domingo, 29 de marzo de 2015

Anthony Lopes (Volarán Lejos XXV)


Antohny Lopes
1-X-90, Givors (Francia) (Givordin)
1,84 Cm, 81 kg
Olympique Lyon

Desde hace varios años, Francia es uno de los viveros a los que acuden los técnicos de la federación portuguesa de fútbol para detectar talentos con raíces en el país vecino que puedan llegar a formar parte de los distintos equipos nacionales. Así, se han incorporado al fútbol portugués jugadores como Adrién Silva, Raphael Guerreiro o, con menos fortuna, Amaury Bischoff, que llegó a jugar en el Arsenal de Wenger en su momento. Otra de estas “adquisiciones” es Anthony Lopes, que formó parte de las convocatorias de forma casi anónima entre la sub 17 y la sub 21, pero que desde la pasada temporada se ha convertido en una figura indiscutible en el renacimiento del Olympique de Lyon, ya no tan poderoso económicamente como hace unos años, pero con un nuevo bloque muy compacto de jugadores formados en su prestigiosa cantera.


Desde el año 2009, en las convocatorias de las selecciones inferiores de Portugal aparecía un nombre desconocido para prácticamente todos los aficionados al fútbol en el país vecino. El hecho de que este jugador perteneciese al Olympique de Lyon , que no es un equipo menor ni en títulos ni en prestigio formador, aumentaba la curiosidad sobre quién sería este chico nacido en Francia que desde los 17 años había decidido representar a Portugal. Poco a poco, los medios de comunicación portugueses fueron presentando al jugador en algunas entrevistas realizadas durante las convocatorias, pero en ellas poco se podía apreciar sobre sus cualidades futbolísticas y siempre acababan centrándose en la firme voluntad del jugador de representar al país de su padre y en sus progresos con la lengua de Camões. Así que, incluso después de jugar con la selecciónes sub19 y sub21, pocos habían visto jugar a Anthony Lopes.



La ascensión del jugador de Givors en la jerarquía de porteros de OL no fue un camino sencillo. Llegó a les gones con sólo 11 años –su padre José, también fue portero- y fue subiendo escalones en las categorías inferiores del club. Una vez firmado su primer contrato profesional (2010) sufrió una rotura de peroné que frenó en seco su progresión. Una vez recuperado, el propio futbolista, que jugaba en el equipo secundario, manifestó su deseo de abandonar el equipo si no tenía una oportunidad que, finalmente, acabaría llegando con la llegada de Remy Garde al banquillo lionés. En aquel momento Hugo Lloris era una figura indiscutibles no sólo en el equipo sino en la selección nacional, y el camino hacia el primer equipo sólo se abriría con el traspaso del portero nizardo a un grande europeo.



Sin embargo, después de haber debutado, por fin, con el primer equipo en un partido amistoso, una nueva lesión de peroné volvió a dejar a Lopes en el dique seco. Por lo que tuvo que volver a recuperar el tiempo perdido, volver a jugar en el equipo de CFA. Curiosamente, a partir de esta difícil situación dio inicio su meteórica ascensión hacia la titularidad del primer equipo que, entonces, comenzaba a dejar salir a algunos de sus jugadores más reconocidos,

El traspaso de Lloris al Tottenham (año 2012) le abrió la puertas de la titularidad al veterano Remy Vercoutre. Pero Lopes también subió un escalón, como segundo portero y, de hecho, esa misma temporada, debutó  en competición europea (Europa League frente al Hapoel Kiryat Shmona israelí, 2012) y en liga frente al Saint-Étienne (2013), para hacerse con la titularidad de forma definitiva en la temporada siguiente,y ya de forma indiscutible en la presente, convirtiéndose, con sus grandes actuaciones, en uno de los responsables de la resurrección de los gones después de varios años de aguda crisis económica y deportiva.



Esta temporada en la que el equipo de Gerland está luchando de tú a tú por el título en Francia, la responsabilidad del arquero givordin se ha acrecentado de tal modo que no sólo es una alternativa para la selección portuguesa, acrecentado todavía más por la lesión de Beto, sino que lo es para competir por la titularidad frente a un irregular Rui Patricio, al que sólo su experiencia y jerarquía puede mantener en el once del equipo nacional frente al empuje del lusofrancés.

