miércoles, 27 de mayo de 2015

Alberto Bueno se une a Sérgio Oliveira como refuerzos para el FC Porto 2015-2016


El FC Porto ha confirmado el fichaje de Alberto Bueno como nuevo jugador de los dragoes. El exjugador del RayoVallecano se convierte en el segundo fichaje para la próxcima temporada después del regreso de Sérgio Oliveira a la Invicta, pocedente de Paços de Ferreira.

El fichaje de Bueno parece confirmar a Julen Lopetegui como entrenador del equipo oportista para la próxima temporada. Se supone que Bueno es una petición del técnico de Asteasu, y sólo falta saber cuál será la posición que el madrileño tendrá en el equipo blanquiazul. Si jugará caído en banda, o lo hará detrás del punta, que es lugar en el que se encuentra más cómodo aunque no sea un 10 al uso. La opción de jugar de delantero centro está ahí, de hecho Bueno empezó como tal, pero con el paso de los años se ha convertido en un jugador con llegada más que un hombre de área.
Todos los que siguen las categorías inferiores recordarán la mítica delantera Mata-Bueno que ganó el europeo sub 19 con España con jugadores como Adán, Piqué, Javi García, Granero, Mario Suárez, Capel,.. En ese campeonato Bueno fue balón y bota de oro, pero su carrera se estancó hasta que ha renacido en Vallecas.
Si el canterano del Real Madrid está al mismo nivel que esta temporada 14-15 en la Invicta, no nos cabe duda de que será un jugador muy importante en el equipo. Si asume el cambio de nivel que implica representar al FC Porto, cosa que hemos repetido hasta la sociedad en este blog, será una enorme sorpresa para aquellos que no lo conozcan o lo juzguen de antemano al proceder de un equipo pequeño.



En cuanto a Sérgio Oliveira, mucho nos tememos que no va a tener sitio en el 11 del equipo, a no ser que demuestre en pretemproada todo el potencial que lleva dentro -en su generación, que es la de os subcampeones del mundo en el pasado sub 20, Sérgio Oliveira era el jugador de más clase de largo, pero demasiado pechofrío paraecharse un equipo sobre los hombre. Paulo FOsneca ha optado pro retrasar su posición en Paços Ferreira, equipo en el que ha cuajado una temporada correcta. muy buena al principio y en progresivo descenso de rendimiento según avanzaba la misma.
Lo lógico es que el FC Porto incorpore a alguien para sustitutir a Óliver Torres, regresa Carlos Eduardo que ha cumplido con creces en la liga francesa y a la espera de ver qué sucede con Herrera y Quintero que, un año más, no han estado al nivel exigido, pero es una pena que este ansia fagocitadora de los equipos grande se coma a un jugador que necesita jugar, mucho, y tranquilo para ver si saca de una vez todo lo que prometía.

lunes, 25 de mayo de 2015

Danilo Pereira (Galiciables XXX )


Danilo Pereira es un excelente ejemplo de lo que sucede en Portugal con algunos jugadores que optan por poner fin a su etapa de formación de forma precipitada y las circunstancias los obligan a dar un paso atrás para completar dicha formación hasta que maduran jugando en un equipo competitivo, en el que se sienten importantes y junto al que pueden ir evolucionando y creciendo deportivamente.
De ascendencia guineana, Danilo se formó en el Benfica, pero abandonó el equipo encarnado llamado por el nombre -lo que son las cosas con elpaso del tiempo- del Parma, que le ofrecía dinero y jugar en la Serie A. El contrato era el que era, pero el jugador estaba verde para el equipo parmesano, que lo cedió a Aris primero y a Roda, después. Holanda no parecía un mal lugar para crecer, pero la carrera del lusoguineano no parecía despegar, y en la Emilia-Romagna acabaron por rescindir su contrato, con lo que llegó a Funchal libre dispuesto a reiniciar el camino que, quizá, debería haber seguido desde el principio.
No es sencillo para un jugador joven dar el salto desde las categorías inferiores al primer equipo -no sucede únicamente en Portugal-. Un equipo grandes es un escaparate extraordinario para darse a conocer, pero incluso siendo muy bueno, es más dificil dar el salto al primer equipo en la trinidad de grandes portugueses que en Setúbal, Guimaraes, Marítimo o Paços, por citar alguno de los equipos que en los últimos años acuden a la formación como modus vivendi. Pero un grande viste mucho, y ya desde etapa juvenil se conocen los nombres de distintos jugadores, mientras que en cualquier otro equipo hay que llegar al primer equipo, para empezar, y demostrar algunas cosas cuando juegas para que los medios de comunicación comiencen a hacerse eco de ese jugador.
Otra solución es salir a cualquier equipo grande, la liga inglesa es el destino más habitual, pero una vez allí la situación se repite y han sido muy pocos, por no decir ninguno, los jugadores portugueses que llegados desde los equipos inferiores han acabado jugando en el primer equipo (Rony Lopes ha jugado en el City, pero de momento no ha formado parte ni de la primera plantilla de forma definitiva).




