domingo, 10 de noviembre de 2013

FC Porto (Análisis liga 2013-14)




Siempre hago el mismo comentario a la hora de hablar de Helton, y probablemente lo oiremos cuando el Atlético de Madrid deba medirse a los dragoes en la liguilla de Champions, ya que cuando se hacen análisis del equipo blanquiazul se destaca al meta brasileño como uno de los puntos débiles del equipo oportista cuando en los últimos años el portero brasileño ha ido dejando “cadáveres” sentados en el banquilo mientras su figura se convertía en un elemento no sólo básico dentro del equipo sino casi identificativo del mismo. De él se dice que es irregular y que comete errores de bulto, y n ha habido forma de quitarle ese sambenito más allá de las fronteras portuguesas, cuando sobran dedos de una mano para contar dichas cantadas. Por cierto que en el último aprtido ante el Zenit el portero brasileño dejó una de cal y otra de arena (pero el resultado final tuvo más que ver con sus aciertos que con sus errores).
Aunque el año pasado llegó Fabiano después de una gran campaña en Olhao y este año ha llegado a la Invicta el ex de Standard Sinan Bolat, en un fichaje bastante sorprendente por cierto, a los que le auguramos un futuro más próximos del banquillo que del once inicial.



El eje central de la defensa probablemente esté formado por Alex Sandro y Danilo en los flancos y Otamendi y Mangala en el centro, formando una defensa compacta, dinámica, con una mezcla de física y técnico de enorme nivel. Los laterales brasileños, cada vez más adaptados a la liga, son jugadores con enorme proyección ofensiva, aseados en defensa, pero bien cubiertos por dos centrales que han jugado en la banda en muchas ocasiones, como el nuevo internacional francés Mangala y Nico Otamendi, por los que han llegado distintas ofertas a la Invicta que no han satisfecho a los regidores Oportistas (siempre alrededor de los 30 millones). El Francés, recientemente internacional, llegado a a capital del Duero por seis millones de euros, ha acabado desarrollando el enorme potencial apuntado en la liga belga convirtiéndose en un jugador compacto y poderoso en el área, serio a la hora de sacar el balón, potente en el balón parado. A su lado, Nico Otamendi posee las mejores virtudes de los centrales argentinos de tal modo que me recuerda en muchas ocasiones a Roberto Fabián Ayala, contundente en su espacio, disponible para barrer en espacios muy amplios, infranqueable en carrera, rápido a la hora de tomar decisiones.  El problema de uno y del otro, como hemos comentado en otros posts, es la falta de liderazgo y ese es el mal que afecta a tantos jugadores en el fútbol portugués, están más preocupados de buscar un futuro mejor fuera del equipo que de tirar del mismo y erigirse en un referente dentro del club.



Maicon, que había comenzado la pasada temporada como una roca, parece haber dado un pequeño paso atrás, bien es cierto que su estilo puede parecer más contundente, más próximo a un central clásico que al juego dinámico que practica el equipo, pero, y esta es una opinión que aquí hemos defendido muchas veces, el físico del brasileño engaña bastante acerca de sus cualidades.
El mexicano Reyes es, de momento una incógnita. Llega con grandes referencias desde la liga azteca, y se encuentra en plena fase de adaptación europea. Debe tener calma e ir entrando poco a poco en el equipo. Oportunidades, con las cuatro competiciones que juega el equipo durante este temporada, probablemente tenga sus opciones. De momento, está pasando inadvertido.
Danilo llegaba como un jugador con una proyección enorme, y ciertamente la tiene, pero… tanta proyección ofensiva le hace ser menos ordenado a la hora de defender. Ofensivamente es un puntal, lateral reconvertido en Santos, con gran dominio del balón, llegada, habilidad par aponer buenos centros. Un jugador con mucho futuro sin duda alguna. Por su parte, su compañero desde la época del Peixe, Alex Sandro, de momento está cumpliendo, sin más. Defensivamente es más aseado que Danilo, en ataque menos preciso, más prototípico como lateral poniendo balones al área o diagonales desde tres cuartos, pero tal y como está el mercado en su puesto, los dragoes pueden darse con un canto en los dientes al contar con él.
Una temporada después, Jorge Fucile está de regreso en o dragao, y parece dispuesto a recuperar parte del terreno perdido. Ya no tiene el físico de hace unos años, pero le sobra oficio para dominar el lateral derecho y, si fuese necesario, jugar también en la banda opuesta. Ahora bien, su regreso también tiene su parte negativa, y es que no ha aparecido un jugador para sustituirlo cuando, claramente, está en una fase descendente de su carrera.