Bajo palos, Lopes es un portento extraordinario, que aúna colocación y elasticidad como no se había visto en algún tiempo. Facilitándole lo primero estar en el sitio adecuado, y lo segundo corregir y ajustar situaciones imprevistas, bien sea en disparos colocados, rechaces o segundas oportunidades concedidas al rival. Su principal defecto es jugar fuera de los palos. No porque lo haga mal; cubre los espacios con gran habilidad en el uno contra uno, sino porque no lo hace de forma habitual y eso genera que los delanteros tengan más opciones de las que se presentarían si el arquero interrumpe la línea de pase imponiéndose por alto. Es un portero bajo para los cánones que se mueven en el fútbol actual.



 Como heredero de Lloris en la portería de de Gerland, comparte comparte con él algunas unas característica bajo palos y en el área pequeña; agilidad, intuición, reflejos… Le falta imponerse en ciertas jugadas, asumir más riesgos, dominar el área grande del mismo modo en que lo hace el portero de los Spurs y que lo ha convertido en uno de los cinco grandes porteros del mundo.

Por lo que ha mostrado esta temporada, Lopes está en el buen camino, y Portugal ha encontrado entre su "cantera francesa" no sólo con una alternativa para las selección de las quinas, sino con una realidad muy a tener en cuenta de inmediato. Oiremos hablar del portero de Givors, y mucho.

miércoles, 25 de marzo de 2015

Convocatorias de la selección portuguesa para los partidos frente a Serbia y Cabo Verde



Portugal jugará esta semana frente a Serbia (29 de Marzo) y frente a Cabo Verde (31 del mismo mes), por lo que, al no cumplirse las 48 horas mínimas que exige la FIFA entre partido y partido, ha obligado a Fernando Santos a hacer una convocatoria y media, ya que los jugadores que se enfrenten al combinado balcánico no podrán hacerlo con a ex colonia portuguesa.

Así pues, podríamos hablar de una convocatoria oficial y una convocatoria B, en la que sólo tres jugadores ya habían formado parte de anteriores listas del equipo de las quinas.


Porteros: Rui Patricio (Sporting) Anthony Lopes (Olumpique de Lyon) y Ventura (Belenenses)

Defensas; Antunes (Dinamo Kiev), Bosingwa (Trabzonspor), Cédric (Sporting), Fábio Coentrao (Real Madrid), Pepe (Real Madrid), Ricardo Carvalho (Mónaco),. José Fonte (Southampton), Bruno Alves (Fenerbahce)

Cerntrocampistas: William Carvalho y Joao Mário (Sporting), Joao Moutinho (Mónaco), Tiago (Atlético de Madrid), André Gomes (Valencia)

Delanteros: Cristiano Ronaldo (Real Madrid), Danny (Zenit), Éder (Sporting Braga), Hugo Almeida (Kuban Krasnodar), Quaresma (FC Porto), Vieirinha (Wolfsburgo), Nani (Sporting)

Como en todos los países, en Portugal hay división de opiniones en torno a las llamadas a una y otra. A mí, que ni me va ni me viene, me sigue llamando la atención la obsesión por jugar ocn un nueve fijo en el que no hay mucha confianza a nivel futbolístico, sobre todo porque Portugal tiene otras alternativas porque hombres de ataque no le faltan. Claro está que Fernando santos (que por cierto ha visto reducida su sanción de 8 a 2 partidos) es un entrenador de toda la vida; esquema claro, fuerza y raza. 

Vieirnha está capacitado para tener un papel
 más importante en la Selección
Parece claro que el técnico lisboeta tira de la vieja guardia buscando el último servicio de una generación que ha bordeado un título, pero que o bien están en fase descendente de sus carreras o (y) en ligas secundarias a nivel competitivo, como Bosingwa, Bruno Alves o Hugo Almeida, incluso Ricardo Carvalho.
El centro del campo es consistente, como casi siempre, huele a Moutinho, William y Tiago, y el talento está en las alas: Cristiano, Nani o Quaresma, con Vieirinha de hombre para cualquier puesto. 
Su mejor cualidad es también su mayor defecto, Portugal es un equipo previsible, rocoso y contundente, que deja sus virtudes en la clase de sus grandes estrellas, más que en su superioridad futbolística.