Danilo forma parte de esta generación desorientada, que despunta muy pronto en Portugal, que es reclutada por los buenos sueldos del extranjero, pèro que no acaba de tener una formación ortodoxa para iniciar de forma natural su carrera en el fútbol profesional.
En Madeira, poco a poco se fue haciendo un hueco en un equipo que siempre cumple y año a año se mantiene en una segunda línea de equipos en la clasificación, sin poder luchar con los grandes, pero siempre dificultando en sus enfrentamientos directos. Al Marítimo le falta cierta regularidad en sus temporadas, siempre tiene algún bache que solventan con una racha de aprtidos sin derrotas, pero que acaba pasándole factura de algún modo, de tal modo que sus jugadores también combinan momentos brillantísimos con otros más discretos.



Danilo es la piedra angular del centro del campo de os leoes do Almirante Reis, no se dejen engañar por su apariencia, es corpulento, pero no es un tronco, y sabe juega muy bien con el cuerpo, amagando y moviéndose con soltura. Si procede ir al choque, no lo duda, pero también salir de situaciones comprometidas con el balón en los pies.
Siendo un trinco de raíz, un mediocentro al uso en castellano, no es un jugador posicional estricto, con movimientos horizontales, sino que se descuelga de forma habitual llegando a la frontal del área. Claro que en el Marítimo juega con otros jugadores relativamente posicionales, lo que le permite animarse ofensivamente sabiendo que tiene las espaldas cubiertas. Es un jugador potente, físico, y eso le resuelve muchos problemas cuando está en buena forma. Suele atreverse a tirar desde larga distancia, aunque arma la pierna con cierta lentitud.



Evidentemente, en el balón parado es un valladar, ofensivamente siempre acaba facturando cerca de la media docena de goles. Defensivamente es el primera en ir al salto por los balones en largo con el delantero rival, y si se tercia apoya a los centrales, pero defensivamente, en ocasiones, es un poco ortopédico a la hora de posicionarse con el rival en carrera, por lo que acaba interrumpiendo el juego.
Dependiendo del entrenador que tenga, puede aprovechar su fortaleza para el juego de ataque, estilo Pape Diop en el Levante, que a mí es cojmo más convence, dentro de la estructura del Maritimo, claro está, que es en el equipo en el que lo veo, o dejarlo como eje de contención, que se aplica muy bien a un equipo de esa índole porque Danilo no es un jugador dinámico en el sentido de abrir juego con velocidad, girar y poner el balón a veinte metros, sin que tampoco sea el típico mediocentro del pasecito a un metro y movimiento escalonado, sino más bien de arranque ofensivo e inicio de la transición.



En Portugal lo ven como sustituto de William Carvalho, lo que suena un poco extraño porque es mayor que el jugador internacional del Sporting, pero no deja de ser un jugador de ese corte. De hecho, su nombre se ha asociado al Sporting cuando William parecía más lejos de Alvalade que ahora mismo, y al Benfica en los últimos meses, en esa carrera infinita que tienen los encarnados por fichar trincos (además de los que tienen en plantilla, Pele ya está encaminado y Jesus siempre puede adaptar algo)

Por supuesto, el rendimiento de un jugador depende de que esté al mismo nivel de forma, y que se sienta cómodo en el estilo del equipo, e importante en el mismo. Para que Danilo repita, o mejore, su rendimiento en el Marítimo, si finalmente sale de la isla, habrá que acomodarlo en un equipo en el que pueda sacar lo mejor de sus interesantísimas cualidades.

martes, 19 de mayo de 2015

Luces y Sombras de Lopetegui en el FC Porto (IV Aclimatación al país, al fútbol... a Portugal)


Sábado 16 de mayo de 2015, Lopetegui ofrece su rueda de prensa previa al definitivo partido frente al Belenenses... Las preguntas son en portugués, sus respuestas al 90 % en español, con algunas palabras en portugués.
Entiendo que hay 13 jugadores que hablan castellano, y que los portugueses se aclaran en castellano (desde luego mucho mejor que los españoles allí), pero en 11 meses no es capaz de hacer una rueda de prensa sobre fútbol (Fútbol, que no medicina ni física cuántica) en un país en el que lleva viviendo casi un año) en portugués, que no es inglés, alemán o ruso.
A veces los pequeños detalles ayudan mucho más de lo que parece, y no tengo la más mínima duda de que hablar un poquito de portugués, aunque sea de aquella manera, facilitarían la labor del técnico vasco en el FC Porto, al menos ayudarían a eliminar esa idea, común en muchos portugueses (y en muchos casos merecido nos lo tenemos al otro lado de la frontera) de que los españoles los miran por encima del hombro. Desde luego el nivel de ciertos comentarios oídos sin ir más lejos el pasado año con motivo de la final de Champions, llenos de tópicos y abrazados a la supina ignorancia de aquellos que los hacían, y estoy hablando de medios de comunicación y comunicadores de prestigio, dan buena fe de esto.
Entiendo que en algunas ruedas de prensa, sobre todo en las que se ha visto apretado por la prensa -mucho más después del affaire con Jesus- prefiera hablar en castellano para tener bajo control sus palabras y evitar que se malinterpreten, pero ...