El pulpo Fernando, en su último año de contrato, sigue siendo el eje del centro del campo. Su poca participación en la creación se ve sustituida con su eficiencia defensiva a la hora de equilibrar el juego del equipo y liberar a sus compañeros de medular que, saben, con su eficacia a la hora de abarcar terreno, tiene las espaldas cubiertas para centrarse en el trabajo ofensivo. Ya hemos comentado anteriormente que el hecho de estar en su último año de contrato genera u runrún bastante incómodo, al que no ha ayudado nada el rumor sobre una posible llamada a la selección portuguesa. A su lado está jugando Defour, que con la salida de Moutinho, parece haberse ganado su sitio al lado del brasileño, pero el belga no acaba de encontrarse cómodo en el esquema del equipo, como si más allá de su rendimiento deportivo todavía tuviese que demostrar que tiene nivel para formar parte del once y no todavía jugase ni con la tranquilidad ni con el convencimiento necesario, tal y como sí hacía en el Standard en su momento o lo hace en la propia selección belga. A mí me deja bastante frío. 



Lucho González es, de momento, indiscutible en su posición, Bien es cierto que ya no es el jugador de hace unos años, pero su presencia es suficientemente importante como para provocar respeto en sus oponentes, independientemente del compromiso del argentino con el dragón que lleve en el pecho. Él es el líder del equipo. Nadie lo duda, pero ya veremos como le responde el físico en una temporada tan exigente como la actual.



Empezó la liga siendo la gran sensación, ha bajado su rendimiento ahora, y a mí no me cabe la más mínima duda de que acabará jugando de titular tarde o temprano, y que es el jugador llamado a dirigir el juego de este equipo, el único que tiene algo distinto. Hablamos de Juan Quintero, que ya veremos si consigue hacer baratos los 10 millones que el FC Porto pagó por sus servicios. El ex de Pescara es un jugador de los que gustan al público, que piden el balón, elegante, vertical, incisivo, con mucha presencia en el juego ofensivo de su equipo. Le queda ser regular, asumir que ha llegado a un equipo grande y con muchas exigencias. Diego Ribas es un buen ejemplo de que a veces el FC Porto también se equivoca a la hora de sacar lo mejor de grandes jugadores. Ojalá el colombiano no sea un ejemplo de eso.



Otro jugador que ha bajado al equipo B para aclimatarse al ritmo europeo es el mexicano Herrera, al que han probado en posiciones más retrasadas que as que él venía ocupando en su país, Herrera es un box to box que llega con un gran cartel y que, parece haber asumido que necesita tiempo para entender el juego del equipo, tal y como hicieron otros jugadores en su momento –se me ocurre el caso de Freddy Guarín- no tardará en dar el salto en importancia dentro del equipo. Falta por ver dónde acabará jugando. De todos modos, es otro jugador al que le está costando el ritmo europeo.
Uno de sus rivales en el carril del 8 es Carlos Eduardo, que, al igual que él, también ha bajado al equipo B para gozar de minutos, con muy buenas prestaciones, por cierto. El ex de Estoril llega avalado por unas excelentes temporada en el equipo de la línea de Cascais y, al igual que otros jugadores hicieron en su momento, debe esperar su momento para hacerse un hueco en el club.