 La convocatoria de Ventura es un premio para el jugador, aprovechando la lesión de Beto, y un buen ejemplo para muchos jugadores que en ciertos momentos de su carrera ven su camino cerrado y deben agarrarse a oportunidades en equipo modestos hasta que llega su momento. Recuerdo varios debates en torno al portero del Belenenses en el que se analizaba su carrera según la dicotmía : Vítor Baía-Bruno Vale. Por si alguien no conoce al segundo, le diré que en su momento el Celta estuvo interesado en contar con sus servicios...

La segunda (mini)convocatoria,incluye a algunos jugadores de la segunda línea, y a otros a los que premiar su excelente rendimiento.


Porteros: Marafona (Moreirense)

Defensas: André Pinto (Sporting Braga), Tiago Pinto (Rio Ave)

Centrocampistas: André André (Vitória Guimaraes, Danilo Pereira (Marítimo), Ukra (Rio Ave), Adrién Silva (Sporting) André Almeida (Benfica)

Delanteros: Lucas Joao (Nacional), Pizzi (Benfica), Rui Fonte (Belenenses)




¿Quién le iba a decir a los aficionados del Deportivo que Tiago Pinto estaría en la selección dos temporadas después?.
Por lo demás, premio para dos jugadores que han demostrado en las dos últimas temporadas que están para algo más en el mundo del fútbol: Danilo y André. Oportunidad para Pizzi, otro al que los aficionados del deportivo miran con cierta sospecha, aunque nadie duda de su calidad, y Rui Fonte, que  compartirá selección con su hermano José. Pequeño castigo para Adrién Silva, al que su fama de pecho frío no le permiten romper con todo el fútbol que todos creemos que lleva dentro, pero...

En su peor momento, Portugal es un equipo al que yo nunca querría enfrentarme, porque, con todos sus defectos, hay una palabra que define a este equipo desde los sub16 a la absoluta: oficio. Y a veces, con eso llega para no salir del partido. Después podrán o no aprovechar su oportunidad.

sábado, 21 de marzo de 2015

Grupo Desportivo Chaves 1994-2005: Fútbol en Portuñol


Chaves es una ciudad de unos 45 mil habitantes, situada en el noreste de Portugal,y  limítrofe –río Támega mediante- con la provincia de Ourense, con cuya ciudad vecina de Verín mantienen un proyecto de Eurociudad
Su denominación originaria era Aquae Flaviae, debido a  las propiedades termales de su aguas y al emperador Vespasiano, de la familia Flavia. La evolución lingüística hizo desaparecer el Aqua y convirtió  Flavia en la actual Chaves. Su nombre significa literalmente llave, y ese es el símbolo de la ciudad.



Además de ser un lugar fantástico para pasar un día o un fin de semana, la capital transmontana  es la casa del GD Chaves, equipo que en las últimas décadas se ha convertido en un clásico de las dos divisiones principales del fútbol portugués, pese a ser una formación relativamente reciente -fue fundado en el año 1949- realizando temporadas muy meritorias en la Primeira liga y la Taça de Portugal, además de ser el equipo más representativo de la región de Trás-os-Montes.
Hasta este mercado de invierno y desde el año 2012 militaba en la plantilla flaviense un jugador español , Eder Díez, delantero franquicia del extinto CD Ourense el año en el que consiguió su último ascenso a segunda división B, y que en el pasado mes de diciembre fue traspasado al modesto Mafra. Pero la presencia de españoles en el equipo transmontano no es algo novedoso. Desde el año 94, el equipo flaviense ha tenido en su plantillo distintos jugadores españoles. y extranjeros con experiencia previa en la liga española que, aprovechando esta vecindad, vivían en  Verín y jugaban al otro lado de la frontera.
Verín es una localidad con bastantes servicios, supera los catorce mil habitantes y está a sesenta kilómetros de la capital Orensana. Además, durante esta época en la que el GD Chaves militó de forma regular en la Primeira liga,. un grupo significativo de aficionados acompañaba los partidos del Chaves, aprovechando así la oportunidad de asistir a partidos de fútbol de primer nivel, puesto que el equipo local, Verín CF, ha militado a lo largo de estos últimos años entre la tercera división española y la Primera regional.