Pinto da Costa es el gran defensor de Lopetegui

Para ponerse en situación, habría que trasladarse al Barcelona de Van Gaal, al que en distintas etapas llegan Kluivert, los de Boer, Overmans, Reiziger y Bogarde, entre otros, y al actual técnico del United comienzan a lloverle los palos de inicio, y eso que Van Gaal, se esforzaba, y mucho, en hablar castellano, de ahí algunos de sus conflictos.
Mutatis mutandis, porque evidentemente el Barça no tiene el poderío económico del FC Porto, pero sí muchas similitudes deportivas  y sociales con él, Lopetegui llega con su propio equipo, un montón de jugadores de su confianza,  al igual que Van Gaal, tira de cantera a Rúben Neves,.. Y su primera temporada en blanco, con críticas por todos los lados y declaraciones contra los árbitros(y todo lo que se mueve)  en las últimas jornadas de liga, llegando a extremos a los que ni Villas Boas ni Vítor Pereira habían llegado, y entrando al trapo con Jesus, que lo ha pasado bomba en estos dos últimos meses. Parece mentira que después de un año no sepa que el de Amadora es un bocachancla al que le encantan los mind games, y depende de el si le entra al trapo o lo despacha estilo Mourinho. Para el que desconozca lo sucedido entre el técnico del Chelsea y Jesus, puede verlo aquí.o aquí.
Como desconozco si el equipo técnico del Oporto sabían dónde se metía, valoraban la importancia del equipo al que se incorporaban y se prepararon para integrarse en un país distinto (no tanto, pero con sus peculiaridades futbolísticas), no procede hablar sin propiedad, pero a mí me da que algo no se ha trabajado bien.
Desde luego liarse con Jorge Jesus por su nombre... Más allá de que el técnico de Amadora no da puntada sin hilo, sabrán que no da pie con bola con ningún nombre más allá de un Mané cualquiera...




El aprendizaje ha sido brutal para el técnico de Asteasu, que, no me cabe la menor duda, lo ha reforzado profesionalmente para afrontar la próxima temporada al mando del FC Porto si los dirigentes del club aguantan la enorme presión mediática que hay a su alrededor, no porque sea un técnico español, que nadie se engañe, que le pregunte a Paulo Fonseca, por ejemplo. Veremos qué sucede y cuál es el futuro del ex seleccionador sub 19 y sub 21 español,

domingo, 17 de mayo de 2015

Convocatoria de la Selección Sub 19 de Portugal para la Ronda élite

Renato Sanches es la joya de este grupo
Edgar Borges ha dado a conocer la convocatoria de la selección portuguesa sub 19 que disputará la ronda élite en Georgia, en un grupo en el que competirán con la anfitriona, Turquía y España. Sólo el campeón se clasificará para disputar la fase final en Grecia.
El equipo portugués estará liderado por Renato Sanches, interesantísimo jugador del Benfica que, en ausencia de Rúben Neves -recordemos que el centrocampista del FC Porto tiene 18 años- asiduo de la sub 21 y de Gonçalo Guedes, que está en la lista de convocados para el mundial sub20 -del caso Romario Baldé, no sé qué decir-será quien comande a la generación del 96 en esta competición.
El peligro de Portugal está de tres cuartos para arriba, con jugadores muy aseados técnicamente y con un buen físico, capaces de romper el partido en cualquier momento.
Como la mayoría de los técnicos de las selecciones inferiores portuguesas, Edgar Borges plantea equipos tácticos, lo cual fortalecerá su elemento más débil, que es la defensa, pero, de algún modo, encorsetará las transiciones ofensivas, por lo que deben ser las individualidades las que rompan los partidos.

Flávio Silva


Falta saber si Edgar Borges, optará por un 9 de referencia, Flávio Silva, o basará el juego ofensivo en jugadores más dinámicos, muy físicos y apoyados por un equipo firme y recogido atrás. Nada nuevo, entonces, pensaremos, pero así juega Portugal, así es siempre un equipo muy difícil de batir, y así obtiene buenos resultados.

Jugadores a seguir, Gilson Costa, Jota o Dálcio Gomes. Los dos delanteros más posicionales, Alexandre y Flávio Silva, con ligera ventaja para el segundo, dependen bastante de rachas, pero son de los que dan mucho trabajo a cualquier defensa.

El mejor jugador es, claramente, Renato Sanches, el que tiene algo distinto, el que puede cambiar un partido. A su alrededor tiene un equipo compacto con las tres claves de cualquier jugador portugués: Técnica, raza y, en estas edades, el físico que ayuda a imponerse a los rivales. Yo nunca querría jugar contra Portugal.

Joel Pereira
Joel Pereira, es un portero lusosuizo, que llegó al United procedente del Neuchatel. Como Anthony Lopes, ligeramente desconocido en Portugal, pero con ese corte espigado y atlético típico de los porteros del United desde hace un tiempo. Gil Dias, es un chico con bastante prensa, que juega en el reserva del Mónaco, cedido por el Sporting Braga /Mendes,  tampoco lo hemos seguido mucho desde aquí, por lo que será una buena ocasión para verlo, y André Horta, hermano pequeño del jugador del Málaga Ricardo, al igual que Jota o Dalcio, han jugado bastante en la Primeira liga con sus respectivos equipos, por lo que, aunque no son jugadores mediáticos, sí tienen los minutos y la tensión competitiva necesaria en sus piernas para aportar cuerpo a este peligrosísimo equipo. No tan potente como anteriores generaciones, pero siempre competitivo.



