lunes, 26 de mayo de 2014

Rafa Silva (Volarán Lejos XX)



Rafael Alexandre Fernandes Ferreira Silva
17-V-93, Vilafranca de Xira
1´70 y 66 kg
Centrocampista ofensivo
Atlético Povoense, Alverca, Feirense, Sporting Braga

No ha sido uno de los jugadores determinantes de la  liga portuguesa, aunque forma parte de la lista de mundialistas de Paulo Bento, tampoco ha sido la revelación de esta liga aunque debutaba en la primera división, es probable que incluso permanezca en el Sporting Braga (aunque de ningún club portugués puede decirse esto,  y menos del equipo arsenalista)
Formado en el Atlético Povoense y el Alverca, Rafa se incorpora a los juveniles del Feirense en el año 2011, dando el salto al equipo principal la siguiente temporada. En su debut con el equipo de Santa María da Feira, cuajó una temporada espectacular (47 partidos y 10 goles) de tal modo que su nombre sonó con fuerza apra distintos equipos con los dos Sportings a la cabeza, finalmente los gverreiros do Minho serían losque se llevaría el gato al agua por apenas 300 mil euros.



En el pobrísimo Sporting Braga que hemos  padecido esta temporada, sin duda alguna, Rafa es la única alegría que sus aficionados han podido paladear, ya desde el comienzo de la temporada en el que Jesualdo le fue dando confianza a cuentagotas hasta que, finalmente, ha tirado la puerta abajo y se ha hecho con la titularidad.
En Portugal comparan con gran ilusión a Rafa con Deco. Digamos que sí, tiene cosas de Deco, pero qué trequartista no posee estas mismas cualidades, incluso mejores para jugar en uno de los gigantes europeos; hay muchos jugadores en la actualidad con estas cualidades en potencia sin que ello implique que vayan a ser cracks en el futuro (para muestra el decepcionante rendimiento de Quintero en el FC Porto, incluso de Djuricic en el Benfica cuando a mí me había encantado en el Twente la temporada anterior).  A mí Rafa me recuerda mucho a Isco, otro talento del que nadie negaría que posee las cualidades referidas, unidas además en el jugador malagueño a una técnica eximia –técnicamente es un escándalo- y a un buen disparo, ya que Deco bajaba más en el centro del campo y Rafa parte de tres cuartos de campo para generar la última fase del ataque. Jesualdo lo colocó en banda, la sombra de Alan en los gverreiros es muy alargada todavía, y desde esa posición Rafa generaba el peso ofensivo del equipo casi siempre buscando el centro, posición en la que ha jugado en menos ocasiones y en la que tiene un don para aparecer entre líneas buscando siempre el juego  vertical.



Evidentemente considero que Rafa es un jugador con unas cualidades extraordinarias  -como en su momento destacamos la Bernardo Silva-: muy dotado técnicamente, con gran visión de juego, capaz de esconder el pase hasta el último momento, de generar él solo jugadas de peligro de la nada, buen llegador, correcto en la finalización, elegante, dinámico… cualidades todas ellas que capturan nuestra atención en el campo, sin embargo tal y como funciona el fútbol en los últimos años en Portugal, en la que los jugadores son una inversión, es importante que Rafa vaya dando pasos firmes en su crecimiento como jugador antes de ser la enésima perla desaprovechada o de corto recorrido en cualquier equipo europeo.



A eso me refiero cuando digo que como Rafa hay muchos jugadores en distintos clubs europeos, para ser un jugador determinante en la mediapunta se necesita algo más que talento, y eso es lo que Rafa debe aprender: oficio, pausa, controlar los tiempos, más trabajo defensivo,  intensidad en una temporada de 40/50 partidos entre todas las competiciones… Entonces sí tendremos al jugador que nos parece ver ahora. No olvidemos que esta ha sido su primera temporada en la máxima categoría del fútbol portugués, y ha acabado en la convocatoria de la selección nacional en la que, además, es el único jugador diferente en la zona ofensiva. Démosle tiempo y estabilidad (que es el mayor defecto que tiene el fútbol en Portugal, todo cambia de un año para otro, los jugadores son mercancía que entra y sale, se revaloriza y deprecia de manera inmediata sin dejar que los jugadores crezcan y  sean importantes en el mismo entorno durante un par de temporadas para, entonces, dar un salto hacia nuevos desafíos).

Veremos cuánto dura Rafa en la ciudad de los arzobispos. Por cierto que su representante no es Mendes, sino António Araújo (On SOCCER International)


No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...