sábado, 5 de abril de 2014

Ezequiel Garay (Grandes en Portugal XII)


Ezequiel Marcelo Garay
10-X-1986 Rosario (Argentina)
1´95 y 85 kg
Newell´s Old Boys, Racing de Santander, Real Madrid, Benfica


En España conocimos a Garay como jugador del Racing de Santander, equipo al que llegó en el mercado de invierno del año 2005 procedente de Newell´s y después de formar parte de la selección sub 20 campeona del mundo de la categoría liderada por Messi, Agüero, Gago, Sosa Zabaleta o el central del Celta Gustavo Cabral entre otros , y su gran rendimiento en el equipo cántabro no pasó desapercibido para nadie. Apuntaba entonces Garay la mayoría de las grandes cualidades que lo han hecho destacarse actualmente en el Benfica: fuerte en su zona, concentrado, poderoso en los cruces, a veces un poco descontrolado eso sí, y poseedor de un poderoso disparo que le hacían sumar un buen número de goles a balón parado, de hecho en el Racing era el encargado de lanzar los penaltis y las faltas: todos, por cierto.


Por eso mismo, a nadie extrañó que el Real Madrid –víctima de alguna de sus grandes actuaciones con goles incluidos- se hiciera con sus servicios por 10 millones de euros, pero decidiera dejarlo un año más en Santander ya que contaba con Cannavaro, Metzelder, Heinze o Pepe para el centro de la defensa. Al año siguiente, con Pellegrini en el banquillo, el jugador se incorpora a la disciplina blanca participando en poco más de una veintena de partidos, en una temporada bastante convulsa para la entidad merengue.


Ya con Mourinho en el banquillo desaparece casi por completo de las alineaciones, bastante lastrado por las lesiones, todo hay que decirlo, y con el paso cerrado al once por la incorporación de Ricardo Carvalho. Es en este momento cuando aparece en escena el Benfica, aprovechando la coyuntura y planteando un negocio beneficioso para las dos partes. 5´5 millones de euros para el Real Madrid a cambio del 50% del pase. El Madrid se desprende de un jugador prescindible, ingresa dinero y además se guarda la mitad de los derechos económicos del jugador. El Benfica, por su parte, incorpora a un jugador con un potencial enorme por un módico precio, y aunque el 50% de un posible beneficio deba entregársele al Real Madrid, el jugador ya está en el saco y, a partir de ahí, todo son beneficios.


El tiempo le ha dado la razón a todos, incluyendo al jugador, ya que no tardo mucho Garay en imponerse en el equipo lisboeta al lado del eterno Luisao con el que, desde el principio se ha entendido a las mil maravillas y del que, seguramente, ha aprendido bastante. La simbiosis Garay-Luisao ha sido muy beneficiosa para ambos, el jugador brasileño, una auténtica institución en el Benfica, ha aprovechado las condiciones físicas de su compañero de zaga para solventar sus limitaciones en ese campo a cambio de clases magistrales de colocación, dirección de equipo y tablas, muchas tablas tanto en el césped como en los vestuarios..


Con algunos partidos excepcionales, la mayoría muy buenos y alguno peor, Garay gha ido creciendo de manera exponencial , asumiendo galones y experiencia a un nivel enorme hasta convertirse e n uno de los centrales de referencia del fútbol europeo.
No vamos a negar que abandonar el Real Madrid puede suponer un paso atrás a priori, sin embargo, y eso es algo que en este blog hemos repetido en muchísimas ocasiones, pocos equipos hay en el mundo en el que existe más presión mediática y, sobre todo, social que en el Benfica. Por eso mismo, si Garay abandona el equipo encarnado, lo que probablemente ocurrirá este verano, si no aparece un contrato mareante en cualquier club de menor entidad –lo cual hablando de fútbol portugués nunca se puede descartar- estará en alguno de los grandes transtlánticos europeos (hasta ahora el United parece el mejor colocado, y la salida de Vidic con dirección Milán, puede acercarlo a los Red Devils, pero también han salido otros equipos ingleses y el sempiterno, en lo tocante al  mercado portugués, Zenit de San Petersburgo.


Esta versión 2.0 de Garay post-Real Madrid mantiene sus cualidades originale; fuerza, contundencia, agresividad y colocación con nuevas características mejoradas: capacidad de reacción, sobre todo a la hora de cubrir su espalda, ser capaz de rectificar su posición y dininar los espacios en defensas tan desguarnecidas como la del Benfica –recordemos que en muchos momentos apenas juega con un mediocentro defensivo y la defensa muy adelantada-. Asimismo Garay posee un mayor control del espacio, no es un jugador alocado, arriesga lo necesario, impone su físico con dominio de la situación. Del mismo modo ha aumentado su aportación ofensiva, sus goles procesen de remates de cabeza a balón parado, donde se ha convertido en una buena opción para desatascar más de un partido.



Así pues, eparece más que probable que después del mundial de Brasil al que el central rosarino acudirá como uno de los bastiones de la albiceleste, veamos al jugador con una nueva remera, veremos si para confirmarse como uno de los grandes centrales del continente. Cualidades le sobran, con 28 años, parece el momento adecuado.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...