Porteros: Joel Pereira (Manchester United) y Joao Costa (FC Porto)

Defensas: Fernando Fonseca y Diogo Verdasca (FC Porto), Paulo Henrique (Santa Clara), Rüben Dias y Joao Lima (Benfica), Joao Serrano, Bruno Wilson y Jorge Silva (Sporting)


Centrocampistas: Gilson Costa, Renato Sanches y Pedro Rodrigues (Benfica), Gil Dias (Mónaco), André Horta (Vitória Setúbal)


Delanteros: Jota (Paços de Ferreira). Alexandre Silva (Vitória Guimaraes), Rúben Macedo (FC Porto), Dalcio Gomes (Belenenses). Flávio Silva (Benfica)


sábado, 16 de mayo de 2015

Luces y Sombras de Lopetegui en el FC Porto (III Estilo y Rendimiento)



 Jesualdo Ferreira modeló el FC Porto como un equipo sólido, compacto, agresivo y letal en ataque con unas transiciones ofensivas muy rápidas que buscaban llegar a la portería contraria en pocos pases. Así expresado parece fácil, y el Oporto multicampeón credo por el técnico de Mirandela era un excelente ejemplo de pragmatismo futbolístico con muchos destellos de calidad ofensiva -fútbol contemporáneo, equilibrado, trabajado, intenso y con unos jugadores ofensivos que marcaban la diferencia: Lisandro, Hulk, Quaresma, Falcao, James ya en época de Villas Boas, que potenció sus virtudes, sin tocar las líneas maestras de su antecesor.
Vitór Pereira, con todo lo que se le atizó en Portugal, tuvo la habilidad de no tocar nada. Es cierto que no le dio personalidad alguna al equipo, pero sobre el papel su trabajo es impecable y difícilmente mejorable,y los aficionados oportistas se acordaron de él durante la fracasada etapa de Paulo Fonseca, que y fue tan mala como algunos quisieron vender ni el técnico nacido en Mozambique era tan mal entrenador como parecía, pero desde el palco se consideró que un estilo había muerto y que el equipo necesitaba un cambio.
Y aquí aparece Lopetegui, pero algo me hace sospechar que la llegada del técnico de Asteasu no venía marcada únicamente por sus logros con las selecciones inferiores de España (ayudado, recordemos, por unas generaciones de jugadores con una calidad extraordinaria) sino también por el juego dinámico de su gran rival a las órdenes de Jorge Jesus. Por si hay algún despistado, hay que aclarar que antes de la llegada de Paulo Fonseca el nombre que se barajó para hacerse cargo del vestuario del dragao fue el de ... ¡Jorge Jesus!.


Lopetegui pretende instaurar su estilo de juego en Oporto, y sus jugadores se proponen seguirlo. Proponer buen fútbol atrae a todo el mundo, llevarlo a cabo es otro cantar. 
Inicialmente el equipo presenta jugadores para adaptarse al nuevo estilo; un grupo de trequartistas con calidad para mover el balón: Óliver, Quintero, Herrera, jugadores que sin ser nada del otro mundo saben tocar el balón como Evandro o Casemiro, unas andas que mezclan fuerza y técnica: Tello, Brahimi o Quaresma, laterales muy largos y con buena técnica y Jackson, siempre Jackson, con sus más de 20 goles asegurados.,, Pero las cosas no están saliendo como esperaban, porque Oporto no es una plaza en la que se acepte no ganar dos años seguidos. En los últimos años el Benfica de Jorge Jesus sí ha roto la brutal hegemonía de los dragões una vez, pero no dos seguidas, y menos sin ganarles ningún partido como sucede este año, y menos al Benfica menos potente de la era Jesus que no ha conseguido sacar el rendimiento deseado a los jugadores que llegaron para cerrar las vías de agua que abre cada periodo de traspasos.



A los dragões les ha faltado un puntito para cerrar partidos y otro para dominar los partidos con solvencia. Lopetegui intenta trasladar una concepción del fútbol sobre la que se ha debatido mucho en estos últimos años: si está en crisis, si depende de los grandes jugadores, si la posesión sin definición no sirve de nada, si es un camelo ofensivo cuando no deja de ser un estilo defensivo, si es fútbol horizontal, si el tiki taka ha muerto y los resultados de las distintas selecciones españolas lo demuestran...- en el país del pragmatismo, la raza, la entrega y la táctica. Portugal siempre me ha recordado muchísimo a la España de mi infancia, a la España de la furia, con gladiadores muy aseados técnicamente y dos o tres jugadores de enorme clase a los que siempre les pasaba algo para conseguir títulos (malos cruces, penaltis, malos arbitrajes, una ocasión enorme desaprovechada o simple mala suerte en el mejor partido del campeonato).
Lo más difícil para un equipo es saber a qué juega. Yo recuerdo al FC Porto más o menos igual en estas décadas. No se trata de negar la idea de fútbol de Lopetegui sino la de adaptarse a la idiosincrasia de un equipo que en Portugal ha sido una máquina: presión, repliegue, verticalidad. Ese es el Oporto que ha conseguido los títulos europeos, el de Artur Jorge con Quim, André, Sousa y Magalhães en la medular, dejándoles la maga a Futre y Madjer; el Mourinho con Costinha, Maniche y Deco, y el Villas-Boas con Guarín, Fernando, Moutinho y arriba Falcao y Hulk... La actual plantilla de Lopetegui nio tiene ni los mimbres futbolísticos para mantener la esencia de este estilo ni el entrenador guipozcoano ha sabido tampoco conseguir que los Herrero, Quintero y Óliver dominen los partidos con el juego que pretendía imponer en el equipo.



