miércoles, 18 de septiembre de 2013

Sporting: Volver al lugar que le corresponde (Análisis Liga 2013-2014)

El triunvitrato que pretende reconstruir el maltrecho estado del Sporting;
un mito como  Augusto Inácio, un entrenador que se dedica precisamente a
 eso,  no como  algunas ocurrencias anteriores, Leonardo Jardim, y el presidente
 Bruno  de Carvalho que a su manera va poniendo las cosas en sus sitio.

 Ya hemos hablado aquí del proceso de reestructuración que ha comenzado el Sporting después de las últimas elecciones a la presidencia ganadas por Bruno de Carvalho, a partir del cual el equipo leonino se ha ido desprendiendo de los jugadores con salarios más elevados (Bojinov, Schaars, Onyewu, Bouhahrouz…) para intentar cuadrar los números, por lo que las últimas hornadas de la prolífica cantera formada en Alcochete han ido asumiendo la responsabilidad en gran parte debido a esa situación económica y, por otro lado, por la confianza que Leonardo Jardim ha ido depositando en ellos, sobre todo en jugadores a los que, si bien llevan varios años en el primer equipo (casos de Adrien Silva o Cédric, sobre todo), les ha faltado explotar de forma definitiva. Veremos si esto sucede a partir de esta temporada.



 El capitán del nuevo Sporting es, curiosamente, uno de los pocos que rompe con el proceso de contención económica instaurado en el equipo, y es que el portero internacional Rui Patricio, que era el principal candidato para abandonar el equipo al inicio del verano, continuará como dueño de la portería de Alvalade pese a los 1´2 millones de euros que gana. Actualmente nadie tiene la más mínima duda de que es el 1 de Portugal y de el se espera que en el mundial se revalorice de tal modo que ningún equipo dude a la hora de poner los 15 millones en los que el Sporting ha tasado su salida y que este verano nadie ha querido poner.



Marcelo Boeck seguirá esperando una oportunidad a la sombra del Marrazes –como sucede con Helton en el FC Porto, a veces es difícil entender las decisiones que toman algunos jugadores cuando fichan por los grandes y acaban condenados a ser suplentes- y los porteros del equipo B cubrirán las posibles ausencias de uno u otro, pero veo difícil que cualquiera de ellos pueda ser un futurible en el once leonino. Incluso tengo mis dudas de que una posible salida de Rui Patricio implicase que el brasileño asumiese la titularidad del equipo.

Eric Dier: la perla del equipo
En la defensa destaca un jugador del que ya hemos hablado en este blog en distintas ocasiones y que los leoes tienen como elemento básico de su regeneración, el inglés Eric Dier; un jugador con unas cualidades excepcionales sobre el que, sorprendentemente, nadie ha lanzado sus redes. De Dier hemos hablado aquí y ya hemos comentado en varias ocasiones que es un jugador con un futuro extraordinario (Me atrevería a decir que junto a Varanne será uno de los centrales de referencia en los próximos años).



A su lado, en el centro de la defensa, deberán estar el brasileño Mauricio, un central físico, posicional, con un gran poderío cabeceador que ya ha demostrado en la liga o el argentino Marcos Rojo, jugador con un potencial mucho mayor del que, hasta ahora, ha demostrado con el león en el pecho, más dinámico que su compañero de zaga, con más recorrido y mayor capacidad de reacción a la hora de cubrir la espalda de la defensa o hacer coberturas a su lateral. Los jóvenes Rubén Semedo, Tobías Figueiredo o Frabrice Fokobo, sobre todo los dos primeros, son algunos de los muchos leozinhos que están próximos a dar el salto al primer equipo. El primero de ellos ha dado un paso adelante esta pretemporada con unas actuaciones bastante consistentes, y Figueiredo es un central que apunta buenas maneras. Al jugador camerunés le sigue faltando un poco de contención, más concentración y menos despliegue físico poco aprovechado.

