domingo, 20 de julio de 2014

Carlos Mané (Volarán Lejos XXI)

Carlos Manuel Cardoso Mané
11-III-94, Lisboa
1´72 m. y 64 kg.
Delantero
Sporting


Debo reconocer que la primera vez que escuché el nombre de Carlos Mané coincidió con la temporada en la que el Sporting juvenil llegó a la final de la Gillette Next Gen Series -ahora convertida en la versión sub 19 de la Champions League- en la que me había parecido un jugador más dentro de un grupo de buen nivel en el que por entonces destacaba con mucha fuerza por Bruma y Betinho-, en la misma competición de la temporada siguiente, Mané tuvo mucho más protagonismo y el equipo alcanzó las semifinales de la competición -con un equipo, para mi gusto, inferior al del año pasado en cuanto a bloque. Ahí había jugador para el futuro, pero también lo parecían muchos del equipo del año anterior (y con la excepción de Bruma, no ha habido mucha evolución en sus carreras. Si Comparamos con el Ajax, finalista de la primera edición de la competición, alucinamos viendo los jugadores que están en el primer equipo ¡y en la selección holandesa que está jugando en el mundial!, y eso sin contar con el extraordinario Viktor Fischer que lideraba esa generación)



La siguiente noticia que tuve de Carlos Mané fue una "supuesta" oferta del Manchester City por ¡9 millones de euros!. Tratándose de jugadores portugueses o del mercado del país vecino uno nunca lo ha oído todo, y no hay que descartar ninguna noticia por bizarra que nos parezca... Y, claro que no creo que Mané valiese ese dinero, tampoco lo pienso ahora que ha llegado al primer equipo y ha contado con bastantes minutos (20 partidos). Lo que sí tengo claro es que estamos ante un jugador con cualidades para hacerse un hueco en muy poco tiempo no sólo en el Sporting sino también en la selección nacional y, tal y como están las cosas, supongo que en algún equipo importante europeo.



De ascendencia guineana, pero nacido en Lisboa, Mané es un producto 100% Alcochete, desde que entró en el club con 7 años. En su evolución tanto en el equipo como en las categorías inferiores de la selección portuguesa Mané ha ido acortando escalones hasta llegar, todavía en edad juvenil, al equipo B del Sporting (ya en la temporada 12-13)



Al año siguiente, ya como jugador de pleno derecho del segundo equipo sportinguista, Leonardo Jardim decidió darle la alternativa en las primeras fechas de la liga (4-= frente al Vitória de Setúbal  el 5 de octubre de 2013) participando posteriormente en otros partidos desde el banquillo hasta su debut como titular, y con golazo, en un partido de la copa de la liga frente al Marítimo. 



La presentación ya está hecha, ha jugado, ha brillado de forma intermitente, ha dejado sus credenciales en la primera liga. Ahora queda lo difícil: confirmar estas cualidades, tener continuidad, madurar futbolísticamente, tener paciencia para ir aprovechando las oportunidades.



Tengo bastante claro que, independientemente de todos los problemas relacionados con la convulsa salida de Bruma de Alvalade -ojo que parece que nos hemos olvidado un poco de la bomba que es este jugador pese a su gravísima lesión-, el Sporting decidie ceder en su pulso con el jugador y su polémico representante, dinero mediante también, porque sabe que tiene a Mané en la recámara. De ahí que las comparaciones con el actual  jugador del Galatasaray sean evidentes y continuas, y probablemente odiosas, porque el hecho de partir de una posición en el campo bastante similar no implica que sean jugadores con características comparables; Bruma es un toro -físicamente tiene mucho que ver con el jugador del Barcelona Adama Traoré, en cada zancada le saca medio cuerpo a su defensor-, Mané es un jugador más fino con el balón, no es un jugador resorte que recibe y rompe porque sí, sino que es capaz de pensar la jugada. Admiramos al jugador vertical porque entra como una flecha sorteando defensores, pero olvidamos cuál es el provecho que realmente producen sus esfuerzos individuales en el juego colectivo del equipo. ahora mismo Mané no tiene el potencial físico y técnico de los jugadores citados pero sí tiene la pausa que les pasa a ellos que le da un elemento distintivo frente a la mayoría de jugadores con grandes cualidades que suelen aparecer a edades muy tempranas. Le faltan minutos, capacidad de aguantar el choque, asociarse con más dinamismo para romper defensas estáticas, pero lleva 20 partidos en la élite y ya hay demasiado ruido a su alrededor cuando todavía no ha tenido tiempo para demostrar, ni ha adquirido los galones para sacar lo mejor. 



A día de hoy, Mané es una perla por pulir, como hay tantas -vean la enormidad de post dedicados a promesas futbolísticas que proliferan por la red, ene ste mismo blog que no han acabado de explotar-, así que lo primero que tiene que hacer esta próxima temporada es ganarse un sitio en el once del sporting, que no va a ser tarea fácil, y después ya tendremos tiempo para decidir si tiene buen regate, finta bien o dispara desde la frontal que, en líneas generales, es lo mínimo que se pide a cualquier volante de un equipo de primera división en cualquier liga de cierto nivel (que pro cierto, son cualidades que posee el jugador).






No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...