La solución o, para ser exacto, las opciones que hay en el club son tres y, advertimos que en el barrio das Antas no es muy habitual que un entrenador sobreviva a una:temporada en blanco:

1- Lopetegui no sigue.
2- Lopetegui continúa y, ahora que ya debería saber qué es el FC Porto, qué significa en Portugal y qué tiene que hacer, ficha jugadores del nivel adecuado -y no medianías- para adaptar su estilo con solvencia.
3- Lopetegui asume el estilo á moda do FC Porto y se adapta a él.

lunes, 11 de mayo de 2015

Luces y Sombras de Lopetegui (II Configuración de la plantilla)



Llama la atención que uno de los equipos a los que se pone de ejemplo año tras año a la hora de planificar su plantilla no haya estado tan fino este año. A la hora de analizar las posibles causas, como siempre,  debemos tener en cuenta varios puntos.
El primero parte de una premisa tan simple como que no siempre se puede acertar.Pero con varios matices -nada tiene una explicación simple aquí- Presumir de vender jugadores por grandes cantidades puede gustarles a algunos (en este blog hemos dejado bien clara nuestra postura en infinidad de ocasiones), pero no sólo se debilita al equipo sino al proyecto en sí mismo, porque los jugadores no asumen la idea de club sino la de estar en un trampolín hacia otros destinos (Aplíquese lo mismo a los 17 equipos restantes de la liga). Mangala y Fernando, incluso Otamendi que había abandonado el club la temporada inmediatamente anterior, han dejado dinero en el equipo, pero también, sobre todo o polvo un vacío brutal en el equipo. Tradicionalmente, el FC Porto siempre ha sido un equipo vendedor, pero tradicionalmente la secretaría técnica del club adelantaba estas salidas incorporando jugadores que, poco a poco, iban ganando minutos y galones en la plantilla. Para no alejarnos mucho en el tiempo, eso ocurrió con James, con con Guarín o con los propios Fernando y Mangala que, en sus primeros momentos en el club tuvieron que mucha menor participación hasta que se realizaron distintos traspasos que facilitaron su ascenso en la jerarquía del equipo (Hulk, Lucho González, Paulo Assunçao u Otamendi en los casos citados). En este caso no se ha producido este releve porque no Diego Reyes, Héctor Herrera o Juan Quintero han estado a la altura. 
Los fichajes de club, realizados por la secretaría técnica -antes de la llegada de Lopetegui-, y estamos ya en la segunda situación, no han dado el nivel esperado. Ninguno. Lo que, por una parte sorprende, y por la otra, tampoco mucho. Nos explicamos. Tradicionalmente se ha elogiado a los dragoes por su ojo clínico a la hora de fichar, pero cualquiera que siga el fútbol portugués sabe que los tres grandes son auténticas máquinas de fichar todo lo que se mueve a su alrededor; porque les parecen buenos jugadores, porque se los ofrecen a buen precio, porque tienen dinero o para que no los fichen los rivales... Puede argumentarse calquiera de estas razones. De esos fichajes funciona una pequeña parte y el resto entra en la mítica rueda de cesiones después de una temporada casi en blanco. Hagan cuentas con los jugadores que el FC Porto tiene repartidos por media Europa; desde España a Turquía y comprabarán que no es oro todo lo que reluce.



Este año han llegado Evandro desde el Estoril, Aboubakar desde Lorient y Martins Indi desde el Feyenoord. También se incorporaron Opare, que llegó lesionado y se fue con destino a Turquía a las primeras de cambio, Otávio, ahora cedido al Vitória Guimaraes, Lichnovski, en el equipo B, Los tres primeros han participado en mayor o menor medida, pero su rendimiento no ha estado a la altura de lo esperado y, mucho menos, han asumido responsabilidades en el equipo. Se esperaba más de los tres, que han participado bastante, pero ni de lejos han rendido del mismo modo que en sus anteriores clubs, por la razón que sea; el cambio de nivel, la adaptación al país o al estilo del nuevo técnico o el propio aprecio que el entrenador tenga por ellos.
Por otro lado están los fichajes del equipo técnico. Y aquí hay otro problema. Entiendo que, en sus proyectos en el extranjero, los entrenadores lleven jugadores que conocen . Su presencia les facilita parte del trabajo, les ayudan a aclarar ideas y saber qué esperar en determinadas posiciones clave. El problema es si abusas de un mercado y esos jugadores no acaban de marcar las diferencias, las críticas arrecian, sobre todo si te incorporas a un equipo con una tradición de buena cantera y que puede dominar el mercado lusobrasileiro con mucha suficiencia.

 Así, diez Jugadores españoles o procedentes de la liga española se han incorporado al FC Porto, pasando por caja en la mayoría de los casos, no olvidemos ese detalle, que no es baladí a la hora de valorar su incidencia en el equipo: Andrés Fernández, Marcano, José Ángel, Casemiro, Campaña, Óliver Torres, Tello, Adrián y Brahimi. De ellos ninguno era un outsider en la liga española y sólo Brahimi y Andrés Fernandez eran titulares indiscutibles, bien es cierto que Marcano lo había sido en Olympiakos, y Casemiro, Óliver y Tello habían contado con minutos en equipos grandes, lo que no es sencillo.
Los tres que han cumplido, aunque yo esperaba mucho más han sido: Brahimi, que  comenzó la temporada como un tiro, pero fue empezar a oír cantos de sirena del mercado y recuperar la versión Guadiana del francomarroquí que bien conocen en Granada. Talento brutal en formal, pero un jugador más si no está enchufado al 100%.