Carlos Pérez Álvarez (Foto I. Osorio)
Los jugadores españoles desembarcan en Chaves en el año 1994. Los primeros en llegar fueron el guardameta Miguel Bastón -padre del actual delantero del Real Zaragoza, Borja Bastón-, José Antonio CastilloJosé María García y, sobre todo José Antonio Valverde Vesga, Tonino. Mientras que los tres anterores sólo permanecieron una temporada en el equipo flaviense, el canterano del Athletic se convertiría en uno de los jugadores más importantes del equipo durante varias temporadas. De hecho, Chaves fue el punto de partida de una amplia carrera en el mundo del fútbol que, si bien es cierto, que nunca tuvo muchos focos a su alrededor, sí lo convirtió en un jugador muy valorado, tanto en el propio equipo flaviense, en el que militó en dos etapas después de un fugaz paso por el Vitória Guimarães, como, en su última etapa, en el Pontevedra CF, El centrocampista vizcaíno era un jugador muy interesante, con mucha presencia, recorrido y de toque, capacitado para jugar en cualquier posición del centro del campo, siempre por el centro, pero igual de útil para jugar de mediocentro como de 10, y cuya mayor virtud era su poderoso disparo, tanto con el balón en juego como a balón parado, que aseguraba unos cuantos goles cada temporada. 
Este etapa en la que llegaron a la ciudad fronteriza distintos jugadores procedentes de la liga española duró alrededor de diez años. Durante este tiempo, el equipo azulgrana realizó algunas de las mejores temporadas de su historia reciente. Podría decirse que el GD Chaves vivió su etapa de plata (Su mejor época tuvo lugar a finales de los 80, en los que alcanzó la quinta posición en liga dos veces, incluyendo una participación en la Copa de la UEFA (temporada 87-88)). Pero también es cierto que esta etapa de plata se cerró abruptamente con su última presencia en la Primeira Liga (Desciende en el año 1999), por lo que el proyecto tuvo que ir reformulándose en unas circunstancias muy poco favorables. Curiosamente, los flavienses caerían hasta la tercera categoría del fútbol portugués el mismo año -2010- en que disputaron frente al FC Porto de Jesualdo Ferreira la final de la Taça en o Jamor (1-2 para los dragões)



El listado completo de jugadores procedentes de la liga española que vistieron de azulgrana es el siguiente. Entre paréntesis están los jugadores extranjeros..

1994-95: Miguel Bastón, José María García, José Antonio Castillo y Tonino

1995-96: Tonino, Miner, Dani Díaz

1996-96: Raúl Ramón, Daní Díaz, Roberto Matute,Iván  Miner  (Marcel Sabou, Nikola Milinkovic, Ovidiu Cuc)

1996-97: Raúl Ramón, Iván  Miner, Dani Díez, Tonino, Roberto Matute, (Marcel Sabou, Nikola Milinkovic, Ovidiu Cuc)

1997-98: Raúl Ramón, Iván  Miner, Dani Díez, Tonino, Roberto Matute, (Marcel Sabou, Nikola Milinkovic, Ovidiu Cuc)

1998-99: Arteaga, Tonino, Carlos Álvarez, Michel (Cuc)

1999-2000: Arteaga, Tonino, Gorka

00-01: Manuel Carou, David Casablanca, Raul Pareja, Raúl Ochoa, Francisco Pineda, Isidro Díaz, Ibón Arrieta, Juan Carlos Belencoso, Marcos Novo

01-02: Manuel Carou, Íñigo Marín, Ibán Díaz de Guereñu, Jesús Fernández Trigueros e  Isidro Dïaz.

02-03: Isidro Díaz

03-04: Isidro Díaz

04-05: Isidro Díaz

Todos estos jugadores forman parte de ese otro fútbol alejado de las primeras páginas de los periódicos, pero seguro que los seguidores de muchos equipos españoles recuerdan a hombres como el referido Tonino, el excéltico y lamentablemente fallecido Carlos Alvarez, Roberto Matute o Dani Díaz, jugadores de perfil bajo pero que forman parte de la historia reciente de distintos equipos como el CD Logreñés, Celta o Sporting de Gijón y que pusieron su granito de arena en la historia del GD Chaves.

