martes, 5 de mayo de 2015

Luces y Sombras de Lopetegui en el FC Porto (I Títulos)


Intentar analizar la primera temporada de Julen Lopetegui al frente del FC Porto no es una tarea sencilla si se pretende hacer con cierta objetividad. En primer lugar, y lo que es más importante, porque no está siendo buena; no ganar títulos -como parece que va a suceder a no ser que el Benfica les regale la liga- es un fracaso para un club de las dimensiones del Oporto. Con algún título, las cosas podrían verse de una manera diferente, aunque no por ello sería distintas.

Cuando Pinto da Costa le dio la alternativa como nuevo entrenador del equipo, pocos conocían al técnico Gupizcoano en Portugal, y la sorpresa inicial por el nombramiento dio paso a las dudas sobre las aptitudes del exseleccionador nacional para llevar el mando de un equipo con la exigencia y la presión que conlleva el FC Porto. En todos los países se mira con lupa a los técnicos que llegan a los equipos grandes, y en Portugal no iba a ser distinto. Evidentemente, la gente se preguntaba por qué se le daba la oportunidad a un desconocido extranjero cuando técnicos portugueses deben demostrar muchas cosas de forma continuada para entrar en un listado de posibles entrenadores. Desde el club se vendió la imagen de Lopetegui como artífice del estilo que había llegado a las selecciones españolas inferiores al éxito. Nueve meses después, os dragoes han mostrado cosas en sus mejores días, pero no han acabado de ser una máquina bien engrasada y han perdido la solidez de la que habían hecho gala en la última década sin que la contraprestación de buen fútbol haya sido suficiente.

Ignoro la idea que Lopetegui tenía sobre el fútbol portugués cuando aceptó el enorme reto que Pinto da Costa le ofreció, tampoco soy yo el más indicado para dar lecciones, ni siquiera hablar con absoluta propiedad de qué significa el FC Porto en Portugal o cómo se juega en Portugal, pero me da la impresión de que el de Asteasu creía que todo sería mucho más fácil de lo que está resultando ser y confundía la imagen del Oporto en España con la idea de lo que representa el FC Porto en Portugal: un equipo grande, muy grande, con un rival formidable, como el Benfica, que me perdonen los seguidores del Sporting, con una historia, mediatismo y significación en Portugal que todavía lo agrandan más.



Si un equipo grande no gana, fracasa. Esta máxima puede ser más o menos justa, pero es un mantra que los aficionado repiten una y otra vez. No ganar la liga y que lo haga tu gran rival, afea aún más la situación. 
Por supuesto que la exhibición que ofrecieron frente al Bayern en cuartos de final de Champions tiene un mérito terrible. Allí los dragões demostraron que están al nivel de cualquier club europeo. Sin embargo su pobre actuación en la vuelta, y la sensación de miedo con la que salieron al césped del Allianz Arena de Munich, han hecho que muchos se olviden de su meritorio primer puesto en la fase de grupos y de su solvente eliminatoria frente a un rival peligroso, quizá poco valorado, pero complicado a dos partidos, como el Basilea. No es la Juventus ni el PSG ni el Chelsea, pero hay que ganarle, y lo hicieron con suficiencia.

En copa, ciertamente fue eliminado por el Sporting, que estará el próximo 31 de mayo en O Jamor como favorito, pero como fría estadística, está eliminado en 3ª ronda, la primera que juegan los equipos de la Primeira Liga.

La copa de la liga es la competición de menor valor de todas las que juega, pero no deja de ser un título cuya final tampoco van a jugar porque será el Marítimo el que se enfrente al Benfica que, dicho sea de paso, ha ganado casi todos los títulos de esta competición. En las orillas del Tajo sí valoran el torneo, y al final todo suma.

0 de 4. Damos como buena su temporada europea, pero un equipo que debe salir a ganar tres competiciones, no puede irse de vacío sin siquiera jugar una final y, además, sin haberle ganado ninguno de sus duelos ligueros a su eterno rival.

Segundo puesto en liga, semifinales de la Taça da liga, cuartos en Champions y primera ronda en copa. Juzguen ustedes si esto lo hace el Barça a este lado de la frontera, cuál sería la situación de su entrenador y si alguien pensaría en cómo ha jugado el equipo o en un proyecto a cualquier plazo que no sea el inmediato.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...