Tello, determinante, incisivo y vertical, pero muy intermitente. Algunos dirán, ha jugado buenos partidos, lo cual es cierto,  ha marcado goles, 8  si no estoy equivocado, pero no ha sido un jugador que haya capitalizado el juego de su equipo, que es para lo que fue fichado. No olvidemos que por donde ahora está Tello, antes pasaron Hulk, James o el mejor Quaresma y ellos sí asumieron una jerarquía en el club.




Casemiro ha sido el más consistente desde este perfil bajo que tiene como jugador, es joven, tiene poca experiencia en Europa, ha cumplido en muchos partidos y, sobre todo, ha ido creciendo, pero tampoco ha asumido galones, de hecho en realidad no tiene por qué hacerlo porque ni siquiera es jugador del FC Porto. Algunos dirán que si ha sido convocado por Dunga para la copa américa, algún mérito habrá tenido el jugador. Yo creo que ha cumplido sin mayor incidencia.

No han desentonado: 



Marcano: el central cántabro siempre ha sido un defensa correcto, aseado y efectivo, y aunque ha tenido una serie de lesiones que han dificultado bastante su temporada, ha cumplido, pero ni ha sobresalido por nada, ni con 27 años es tampoco un central del corte tradicional del FC Porto.




Óliver Torres. Óliver es un proyecto de enorme jugador, pero esta temporada en el equipo oportista le ha dado la razón al Cholo Simeone cuando apenas le dio minutos y consintió en su salida. Un jugador en su posición debe marcar las diferencias, y el extremeño dejaba detalles, alabados y jaleados, pero detalles y no continuidad o fortaleza. Un trequartista debe ser definitivo, y Óliver no lo ha sido. La cesión, sin duda alguna, será mucho más provechosa para él en el futuro que para el equipo portugués. Con Óliver, ya anticipamos otros temas a debate, la necesidad que tiene el Oporto de recibir cesiones y el rendimiento decepcionante, una temporada más, de Juan Quintero, por condiciones, clase y experiencia llamadi a marcar las diferencias, 



Flojo, mal y muy mal.

Andrés Fernández, que ni con la lesión de Heldon, ha sido capaz de  ganarle la titularidad a Fabiano, que tampoco es que haya tenidO un año muy lucido. Yo creo que ya en sus últimas temporadas en Osasuna, Andrés había bajado su rendimiento claramente, pero hay jugadores que logran generar a su alrededor una estela de elogios que difícilmente pierden aunque no estén al nivel.

Caso paradigmático de eso es el de José ángel, que surgió como un tiro en el Sporting pero que desde que abandono el equipo gijonés ha sido un jugador más, vulgar en el sentido de común. A años luz de su competidor por el puesto en el once.

Faltan Adrián López, 14´5 millones a la nevera de Gestifute, y Jose Campaña, El primero no está a la altura de su precio y su rendimiento siempre ha sido muy irregular, capaz de enhebrar dos partidos descomunales entre dos docenas muy flojas. No ha sido capaz de asumir la presión que significa ser el fichaje más caro del equipo ni lo que supone jugar en Oporto. Campaña, que es un jugador que a mí me gustaba mucho en su etapa sub19, ha jugado dos partidos de liga, y ha estado con el equipo B, así que poco positivo se puede decir de su temporada.

Ahora, pongámonos en el sitio de un aficionado portugués del FC Porto. 10 jugaodores extranjeros que deberían marcar las diferencias y no lo han hecho. Algunos han cumplido, cierto, pero cuando un equipo  incorpora jugadores de fuera, deberían aportar mucho más.

Como los conocemos de la Liga, no nos llevemos a engaño. Unos eran jugadores correctos, y otros eran promesas que no habían disputado veinte partidos seguidos. Ahora, están en un grande en el que deben jugar mucho, todos los domingos y marcar diferencias (lo que en España se le exige a los jugadores extranjeros que llegan es lo mismo que allí se les exige a ellos). Además, lo repito una vez más, están en un equipo grande, muy grande, algo que desde España nunca se tiene en cuenta a la hora de analizar a los dragoes. El FC Porto es el estilete del norte industrial frente a la capital portuguesa


Jugadores que no han estado (siguen sin estar) al nivel esperado.
Ya han sido citado con anterioridad, ni Diego Reyes, ni Juan Quintero ni Héctor Herrera han asumido galones. El central mexicano apenas ha aparecido, y la eliminatoria frente al Bayern le ha hecho muchísimo daño. Siempre quedará la duda de qué ocurriría si Reyes jugase 30 partidos una temporada, pero en estos años su rendimiento ha estado muy lejos de lo que se espera en la Invicta. Su futuro parece lejos del equipo, y el PSV parece haber salido al rescate de club y jugador ofreciendo una salida.
Juan Quintero llegó a cambio de 10 millones de euros después de salirse en la Serie A. En un primer momento parecía que el Oporto y la liga portuguesa incluso podría quedársele pequeña, pero el que se ha empequeñecido ha sido él. Con la llegada de Lopetegui los que suponíamos cómo iba  a jugar el equipo, creíamos que sería la simbiosis ideal entre jugador y estilo, que parecían hechos el uno para el otro. De vez en cuando ha dejado alguna muestra de la enorme clase que se le supone, pero él sí que está a años luz  de lo que todo el mundo suponía cuando se puso el dragón en el pecho.
Este sí que parecía que iba a ser el año de Héctor Herrera después de su buena actuación en el mundial y con sus buenas actuaciones al comienzo de temporada, pero, una vez más, el jugador ha ido diluyéndose sin acabar de tener un rendimiento regular y constante.