Mauricio y Cisse: dos jugadores de perfil bajo
en busca de darse a conocer
El lateral izquierdo debe ser para Jefferson. Llegado desde el Estoril después de una excelente temporada pasada, el brasileño se presenta como un jugador fiable y consistente para dotar al flanco zurdo sportinguista de una regularidad de la que ha carecido en estas últimas temporadas. Sin ser un jugador espectacular, Jefferson sí es un lateral sólido, aseado, con dominio de la posición y bastante seguro, con la experiencia necesaria para asumir la presión de una posición tan complicada.
El lateral derecho parece ser, una vez más, para Cedric Soares, jugador que ya ha empezado jugando en pasadas temporadas,  pero al que actuaciones irreguares y las necesidades del equipo acabarón por sacarlo del equipo. Con la llegada de Leonardo Jardim al equipo es posible que se cree precisamente el clima contrario para que el lusofrancés acabe demostrando las buenas cualidades que atesora –es un laterar correcto, tampoco vayamos a pensar-, más que suficientes para jugar a primer nivel en la liga portuguesa.
El problema llega con sus suplentes, puesto que ni el brasileño Welder, cedido por el Palmeiras, o el danés, de origen gambiano, Seejou King, parecen, a no ser que sorprendan con una gran actuación a lo largo de la temporada, suplentes de gran fiabilidad a lo largo del año (la secretaría técnica sigue realizando fichajes peregrinos con jugadores que, claramente, aportan menos que lo que puede ofrecer la cantera). Así que el último día del mercado el Sporting se hizo con los servicios de Iván Piris, lateral derecho paraguayo que después de una gran campaña con el Sao Paulo en la libertadores y de llegar a la Roma de Luis Enrique después de haber estado a un paso de incorporarse al Sevilla, todavía no ha acabado de explotar.

Ahora o nunca para Adrien Silva

Otra de las grandes noticias de este Sporting de Leonardo Jardim es la importante presencia de Adrien Silva en el once. El canterano parece que por fin ha dado el paso adelante que se esperaba desde que dio el salto al fútbol profesional (creo que he dicho esto cada vez que aparecía con cierta consistencia en el once). Calidad y conceptos técnicos tiene de sobra, pero le sigue faltando inteligencia competitiva para manejar una temporada completa con regularidad. El lusofrancés, cuyo elevado contrato lo ponía también en la parrilla de salida para abandonar el equipo, parece dispuesto a llevar la manija del equipo, bien secundado en la retaguardia por la gran sorpresa de la pretemporada del equipo leonino, el centrocampista defensivo William Carvalho que regresa a Alvalade después de un par de años en el Cercle Brugges (al igual que el deportivista Rudy) y se ha erigido en un jugador importantísimo en la medular del equipo verdiblanco frente a Fito Rinaudo que, en cuanto recupere el tono físico, será un duro competidor para el reciente fichaje de la agencia de Jorge Mendes. William acaba de llegar, es un jugador que aporta equilibrio, trabajo, no vayamos a pensar que es un jugador que va repartiendo clase por el centro del campo, pero parece haber encontrado un sitio en el esquema del equipo.

Otro que tiene que explotar ya: André Martins.

Yo espero que jugadores como André Martins o João Mário puedan dar el salto de calidad que las buenas cualidades apuntan desde su etapa de formación, sobre todo en el caso del primero, que ya ha sido internacional con el equipo de Paulo Bento y que tiene unas enormes condiciones en la posición de 8 (hablamos de él aquí en su momento). El hermano de Wilson Eduardo, por su parte, es un mediocentro trabajador, con mucho recorrido y con unos conceptos tácticos muy interesantes pero que necesita minutos para hacerse.

Vïtor, fuerza para el mcentro del campo.
Iván Piris tiene quizá su última oportunidad en Europa.
Al igual que el caso de Piris, el Sporting incorporó el último día del mercado de fichajes a Vítor, centrocampista ofensivo que tan buena campaña hizo con el año pasado con el Paços de Ferreira, un jugador que viene a sumar y aportar experiencia (28 años), pero tendrá que demostrar en el Sporting que está capacitado para dar un paso adelante en su carrera en un equipo en el que la presión por obtener resultados es mucho mayor.
Finalmente nos encontramos con Gerson Magrao, jugador brasileño al que ya se intentó contratar en anteriores temporadas (cuando jugaba en Ucrania) pero que ha llegado, procedente del Figueirense brasileño, en una precaria situación física que ha suscitado bastantes dudas sobre si podrá hacerse un sitio en el equipo, de hecho la postrera contratación de Vítor genera una mayor competitividad para el bolante brasileño. Un nuevo fichaje prescindible, sinceramente, independientemente de lo que sucede con el jugador, pero inicialmente el Sporting tiene jugadores para ocupar el mismo puesto.

