jueves, 10 de abril de 2014

Eliaquim Mangala (Volarán Lejos XVIII)




Eliaquim Mangala
13-II-91, Colombes (Francia)
1´87
AC Lustin (1996-02), CS Weppionnais (2002-2006), Union Royale Namur (2004-08), Standard de Lieja (2008-2011), FC Porto (2011-?)

Supongo que los aficionados del Standard de Lieja deben tener sentimientos encontrados al ver que muchos de los jugadores que formaron parte de su plantilla en los años que van desde el 2007 al 2010, en los que lograron dos títulos d elija consecutivos,  son a ctualmente algunos de los jugadores mas valorados del fútbol internacional hombres como Mangala, Defour, Witsel o, Mehdi Carcela –quizá el menos afortunado al abandonar el club- o  Benteke, aunque este último tuvo un paso fugaz desde la cantera vía Inglaterra, estuvieron en boca de distintos medios y en las agendas de muchos de los grandes europeos –sin ir más lejos el Madrid estuvo muy interesado en Witsel hasta el desafortunado incidente con la burtal entrada del actual jugador del Zenit a Wasilewski-.



No pasó mucho tiempo hasta que todos ellos fueron abandonando  a los rouches, pero, sorprendentemente no acabaron en los grandes equipos a los que se presuponía que irían: Witsel fue al Benfica, el hispano-belga-marroquí Carcela aterrizó en el fugaz millonario Anzhi y Mangala y Defour también llegaron a Portugal, todos ellos a cambio de un dinero más que asequible para la mayoría de equipos europeos –entre 6 y 9 millones de euros-.



Mangala aterriza en el FC Porto de André Villas Boas, liderado por Hulk y Falcao, con una defensa más que sólida formada por Otamendi y Rolando con una poderosa aparición en las primeras jornadas de esa liga del brasileño Maicon, que poco a poco iría perdiendo fuerza, y su participación en el equipo fue bastante escasa, no llegando a la decena de partidos. Pero sabemos, lo hemos dicho aquí en muchas ocasiones, que una de las grandes virtudes de los dragões –aunque a veces fallen- es preparar la salida de sus jugadores más importantes haciendo que los recién llegado se vayan incorporando poco a poco a la dinámica del equipo.  Aquel FC Porto de Villas Boas quería recuperar, y de hecho lo hizo, el mando en la liga portuguesa y el joven técnico buscaba demostrar que podía llegar a compararse con su mentor –José Mourinho-, por lo que, en cuanto tuvo su equipo de gala, hizo pocos movimientos.




En la temporada siguiente, las apariciones del central francés se multiplicaron. El affaire Rolando a la hora de forzar su salida ayudo muchísimo, y el hecho de que Maicon no acabase de explotar también le abrió las puertas de la titularidad junto a Otamendi, aunque tampoco acabó de ser definitivo. Jugó, sí, y mucho más que en su primera temporada -24 partidos en liga y 8 en competiciones europeas-, pero todavía no era un valor seguro como sí lo está siendo este año, difícil por la situación que atraviesan los dragões acostumbrados a ganar, a dominarlo todo, a que todas sus incorporaciones rindan, a generar ventas inflaccionadas, a trabajar muy por encima de sus rivales lisboetas con una tranquilidad de la que carecen esta temporada.



La salida de Otamendi ha dejado a Mangala como el central de referencia de la plantilla (Maicon sigue sin explotar, el mexicano Reyes no se ha hecho un puesto en el once hasta la llegada de Luís Castro al banquillo y Abdoulaye… en fin, Abdoulaye ha sido recuperado del Vitória de Guimaraes y, por lo menos este año, está muy lejos del mínimo exigido a un jugador de un equipo de primer nivel-.
Así pues, justamente cuando se rumorea su salida de la Invicta con destino a Francia (PSG y Mónaco, sobre todo los segundos), es el momento en que el nuevo internacional francés asume el liderazgo de la defensa oportista explotando sus tremendas capacidades atléticas y demostrando, una vez más, el olfato de los dirigente blanquiazules y su máxima de que, sin presión, con tiempo y un poco de paciencia por parte de los jugadores, acabarás por hacerte con un sitio en el once del equipo a poco que mantengas el rendimiento que te condujo al equipo de as Antas.
Físicamente Mangala es un portento, poderoso, atlético, potente, con una confianza tremenda en su cualidades que usa –y abusa- para estar en todos los lados, llegar a balones imposibles y corregir cualquier error cometido. Y ahí está su principal defecto que, poco a poco, ha ido corrigiendo, ese exceso de confianza en su físico le hace  tirar de ímpetu cuando no es necesario y, sobre todo, no mantener el orden –muy al estilo de David Luiz, pero sin las alegrías ofensivas del brasileño- para cumplir con el mínimo requerido en su posición.



No vamos a decir que, con 23 años sea un jugador más maduro, pero sí más próximo a lo que cualquier liga de primer nivel europeo le exige a un defensa; más posicional, más férreo y con la suerte de poder aprovechar su físico para romper en potencia desde atrás, subir por sorpresa y aprovechar su fuerza en el área rival –damos ya por descontado su poder en el juego aéreo y a balón parado.



¿Está Mangala para un grande?. La respuesta es afirmativa, pero una vez más, en ese salto de nivel hacia una liga de gran exigencia y equipos que no perdonan errores defensivos, el jugador necesitaría otro proceso de adaptación para aplicarse a las nuevas condiciones requeridas. Personalmente, un año más en o dragão, ahora sí, establecido definitivamente  como patrón de la zaga –y más si Diego Reyes consigue afirmarse a su lado- le servirían como confirmación absoluta, a él, a cualquier club interesado en él, y a las arcas del equipo –su cláusula está en 50 millones y ya sabemos que no se negocia mucho en el Oporto-. Tiene 23 años, tiempo de sobra para esperar una temporada.
Al igual que a sus compañeros, se le veía venir, ha tardado  un poco, pero ha llegado al primer nivel europeo.
Si alguien quiere saber más sobre su vida o consultar diverso material gráfico y audiovisual, puede acudir directamente a su página web. A mí no me parecía apropiado fusilar la información aquí si tenemos la fuente original a un solo click.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...