Helton. Con 37 años, lesionado y un nuevo técnico muchos se preguntaban si la etapa de helton en la Invicta habría llegado a su fin. Además el cuerpo técnico traía a un portero de su confianza que, teóricamente, esperaban que fuera titular. Pero cómo ha echado de menos el equipo a su capitán,
Helton es el típico jugador al que en Portugal se le respeta y admira, y fuera de Portugal no se le perdonan los dos errores que tiene todas las temporadas (él y el 95% de los porteros del mundo, pero de él sólo se tienen en cuenta los fallos, por alguna razón desconocida).
Helton es un gran portero, y la seguridad defensiva del equipo sube muchos enteros con su presencia en el arco. Pero además es el capitán, el faro de todo el equipo en el campo, el que habla, grita, discute y maneja la tensión. No será sencillo buscar un relevo para Helton, ni esta temporada, ni la que viene siempre que él esté al mismo nivel. Lopetegui ha tardado en darse cuenta, pero en o Bonfim ha cedido ante la evidencia.





Rúben Neves. El gran descubrimiento de Lopetegui ha sido este centrocampista del año 97 que procede directamente del equipo juvenil y que ha sorprendido incluso a todos aquellos que conocían el progreso del canterano. Pero es un chico de 18 años recién cumplidos, al que no se le puede pedir más. No tengo la más mínima duda de que estamos ante una perla que dará mucho que hablar, pero vamos a darle un par de años para que rompa.



Jackson. El Cha cha cha, una temporada más, ha seguido a la suyo. Marcar goles y, él sí, sumir sus responsabilidades en el juego del equipo, El problema es el de siempre, en lugar de proteger al jugador y construir un equipo a su alrededor, la idea es ver si pueden paar 30, 40 o 50 millones por él. Cosas de Portugal que nunca entenderemos.


Quaresma. El Mustang llegó en el pasado mercado de invierno de la mano del propio Pinto da Costa, y desde entonces siempre ha habido cierta polémica a su alrededor. De Quaresma también se espera que lidere al equipo, pero sus actuaciones recuerdan mucho al jugador inconstante que fue en sus inicios, anárquico y, en ocasiones, desconectado que, a veces, en algunos partidos, es un espectáculo en el campo , pero con la ligera impresión de que va un poco por libre. Lopetegui no está sabiendo domar al mustang, y ese tira y afloja que tienen desde la llegada del técnico vasco no ha acabado por dejar réditos al equipo. Quizá debería intentar gestionar mejor su actitud. Evidentemente no es fácil, y el futbolista debería poner de su parte, que ya tiene una edad y es su trabajo, pero, a veces, los entrenadores debería tener la piel menos fina.

viernes, 8 de mayo de 2015

Convocatoria de Portugal para el mundial Sub 20 de Nueva Zelanda


Hélio Sousa. técnico de la selección portuguesa Sub 20 ha dado la lista de Portugal para el mundial sub 20 que se disputará en Nueva Zelanda que dará inicio el próximo día 30 de mayo.
Como casi siempre, los técnicos dela Federación Portuguesa arriesgan poco y a base del equipo la forma el grupo que se clasificó en el pasado europeo Sub 19, un grupo compacto, hecho, rocoso atrás y con mucha clase en su grupo ofensivo (Lopes, Guedes, Gelson Fernandes y André Silva)  aunque para el gran público a sean jugadores pocos conocidos, con la excepción de Rony Lopes, jugador del City que está jugando cedido en el Lille francés.
La gran ausencia, Rúben Neves, jugador todavía sub18, no lo es en realidad, porque ya no formó parte del grupo que se clasificó para el mundial (entonces era sub17) y en la actualidad es un fijo en la sub21., que jugará la fase final del europeo en Verano.

Porteros: Tiago Sá (Sporting Braga), Guilherme Oliveira ( Sporting), André Moreira (Moreirense)

Defensas: Domingos Duarte y Mauro Riquicho (Sporting),  Dinis Almeida (Reus), Joao Nunes y Pedro Rebocho (Benfica), Rafa (FC Porto), 

Centrocampistas: Estrela (Orlando City), Janio Bikel (Heerenveen), Francisco Ramos y Tomás Podstawski (FC Porto), Raphael Guzzo (Chaves), Rony Lopes (Lille)

Delanteros: André Silva (FC Porto), Ivo Rodrigues(Vitória Guimaraes), Gelson Martins (Sporting), Joao Vigário (Vitória Guimaraes), Nuno Santos y Gonçalo Guedes (Benfica)

Ausencias: La más importante es la ya mencionada de Rúben Neves,. Rafael Ramos, cedido por el Sporting, como Estrela, en Orlando, aunque curiosamente Ramos juega ás que su compañero.  Joao Palhinha, Francisco Geraldes y Daniel Podence, recientemente renovado por el Sporting, el jugador del City Jorge Intima, el benfiquista Rochinha o el central de Rio Ave Nelson Monte.

