recibe el nombre de Vítor Damas (aquí hemos hablado en su momento de este mítico portero) y el corner derecho de esa misma portería homenajea  un famoso gol del defensa sportinguista Morais (aquí la explicación de wikipedia en portugués).







No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...