Curiosamente el trasvase de jugadores entre España y Portugal no ha sido muy habitual cuando entre Vigo y Oporto hay menos dos horas en coche (conduciendo con prudencia a los obligados 120 km/h), pero ciudades con equipos en primera división portuguesa como Barcelos, Braga o Guimaraes están a una hora/hora y media de la ciudad olívica. De hecho, al igual que sucedía con los conciertos de música que se celebraban en Oporto/Lisboa, acudir al estadio do Dragão a ver partidos de Champions es una solución que tienen algunos aficionados gallegos para acercarse a ver fútbol de primer nivel europeo con la tranquilidad de dormir en casa.

Es evidente que el fútbol portugués tiene la organización, calidad y competitividad adecuadas para que cualquier jugador español pueda encontrar en los distintos equipos portugueses un lugar en el que asentarse,  progresar y ponerse en el escaparate –en eso el fútbol portugués es el lugar ideal-. Sin embargo, su precariedad económica provoca que a veces sea más rentable para un futbolista jugar en tercera división y dedicarse a otros quehaceres que probar fortuna en la Segunda liga o incluso en el Campeonato Nacional de Seniores (CNS) y buscarse la vida en el fútbol del país vecino.

Actualmente, el Chaves lidera la tabla de la Liga2 Cabovisão en la jornada 34, por lo que no sería extraño que la próxima temporada militase, una vez más, en la categoría principal del fútbol portugués. ¿Quién sabe si en algún momento futuro podría reeditarse la presencia de jugadores y aficionados españoles más allá de la frontera del Támega?

sábado, 14 de marzo de 2015

Pedro Tiba (Grandes en Portugal XVIII)




Pedro Miguel Amorim Pereira Silva (Pedro Tiba)
31-VIII-88
Valdevez, Kastoria, Valenciano, Limianos, Tirsense, Vitória Setúbal, Sporting Braga
Centrocampista


A veces no hay que hacer scouting teniendo setenta parabólicas en las oficinas del club. COn todos mis respetos, a ciertos jugadores de ligas ggrandes y no tan grandes los puede ver cualquier señor con tiempo y canal plus o un adoelscente/universitario (a ellos el tiempo se les supone) enganchado a roja directa.
A veces, el scouting está más cerca de casa de lo que parece, en 2ªB, 3ª, el norte de Portugal... Y no hace falta ir a ver al Sporting Braga o al FC Porto, teniendo otros equipos entre la frontera y el Duero, sin ir más lejos.
Viene esto a colación de Pedro Tiba. Actualmente, cualquiera que siga un poco la liga portuguesa tiene en su agenda al centrocampista del Braga, pero Pedro Tiba es de Arcos de Valdevez, una localidad bastante bonita, por cierto, que está a escasa media hora de la frontera de Tui y que, además de haberse formado en el equipo local, jugó en el Valenciano, equipo de Valença do Minho qe es la primera localidad portuguesa que se encuentra después de cruzar el puente sobre el río Miño.


Pero el hoy gverreiro, seguro internacional en el futuro, -lo sería de forma habitual ya si no hubiese tanta competencia en su puesto- se dio a conocer mucho más al sur, en la orilla del Sado, de la mano de José Mota en la última e interesantísima hornada que se ha producido al sur del Tajo (Frederico Venancio, Rúben Vezo, Kiko o los hermanos Horta). Allí ya mostró sus cualidades que, en la capital del Minho, lo han convertido en una pieza fundamental de los gverreiros; físico y vertical, con los titubeos iniciales de cualquier debutante y la pausa de un jugador con cierta madurez -Tiba aparece en Primeira liga con 24/25 años, por lo que no estamos hablando de una promesa sino de un jugador hecho-. 