La fuerza del equipo radica en la clase del triángulo ofensivo formado por Marcos Lopes, André Silva y Gonçalo Guedes, al que se pueden unir Gelson Martins o Nuno Santoa, para formar el cuarteto que puede (debe) marcar las diferencias.
Aquí hemos mostrado nuestra admiración por André Silva y Gonçalo Guedes, dos interesantísimos proyectos que están para algo más que los equipos B de FC Porto y Benfica y que en este mundial pueden darse a conocer en esta selección que tiene más clase que la subcampeona de la pasada edición (no lo olvidemos), y cuyo estilo no va a ser muy distinto del que puso en funcionamiento Ilidio Vale. Sólido, con raza, cooperativo y con oficio, que es la característica definitoria del fútbol portugués.

Recordemos que en el grupo de Portugal están Senegal,con el que abrirán el campeonato el día 31, Colombia y Catar.

martes, 5 de mayo de 2015

Luces y Sombras de Lopetegui en el FC Porto (I Títulos)


Intentar analizar la primera temporada de Julen Lopetegui al frente del FC Porto no es una tarea sencilla si se pretende hacer con cierta objetividad. En primer lugar, y lo que es más importante, porque no está siendo buena; no ganar títulos -como parece que va a suceder a no ser que el Benfica les regale la liga- es un fracaso para un club de las dimensiones del Oporto. Con algún título, las cosas podrían verse de una manera diferente, aunque no por ello sería distintas.

Cuando Pinto da Costa le dio la alternativa como nuevo entrenador del equipo, pocos conocían al técnico Gupizcoano en Portugal, y la sorpresa inicial por el nombramiento dio paso a las dudas sobre las aptitudes del exseleccionador nacional para llevar el mando de un equipo con la exigencia y la presión que conlleva el FC Porto. En todos los países se mira con lupa a los técnicos que llegan a los equipos grandes, y en Portugal no iba a ser distinto. Evidentemente, la gente se preguntaba por qué se le daba la oportunidad a un desconocido extranjero cuando técnicos portugueses deben demostrar muchas cosas de forma continuada para entrar en un listado de posibles entrenadores. Desde el club se vendió la imagen de Lopetegui como artífice del estilo que había llegado a las selecciones españolas inferiores al éxito. Nueve meses después, os dragoes han mostrado cosas en sus mejores días, pero no han acabado de ser una máquina bien engrasada y han perdido la solidez de la que habían hecho gala en la última década sin que la contraprestación de buen fútbol haya sido suficiente.

Ignoro la idea que Lopetegui tenía sobre el fútbol portugués cuando aceptó el enorme reto que Pinto da Costa le ofreció, tampoco soy yo el más indicado para dar lecciones, ni siquiera hablar con absoluta propiedad de qué significa el FC Porto en Portugal o cómo se juega en Portugal, pero me da la impresión de que el de Asteasu creía que todo sería mucho más fácil de lo que está resultando ser y confundía la imagen del Oporto en España con la idea de lo que representa el FC Porto en Portugal: un equipo grande, muy grande, con un rival formidable, como el Benfica, que me perdonen los seguidores del Sporting, con una historia, mediatismo y significación en Portugal que todavía lo agrandan más.



Si un equipo grande no gana, fracasa. Esta máxima puede ser más o menos justa, pero es un mantra que los aficionado repiten una y otra vez. No ganar la liga y que lo haga tu gran rival, afea aún más la situación. 
Por supuesto que la exhibición que ofrecieron frente al Bayern en cuartos de final de Champions tiene un mérito terrible. Allí los dragões demostraron que están al nivel de cualquier club europeo. Sin embargo su pobre actuación en la vuelta, y la sensación de miedo con la que salieron al césped del Allianz Arena de Munich, han hecho que muchos se olviden de su meritorio primer puesto en la fase de grupos y de su solvente eliminatoria frente a un rival peligroso, quizá poco valorado, pero complicado a dos partidos, como el Basilea. No es la Juventus ni el PSG ni el Chelsea, pero hay que ganarle, y lo hicieron con suficiencia.

En copa, ciertamente fue eliminado por el Sporting, que estará el próximo 31 de mayo en O Jamor como favorito, pero como fría estadística, está eliminado en 3ª ronda, la primera que juegan los equipos de la Primeira Liga.

La copa de la liga es la competición de menor valor de todas las que juega, pero no deja de ser un título cuya final tampoco van a jugar porque será el Marítimo el que se enfrente al Benfica que, dicho sea de paso, ha ganado casi todos los títulos de esta competición. En las orillas del Tajo sí valoran el torneo, y al final todo suma.

0 de 4. Damos como buena su temporada europea, pero un equipo que debe salir a ganar tres competiciones, no puede irse de vacío sin siquiera jugar una final y, además, sin haberle ganado ninguno de sus duelos ligueros a su eterno rival.

Segundo puesto en liga, semifinales de la Taça da liga, cuartos en Champions y primera ronda en copa. Juzguen ustedes si esto lo hace el Barça a este lado de la frontera, cuál sería la situación de su entrenador y si alguien pensaría en cómo ha jugado el equipo o en un proyecto a cualquier plazo que no sea el inmediato.


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...