Freddy Montero: otra sensación llegada de Colombia

En posiciones ofensivas la gran sensación de este inicio de temporada es el colombiano Freddy Montero (6 goles en tres partidos), cuyas impresionantes prestaciones han sorprendido a todos, pero que ya veremos si consigue mantener estos impresionantes números con el paso de las jornadas y si su participación en el juego del equipo continúa siendo tan grande. Debido al rendimiento del ex-jugador de Millonarios y Seattle, los otros dos fichajes para la delantera deben esperar su oportunidad; el argelino Slimani que llega desde la liga local con buenas referencias (pero es la liga argelina no lo olvidemos) y el guineano Salim Cisse, que tan buena temporada hizo con la Briosa el año pasado, pero necesita que suceda algo para tener su oportunidad, de hecho el pasado domingo jugó con el equipo B. Ambos forman parte de los fichajes de perfil bajo que el equipo se ha visto obligado a hacer este verano; jugadores baratos, con mucho recorrido por delante e interesantes referencias que deberán recuperar el espacio que el cafetero parece haberles ganado o, al menos en el caso del guineano, tendrá queintentar jugar más caído en banda.

Siempre me ha gustado Wilson Eduardo. Es un jugador que ya debería
haberse establecido en el primer equipo antes.
En los flancos, precisamente, se encuentra el recuperado Wilson Eduardo, jugador que parece haberse hecho un sitio, por fin, en el equipo (a mí siempre me había sorprendido que no gozase de oportunidades porque en sus distintas cesiones siempre cumplió con creces), y al que sólo le falta un poquito de puntería para ser un jugador más mediático porque recursos, cualidades y trabajo tiene de sobra. Por la derecha se espera que André Carrillo de también un paso adelante y explote de una vez las muchas virtudes que ha ido dejando a cuentagotas en los dos años anteriores.
Por último queda ver lo que sucederá con Diego Capel, al que se esperaba vender –ofertas ha habido de todos los colores-, pero que permanecerá en el equipo al menos hasta el mes de diciembre pese a tener un salario bastante elevado y al que, creo, el Sporting no puede permitirse tener apartado del equipo por las buenas cualidades del almeriense que, dicho sea de paso, sigue sin explotar por completo quedándose en un jugador de buenos momentos. Frente al Olhanense, el almeriense ya entró en el once inicial. De Capel me queda la impresión de que siempre nos va a quedar el mismo comentario: “qué pena de jugador con las cualidades que tenía y o mucho que apuntaba”. Si no explota ya, mucho me temo de que ,con suerte acabará madurando y convirtiéndose en un buen jugador de equipo mediano.
Algunos se preguntarán que sucede con tres viejos conocidos de la afición deportivista; André Santos ha fichado por el Vitória de Guimaraes, donde probablemente tenga los minutos que necesitaba, Evaldo es uno de los jugadores apartados que se mantiene en el equipo. Quieren deshacerse de él a toda costa pero no hay manera (Yo no entiendo el empeño de ciertos jugadores por coger el dinero desde la grada, pero…) y Diogo Salomao, que ha renovado por cinco años, probablemente jugará muchos partidos con el equipo B esperando alguna oportunidad. Este es otro jugador que debe arrancar ya antes de acabar convertido en otro jugador de equipo menor con buenas temporadas, con suerte y un buen proyecto.

De los leoezinhos, me gusta mucho Alexandre Guedes,
por encimo de Betinho incluso. Tiene cosas muy interesantes.

Precisamente este equipo B del Sporting, tiene una serie de jugadores criados en Alcochete que apuntan muy buenas maneras y que la directiva se ha preocupado en renovar por fin una decisión sensata-, así promesas como Betinho (que esperemos que no acabe convirtiéndose en un nuevo caso Orlando Sá), Edilino Ié, Carlos Mané o Alexandre Guedes, que a mí también me gusta mucho, tienen la oportunidad de ganar experiencia y minutos para dar el salto al primer equipo.

Después del desbarajuste de años anteriores, la llegada al equipo de Leonardo Jardim, parece haberle dotado al equipo de un equilibrio, y sobre todo tranquilidad deportiva, que no había aparecido ni por asomo en el pasado. El técnico madeirense aporta muchas características de su propia personalidad; discrección, trabajo, constancia, equilibrio y eficacia.


Sinceramente, no creo que el Sporting vaya a practicar el juego más atractivo de la liga, pero si no se tuercen las cosas, sí creo que volverá a estar luchando por el podio de la liga y tal y como está la economía del equipo, pondrá a un buen puñado de jugadores en los escaparates de las grandes ligas, que ya es más de lo que habían conseguido en las pasadas cinco temporadas. Un equipo con jugadores para seguir con atención. 

domingo, 15 de septiembre de 2013

Sporting: ¿Pero estamos hablando del mismo equipo?



