jueves, 16 de mayo de 2013

Licá (Series Medias VIII)

Luís Carlos Pereira Carneiro Licá
8-IX-88, Lamelas
1´81 y 71 kg
Delantero
Social Lamas, Académica de Coimbra, Tourizense (cedido), Trofense (cedido), Estoril



Es curioso el caso de este jugador, que en su momento era una apuesta de futuro de la Briosa, después acabó sumido en ese torbellino de cesiones –tan típico en Portugal- a equipos de liga vitalis y categorías inferiores, primero en el Tourizense y después en el Trofense, hasta que el Estoril decidió hacerse con sus servicios de forma definitiva.
Fue en la ciudad del casino donde rompió como jugador y cumplió una extraordinaria temporada para ayudar al equipo de la ciudad del casino para lograr no sólo el ascenso de categoría sino el campeonato de la liga Orangina después de una excepcional remontada, siendo además considerado el mejor jugador de la categoría. En su vuelta a la primera liga con los canarios, su presencia en el equipo no ha dejado de crecer convirtiéndose en uno de los puntales del sorprendente equipo dirigido por Marco Silva, sino que se ha situado en todas las listas de jugadores más destacados de la liga… Sin embargo, parece que vive en una segunda línea, frente a otros jugadores, que han brillado de distinto modo a lo largo de toda la temporada, pero en la mayoría de los casos de un modo sino inferior, desde luego no superior al suyo. Como si estuviese condenado a ser un jugador secundario pese a sus incontestables números.



Licá comenzó a jugar en el CRAST (de Castrelo Daire), de cuyo campo eran vecinos, Ya como juvenil hizo más de cincuenta goles. En su último año de juvenil se mudó al Grupo Desportivo Recreativo Cultural e Social de Lamas, aunque ya jugó con el primer equipo, asó pues su salto a un equipo de mayor entidad no tardó mucho, y este fue la Académica de Coimbra (en unas declaraciones al diario Record (febrero del 2011), su hermano, también futbolista en el Lamelas de los distritales de Viseu, comenta que tuvo una propuesta para entrenar con el Olympique de Lyon, pero que prefirió la oferta de la Briosa).En Coimbra, como ya hemos comentado, no acabó de triunfar (debutó en la temporada 08/09 anotando dos goles), pero ha sido finalmente en el Estoril, la pasada temporada en la que Licá ha acabado siendo uno de los jugadores más importantes de la liga Orangina y ha estado en boca de todos los aficionados.



Ciertamente no es Licá un delantero de rompe y rasga, no es el  típico delantero de área, que sabe fijar a los defensas centrales y abrir huecos con sus movimientos de área, no es un extremo que se apoye en su capacidad técnica para romper las defensas, no es tampoco un 10 de clase y toque y en cambio siempre está en el sitio adecuado para generar peligro, para enloquecer a las defensas, para correr al balón al que nadie espera que llegue –y de esos siempre hay alguno con el que consigue hacerse-. Lica es un jugador de olfato –no un oportunista, ojo- que hace de la intuición su principal arma para estar donde se le espera y donde nadie lo espera.



Si analizamos el juego de Licá podremos ver que es tiendo a surgir desde la banda –habitualmente la diestra- hacia el centro, que es más o menos rápido, más o menos habilidoso con el balón en los pies, con una buena planta fisica, un disparo bastante correcto, aunque necesita varios toques para ponerlo en práctica, con buenos movimientos tácticos a la hora de posicionarse, de hacer desmarques –tiende demasiado a buscar la espalda de los defensas, y quizá debería buscar otro tipo de movimientos menos automáticos-, y distintas cualidades que hacen del actual delantero del Estoril un buen delantero, pero que tampoco se diferencia mucho de otros delanteros que juegan en distintas ligas europeas, porque lo que realmente distingue a Licá es su instinto como hemos dicho, él siempre está ahí, en el hueco que ha dejado la defensa, atento al error que ha cometido el central, bajando el balón que nadie esperaba, acudiendo al rechace perdido, al centro al primer palo en el que nadie cree. Eso no se enseña, se tiene o no.



Por eso Licá es indiscutible en el Estoril, por eso es uno de los destacados en cualquier resumen de la temporada en la liga Zon-Sagres, lo haga el medio que lo haga, y quizá, por eso, por no jugar en un equipo grande, porque ya tiene 25 año y ya no es ninguna promesa o sabe Dios por qué, parece que Licá está en una situación alejada de los focos.


Su nombre se ha asociado con equipos como el Sporting Braga o West Bronwich Albion, quizá sea ese el trampolín que necesita para dar el salto de calidad que su rendimiento ha generado en los últimos años.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...