En un primer análisis de Pedro Tiba parece un box to box, más próximo al carril del ocho que a posiciones más adelantadas, pero tampoco se puede aplicar este termino por definición, porque aunque tiene un físico poderoso no es un pulmón que base su juego en el esfuerzo y aprovechar espacios a la carrera. Es cierto que su figura se agiganta cuando más loco se vuelve el partido, porque esa fuerza es capaz de aunar un buen dominio técnico del balón, y , sobre todo -su mejor virtud- el dominio del espacio, dónde situarse para abrir líneas de pase para sus compañeros. Tiba llena el campo, y no es una frase hecha, posee la pausa necesaria para poner un poco de cerebro en las transiciones y no arrancar de forma vertical con la cabeza baja sino saber trasladar el balón en dos o tres toques. En esa gran virtud de dominar el espacio, se incluye también que su juego rompe las líneas de contención, que es lo que distingue a un jugador banal de otro con influencia en el juego.
Aunque comenzó como extremo, y con el tiempo se ha ido adaptando a un carril más central, no es un jugador de toque, que pisa y aguante el balón o lo pone al espacio entre un muro de piernas sino un jugador que aparece siempre como un faro al que agarrarse en le juego ofensivo, la referencia a la que dejar el balón y respirar, templar el juego en posiciones más atrasadas y, a la vez, lanzarlo y darle salida en las transiciones ofensivas. No es fácil que un jugador se ofrezca en el momento preciso, Tiba tiene esa capacidad de estar ahí.

Con el Limiano en o Dragao

Como centrocampista de recorrido, no sólo se maneja bien posicionalmente, en la presión y el choque, sino que tiene la habilidad/capacidad de colocar el cuerpo para mantener el balón controlado o con ventaja, y ofrecer, entonces, la salida franca del balón para desplegarse con rapidez en la zona de tres cuartos. De nuevo hacemos referencia a su formación como jugador de banda, que le han aportado los movimientos adecuados para inicia el desmarque y saber ofrecerse en el espacio adecuado.



Actualmente, como no podía ser menos en Portugal, le siguen varios equipos de nivel medio-alto -Sevilla entre ellos-, y esa será la prueba de fuego del jugador para dar els alto adelante en su carrera, ya que en el Sporting Braga juega con la tranquilidad que ofrece un equipo compacto, con poca presión porque forma parte de un incipiente proyecto al mando de un técnico que está creciendo como tal y busca todavía su estilo a medio camino entre sus características como jugador que aunaban técnica y raza, con el equilibrio táctico tradicional del fútbol portugués,además de estar rodeado por una serie de jugadores de nivel más que aceptable (En queremos jugar la liga portuguesa hemos hablado de Matheus, Aderlan, Danilo, Alan, Rúben Micael, Zé Luís, Rafa Silva o Eder, por ejemplo, todos ellos jugadores de nivel medio alto, más allá de sus picos de forma, en la liga NOS)

Tres curiosidades antes de acabar sobre el jugador minhoto; Tiba, más que es un apodo, es un nombre familiar, así pronunciaba él de pequeño su apellido "Silva". Cuando jugaba en el Valenciano tuvo un fugaz paso por la liga griega, en el modestísimo Kastoria. Además de formarse en el Arcos de Valdevez, jugó en distintos equipos del norte de Portugal, todas ellos muy cercanos a la frontera española, el ya mencionado Valenciano y  el Limianos (de Ponte da Lima),con el que logró un gol muy aplaudido en su momento en una eliminatoria copero en O Dragao.

Tiba es el ejemplo de que en el fútbol actual hay varios caminos para llegar a la élite y de que hay vida más allá de las canteras de los equipos grandes. Hay que estar ahí, perseverar y trabajar, porque el fútbol siempre ofrece oportunidades. Supongo que su horizonte no se detendrá en la ciudad de los arzobispos, porque de todos es conocido el mercado del fútbol portugués, pero es una lástima que no pueda mantenerse con los gverreiros y liderar el bonito proyecto del equipo de a Pedreira siempre que lo permita el mercado y no se vaya desmantelando progresivamente.


miércoles, 11 de marzo de 2015

Danilo Barbosa da Silva (Volarán lejos XXIV)


Danilo Barbosa da Silva
28-II-96, Simões Filho (Brasil)
1´83 y 78 kilos
Centrocampista
Vasco de Gama, Sporting Braga