Después de una larga travesía por el desierto presidida por la inestabilidad institucional (no ha sido del todo superada), varias elecciones presidenciales bastante convulsas, proyectos fallidos y decisiones peregrinas que han abocado al equipo a una crisis deportiva y económica sin precedentes, el inicio de esta nueva temporada está aportando un poco de luz al voluble presente del Sporting club de Portugal. El equipo de Alvalade ha decidido soltar lastre y desprenderse de buena parte de los fichajes realizados en las tres últimas temporadas confiando en los jugadores de casa y en una serie de fichajes de perfil bajo –la economía obliga- que, dirigidos por Leonardo Jardim intentarán devolver al equipo leonino a las posiciones que le corresponden históricamente en el pódium de la liga portuguesa.
Independientemente de este azaroso proceso de reestructuración -que no deja de ser una limpieza en toda orden del vestuario-, uno de los problemas más peliagudos a los que el Sporting ha debido enfrentarse este verano ha sido el del mejor activo de su formación: Bruma, en un episodio entre el vodevil y la farsa –con denuncias cruzadas, un supuesto intento de secuestro por el medio, cambios de agente, de abogado y distintos problemas con el, hasta ahora, tutor legal del jugador para llegar al fallo de la Comisión Arbitral Paritaria dándole la razón al equipo lisboeta para concluir con el jugador en el Galatasaray y el Sporting con 12 millones y un problema menos.
Además del affaire con la perla lusoguineana, el Sporting ha vivido un verano lleno de conflictos con distintos jugadores; unos han ido entrando y saliendo del equipo debido a las vicisitudes propias del mercado, a otros se les ha impedido acceder a las instalaciones del equipo (Bojinov, Onyewu, Labyad o Boulahrouz), a los que sí acudían a entrenar se les relegó al equipo B o se les ha abierto expediente (a prácticamente todos ellos alegando desde conducta inapropiada hasta declaraciones ofensivas contra el equipo, incluyendo las siempre socorridas, cuando interesa a los clubs, salidas nocturnas incumpliendo los horarios marcados por el equipo), por eso mismo la labor, siempre callada, de Leonardo Jardim tiene tanto mérito, haciéndose con las riendas de un equipo inestable y herido, un polvorín que se había convertido en el hazmereír de todos los medios de comunicación portugueses, y al que todavía debe convertir en un equipo sólido para competir en una liga de la que, en las últimas temporadas, ya se había desentendido en las cinco primeras jornadas.
            Así que el Sporting ha decidido desprenderse, en la medida posible, de estos jugadores que con sus elevados sueldos lastraban la economía del equipo (Schaars al PSV junto a Santiago Arias, Pranjic con destino Panathinaikos, Gelson Fernandes al Friburgo) junto a otros jugadores que sí eran importantes pero cuya venta era necesaria debido situación económica (Van Wolfswinkel o Ilori), algunas cesiones para ahorrar sus fichas (Diego Rubio, Viola o Miguel Lopes, que ya veremos si vuelven o no) y, por último jugadores con los que no se contaba (André Santos, Attila Turán o  el canterano Nii Plange) y fiar su futuro más inmediato a un grupo de jugadores basado en la cantera leonina.

Jeffren o como una mala elección y poca actitud te llevan desde un
grande a  sabe Dios dónde para recuperar el tiempo perdido
De todos modos, una vez cerrado el mercado varios de estos jugadores que pensaban vender: Capel, Jeffren, Labyad, Bojinov o Boularhrouz, por ejemplo, permanecían en el equipo sportinguista que se vio obligado a desprenderse definitivamente de algunos por la vía del despido (Bojinov), de la rescisión (Bouhlarouz), pero con dos problemas de difícil solución (Jeffren y Labyad, cuyas ficha sobrepasa el millón de euros y con los que no cuenta, de momento, Jardim) y con Capel, que se reincoprora al equipo y, de hecho, esta noche ha sido titular frente al Olhanense. Así que el club deberá gestionar su presencia en el equipo del mejor modo posible, esperar pacientemente al mercado de diciembre o bien intentar negociar una rescisión de contrato con un coste económico que no perjudique en demasía las maltrechas arcas del club.

Labyad: Talento malgastado y peor asesorado
por sus representantes
Como el equipo ha cambiado mucho desde la pasada temporada a esta, dejaremos el análisis para el próximo post, por motivos de espacio y porque todavía no nos fiamos mucho de este equipo capaz de lo mejor, de lo peor y de lo siguiente, para qué negarlo. Veremos si su gran comienzo de liga (3 victorias contundentes y un empate frente al Benfica) no es flor de un día y son capaces de mantener la regularidad a lo largo de toda la temporada aunque al menos, por una vez, no han perdido la liga en las primeras cinco jornadas. 



A mí, que como digo siempre me da igual un equipo que otro de los grandes, me gusta ver al Sporting en su sitio y con los jugadores de siempre.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...