Una de las sorpresas de este comienzo de temporada es Josué, jugador que vuelve al equipo que se formó después de un año espectacular con el Paços de Ferreira dirigido por su actual técnico, y al que, de momento, han situado en posiciones más ofensivas de las que ocupaba en la Mata-Real. Su buen inicio de temporada le han servido para ser convocado con la selección nacional, y su versatilidad le permitirá competir por distintos puestos en la medular del equipo. El hecho de que su técnico lo conozca, le otorga ciertas ventajas frente a sus compañeros. Pese a todo, y jugando a  entrenador, ya dije que no creo que jugar pegado a la banda saque lo mejor de él que sí aparece cuando se incrusta entre líneas por el centro.
Precisamente en las alas, posición en la que está jugando Josué es donde el equipo presenta más dificultades frente a temporadas anteriores, no es lo mismo contar con Huk o James Rodríguez que con Licá, que está siendo una de las grandes sorpresas de este comienzo de temporada, o el propio Josué adaptado a esta posición. El canterano de la Briosa, que también ha sido convocado por Paulo Bento, está demostrando que jugar en el FC Porto no le queda grande, que más allá de ser un jugador de perfil bajo, su rendimiento lo convierte en un jugador más que válido para el equipo, de tal modo que nadie se acuerda de Silvestre Varela, jugador que parece haber dado un paso atrás en su rendimiento después de unos buenos años


.
Kelvin y Ricardo todavía deben ganarse su status en el equipo, sobre todo el primero, al que su milagroso gol de la pasada temporada no le ha hecho ganarse un sitio en el equipo todavía, su inconsistencia y falta de madurez no acaban de ayudarle. Le faltan varios hervores, ¿pero alguien recuerda las primeras cesiones, por ejemplo en Vigo, de un tal Diego Costa?. No es que vaya a seguir los pasos del delantero de Lagartos, pero en muchos casos, una cabeza mal amueblada no permite que el jugador saque lo mejor que tiene. El ex jugador de Vitória, por su parte, es todavía un diamante por pulir, pero entre el primer y segundo equipo, seguramente irá adquiriendo los minutos que necesita para seguir creciendo como jugador. De todos modos, yo me pregunto si el FC Porto necesitaba a Ricardo, si no le iría mejor jugando en Europa con los vimarenses y qué narices hace en el equipo B en el que tendrían que estar los chicos que suben del sub19… Yo no le veo explicación a esto.
Caso aparte es el de Juan Iturbe, actual jugador del Hellas Verona y del que se dice que el Liverpool, sobre todo, y el Inter están muy interesados en su adquisición. Independientemente de que no haya conseguido hacerse un hueco en el equipo, por las razones que sean, sigo sin entender dónde están los equipos españoles que buscan un delantero incisivo y de calidad a un precio accesible.



Despues de sus exhibiciones del año pasado, nadie tiene la más mínima duda sobre la importancia de Jackson en el juego del equipo. El cha cha cha es ahora mismo uno de los grandes nueves del fútbol europeo, una caja de caudales con piernas que el equipo guarda hasta que encuentre un sustituto de garantías para dejarlo volar a cambio de mucho dinero.
Por detrás del colombiano, el FC Porto se ha apresurado a contratar a uno de los grandes jugadores de la pasada temporada, el poderoso delantero argelino Nabil Ghilas (hermano del ex del Celta, Kamel), que el año pasado fue una de las grandes sensaciones, con su juego físico y contundente, que intentará aprovechar el juego vertical del equipo para tener más balones que en el Moreirense.
Pero falta pólvora.



En definitiva, si bien al equipo le faltan algunos de los grandes nombres de años anteriores, el habitual relevo que va encontrando la dirección deportiva del equipo y la idea de juego que está claramente asentada en la Invicta hace que el FC Porto sea, una vez más, el principal favorito para llegar al tetracampeonato y, una vez más, llegar a rondas muy avanzadas de la Champions League. Sé que más allá del Miño, el FC Porto parece un equipo asequible, pero, a día de hoy, sin duda alguna, es uno de los grandes de Europa. Bien es cierto que siempre se lo cita a la hora de hacer negocios, pero cuántos equipos españoles pueden hacer varias incorporaciones por encima de los 10 millones de euros y obtener unos resultados europeos más o menos regulares a lo largo de la última década?


No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...