viernes, 31 de mayo de 2013

O Dragão (Estadios de Portugal VIII)




Cuando cruzas la ciudad de Oporto por la A1 en dirección sur, a mano izquierda todos giramos la vista hacia el imponente estadio do Dragão, construido para sustituir al viejo estadio das Antas –que fue derruido- con motivo de la celebración de la Eurocopa 2004
El estadio fue diseñado por el arquitecto portugués Manuel Salgado, y su construcción tuvo bastantes momentos de tensión entre el eterno presidente de los dragões, Jorge Nuno Pinto da Costa y el presidente de la autarquía (región de Oporto) ya que el estadio era una de los componentes del proyecto de recuperación del barrio de As Antas, localizado en la zona oriental de la ciudad, y que, además de las instalaciones deportivas y un centro comercial, incluía un área residencial



Aunque inicialmente se barajó darle el nombre del mismo Pinto da Costa, el presidente oportista decidió que fuese el símbolo del equipo el que diera nombre al estadio (Recordemos que fue Pinto da Costa el creador de este símbolo que hoy no podemos separar del FC Porto que, cuando cogió las riendas del club, no tenía, ni mucho menos, el enorme poder que poseen los blanquiazules actualmente tanto en el fútbol local como a nivel europeo; en su momento hablaremos de ello)



Contiguo al estadio se halla el Dragão Caixa, pabellón de deportes en el que juegan las distintas secciones deportivas del club, una plaza en la que es posible realizar distintas actividades; conciertos, concentraciones automovilísiticas, unas hermosas vistas al Duero desde el restaurante, ona de congresos, reuniones… etc. Habituales en cualquier estadio moderno, espacios verdes, un centro comercial cruzando la carretera.
El estadio tiene una concepción más que interesante, pues permite ir apreciándolo poco a poco según te acercas, mostrando una parte del mismo (desde la carretera una parte del graderío), si te acercas a pie, hacia la plaza, vas viendo poco a poco distintos lugares del mismo en una idea extraordinaria para generar sensaciones al aficionado que va a entrar en el mismo. El acceso es, entonces, cómodo, rápido, bonito (no con formas espectaculares o materiales sorprendentes, sino bien diseñado y confortable para el espectador, basado en la sencillez y el utilitarismo)



No es un estadio enorme, su capacidad se reduce a poco más de 50 mil espectadores (buscad la población que tiene Oporto y veréis el descomunal mérito de este equipo a nivel europeo).

En su interior el estadio posee dos niveles, el primero continuo alrededor del terreno de juego, el segundo muy inclinado, con una visión excepcional del juego –se aprecia muy bien a los jugadores-, y llegamos a una de las joyas del estadio, que es su cubierta (premiada en distintas ocasiones), hecha de policarbonato, transparente, que parece abrazar el graderío, otorgándole al estadio un conjunto de ligereza y delicadeza dentro del mar de hormigón que todos podríamos suponer.




Aunque puede parecer anecdótico el comentario, O dragão fue el primer estadio europeo en ser considerado como “estadio ecológico”, con una iluminación continua, no se aprecian sombras de los graderíos o de las propias torretas de iluminación como sucede en otros estadios



El estadio se inauguró con un partido que, actualmente es recordado en múltiples ocasiones porque supuso el debut de Leo Messi con el primer equipo azulgrana. Así que siempre se podrá decir que aquí empezó la leyenda.
O Dragão también fue el estadio en el que se inauguró la Eurocopa del año 2004, con el mismo partido que, posteriormente, cerraría la misma competición, Portugal-Grecia (1-2 para los futuros campeones de la competición)

A una hora y media de Vigo (es verdad que la autopista hay que pagarla pero a cualquiera que coja la A9 en Galicia no creo que le asuste, más bien le indignará comprobar que el precio, el asfalto y los servicios son infinitamente mejores que los que nos toca sufrir) tenemos uno de los mejores estadio del mundo, con unos servicios de primera categoría y con un equipo que, año tras año, nos permite –repito a una hora de la frontera- acudir a partidos de enorme nivel (en los últimos años han pasado muchos de los grandes europeos) a un precio normal (no diré que es barato, pero sin duda está bastante lejos de los precios insultantes que se pagan por aquí).

Ficha:

Nombre: Estadio dO Dragão.
Medidas: 105x68 m.
Capacidad: 54378 espectadores.
Presupuesto: 98 millones de euros.
Inauguración: 16-XI-2003.
Arquitecto: Manuel Salgado.

1. Recordemos, una vez más, que se dice “O dragao”, el dragón, y no “do dragao” ya que “do” es la contracción de la preposición de + el artículo “o” (en castellano “el”), y al igual que no decimos que el estadio del Sporting es “Del Molinón”, no decimos que el FC Porto juegue en “Del dragón”
2. En este caso sucede lo mismo que en el anterior, puesto que el estadio se llamaba “As Antas”, nombre del barrio en el que está situado, y no “Das Antas”, donde "das" es, otra vez más, la contracción de la preposición “De” + el artículo “as” (“las” en castellano).


No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...