domingo, 19 de octubre de 2014

FC Porto 14-15 (Análisis de las 7 primeras jornadas) (1ª Parte)

El reto de Lopetegui es precioso

El fichaje de Julen Lopetegui como técnico del FC Porto cogió a todo el mundo por sorpresa, tanto en España como, sobre todo, en Portugal, donde se preguntaban qué méritos tenía el guipuzcoano para llegar a un puesto tan importante.
Las dudas prosiguieron con los fichajes que iban legando al club, claramente de la mano de su técnico y con un marcado carácter español, con la excepción de Bruno Martins-Indi y los jugadores ya cerrados por el club antes del fichaje de Lopetegui: Ricardo y Evandro, porque incluso Opare, que pasó por las categorías inferiores del Real Madrid podríamos incluirlo en el primer grupo. Así fueron llegando Adrián, Óliver y Tello –además cedidos sin opción de compra, lo que supone un claro cambio de método por parte de los dragoes-, Brahimi, Casemiro, José Ángel y finalmente Andrés Fernández, Marcano y Jose Campaña al final del mercado, todos ellos jugadores de nivel medio en la liga española (hablamos de lo que se piensa en Portugal, y tampoco van muy desencaminados en la mayoría de los casos, pero ya hablaremos de ello).
La duda estaba sembrada, no porque Lopetegui sea español, ojo, no caigamos en simplezas absurdas, sino porque el bagaje del ex técnico de la sub21 se ceñía a éxitos con las selecciones inferiores de España y nada más, y los jugadores que llegaban al club no eran conocidos para la masa de los adeptos oportistas, se proponía un estilo que había quedado muy castigado en el mundial y hasta se criticaron excentricidades que en Vigo conocemos muy bien, como el andamio para seguir los entrenamientos (Tanto en los medios de comunicación como en los foros, comenzaron a llamarlo Flopetegui y muchos auguraban que no duraría mucho en el cargo). Pero el equipo comenzó a encadenar resultados positivos, sigue invicto a día de hoy, y todas esas dudas iniciales comenzaron a disiparse, al menos a silenciarse, aunque que nadie tenga la más mínima duda de que con dos o tres malos resultados aflorarán con mayor virulencia.
El Oporto de Lopetegui es un equipo que aprovecha lo mejor de este equipo, su solidez y competitividad –el partido ante el Shaktar es buena muestra de ello-, con el estilo de toque que el técnico hereda de su paso por las selecciones inferiores de España y si bien es cierto que aún está lejos de imponerse, sí va marcando un camino reconocible
Como comentamos en el análisis del Benfica (Ver aquí), también el FC Porto ha perdido cierta calidad, Fernando y Mangala eran jugadores muy importantes, sobre todo el  Polvo, un jugador básico en el esquema de cualquier entrenador que pasó por el equipo, los jugadores que permanecían en la plantillo no se habían ganado el estatus necesario todavía, ni Herrera o Quintero habían adquirido la jerarquía necesaria, y ya hemos hablado de todas las dudas existentes acerca de las nuevas incorporaciones hechas por el club.

Todavía no ha dicho su última palabra

Portería: la lesión del insustituible Helton abre muchas dudas sobre cuál será el futuro dueño del arco del dragao. Hemos comentado infinidad de veces que el meta brasileño es un icono en la Invicta, lo repetimos porque en cualquier medio español siempre se le destaca como un portero inseguro cuando año tras año, sus números son irrebatibles. Claro que comete errores, pero son los menos frente a sus grandes actuaciones, a la confianza e influencia que tiene sobre sus compañeros, que ya les gustaría a muchos.

Por fin le ha llegado la oportunidad a Fabiano de demostrar que
es un portero más que solvente

Mientras se recupera, porque la duda estriba en saber en qué condiciones lo hará, Lopetegui optó por darle la titularidad a Fabiano, que venía con buenos números y que es un guardameta cuanto menos competente, sobrio, gris incluso, quizá no saque balones imposibles, pero sí para las que hay que parar, que no es poco.

Andrés no lo tendrá fácil para hacerse con la titularidad

Andrés Fernández llega de la mano del equipo del equipo técnico, pero al llegar al final del mercado –después de haber estado a un paso de recalar en distintos equipos-, Lopetegui ha optado por darle ocntinuidad al portero brasileño en lo que considero una decisión lógica.
En Vigo conocemos bien a Andrés desde su etapa en el Huesca, porque nos amargó los dos partidos frente al equipo oscense, pero sus temporadas en Osasuna han ido de más a menos, acabando la pasada temporada con algunas dudas, que son las que yo mantengo hasta que su rendimiento las disipe. Lo digo siempre en muchos posts, jugar en el FC Porto no es jugar en cualquier equipo, la presión y la atención mediática es enorme, y sólo tiene que llamar a su homólogo Roberto Jiménez para que le explique qué sucede si las cosas no salen bien.
Desde el principio del verano, nadie ha confiado en Ricardo, fichado de la Académica de Coimbra, y es una pena que un portero que estaba entre los posibles mundialistas se vaya a pasar la temporada en blanco, porque está claro que no cuenta nada. Esperemos, por su bien, que sea capaz de ver la situación y acabe saliendo en el mercado de invierno, porque es un portero más que aceptable para cualquier equipo de nivel medio, como mínimo.

Martins-Indi estádisipando todas las dudas sobre su fiabilidad


Defensa. Si bien los laterales parecen claramente definidos, Alex Sandro y Danilo deben dar el golpe encima de la mesa de una vez, sobre todo Danilo que tiene unas condiciones extraordinarias para llegar incluso al lateral derecho del escrete, las salidas de Otamendi y Mangala abrían un agujero difícil de tapar porque a Maicon le falta algo, no sé si minutos, confianza, creerse que puede hacerlo, Diego Reyes sigue tímido y con miedo a que cada partido se convierta en un examen para él, Martins-Indi llegaba con cierta fama de jugador inseguro y Marcano llegaba al final del mercado y en Portugal era un jugador absolutamente desconocido. Pero el holandés, nacido en Portugal, por cierto, parece un muro y está a un nivel extraordinario, Maicon cumple a su estilo rudo y suponemos que Marcano se irá haciendo con minutos poco a poco. En cuanto a Diego Reyes, en fin, digamos, y es una opinión muy personal, que tiene que perder el miedo a fallar, quitarse complejos de encima y jugar al fútbol. Si comete errores, no pasa nada, pero lo peor que puede hacer es dudar.

Nueva oportunidad para Josgrané Ángel en un gran proyecto

De Opare poco se puede decir porque llegó lesionado y ha tenido que bajar al equipo B a jugar para coger ritmo y de José Ángel se espera que sea la alternativa a Alex Sandro, jugador inconstante que tiene picos de rendimiento en la temporada para hibernar en otros momentos de la temporada. Del lateral asturiano se esperaba muchísimo cuando surgió junto a Roberto Canella, se esperaba incluso que llegase a la selección española antes, clatro está, de la eclosión de laterales izquierdos de Valencia o la aparición de Alberto Moreno, pero desde su fichaje por la Roma de Luis Enrique no ha acabado de explotar. Tanto él, como Marcano, como Andrés tienen que demostrar que están preparados para militar en el FC Porto. Llegan como desconocidos y todo lo bueno que consigan hacer tendrá la repercusión que ofrece el gran escaparate europeo que el equipo oportista, pero tendrán que demostrar más que en las últimas temporadas porque su rendimiento se va a seguir con lupa.
Rolando está en nómina y entrena, pero… Y es una pena, oiga.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...