Artículo editado en Vavel

En el Sporting Braga 2014-2015 milita un centrocampista brasileño de 18 años que, sin ser el mejor jugador de la liga, ni el jugador revelacion, tampoco es uno de los que suelen destacarse domingo a domingo, deja, en muchos de sus partidos, detalles que huelen a futbolista de jerarquía y que le auguran un futuro más que alentador siempre y cuando se cumplan todos los tópicos que se aplican a este tipo de casos: evolución, cabeza, físico y salud.
Nos referimos a Danilo da Silva, jugador perteneciente a Gestifute (la conocida empresa que lidera Jorge Mendes), y no decimos mal, ya que es esta agencia la que tiene los derechos del jugador formado en la cantera de Vasco de Gama, internacional con Brasil, desde la sub15 a la sub20, de hecho desde la sub17 fue reclutado por Gestifute, en dura pugna con el Liverpool, a cambio de 4´5 millones de euros que, evidentemente, no están al alcance del Sporting Braga (Al igual que Wallace, que posteriormente sería transferido al Mónaco) y que palían de alguna manera la eterna crisis del vascao al que llegó con sólo 11 años desde Bahía.



Con sólo 18 años, la adaptación del jugador al fútbol portugués ha sido extraordinaria, lo que no es sencillo y se ha impuesto definitivamente en la sala de máquinas de la medular de los gverreiros en la que, actualmente, es indiscutible.
Ni es Mauro Silva ni Mazinho, ni siquiera Dunga, aunque posee la mejor virtud de los tres, su posicionamiento, unido a un físico potente, que le permite recorrer y abarcar mucho campo, pero tiene muchas cosas por pulir todavía.



No es sencillo para un jugador tener el instinto de una buena colocación que permita ahorrar esfuerzos sin recurrir al físico, tampoco es un argumento suficiente y en muchos casos depende de la organización táctica del equipo en el que juega (que le pregunten a Fernando las diferencias entre el FC Porto y el Manchester City sin ir más lejos). Danilo tiene la habilidad de posicionarse muy bien de cara al juego, lo que le permite situarse para interceptar la jugada. A esta virtud, se añade que no le quema el balón en los pies, se ofrece a sus compañeros y busca ser un recurso para sacar el balón en la transición ofensiva.



En el fútbol actual, la mayoría de los equipos tienen mediocentros aseados, que trabajan mucho, son esencialmente defensivos y cumplen ese trabajo con creces, pero ofensivamente aportan poco, no asumen riesgos y se diluyen dejando la responsabilidad del juego de ataque a los jugadores más talentosos. En estas labores Danilo sobresale, porque aúna colocación, físico y criterio. Pero pero para dar el salto de ser un  buen jugador, a un gran jugador, Danilo debe ampliar sus cualidades con mayor proyección ofensiva, sobre todo a la hora de tener una salida limpia con el balón, que es lo que marca las diferencias en un equipo grande, con un fútbol mucho más desequilibrado de lo que sucede en el Sporting Braga, en el que juega un poco más protegido. A Danilo todavía le falta precisión para que sus pases rompan líneas, del mismo modo que abusa del juego en corto frente al pase largo pese a tener una excepcional pegada con la diestra. Defensivamente, a veces le puede el ímpetu a la hora de enfrentarse a los balones divididos a los que casi siempre llega, pero, sobre todo, frente a jugadores creativos en carrera, debe saber enfrentarlos con suficiencia sin tener que recurrir a la falta innecesaria en el cuerpo a cuerpo.



Con 19 años, adaptado al ritmo europeo, con un físico todavía en eclosión, tiene todas las cualidades posibles para jugar tanto en la zona más atrasada de la medular como en el carril del 8, según las necesidades del equipo en el que se encuentre. De momento Danilo necesita ser un jugador más creativo, más “todocampista” frente al tradicional jugador posicional de fuerza y kilómetros. Oportunidades en el futuro no le van a faltar, sabiendo quien gestiona su carrera, y posiblemente lo veamos en equipos con mayor exigencia que la que tiene en el actual Sporting Braga que inicia el nuevo proyecto de Sérgio Conceiçao.




LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...