sábado, 25 de julio de 2015

Tozé Carvalho (Volarán Lejos XXVIII)



António José Pinheiro de Carvalho, Tozé
14-I-93, Forjães (Portugal)
1´70
FC Porto, Estoril (Cedido), Vitória Guimaraes
Centrocampista

Dentro del mercado de jóvenes jugadores de Portugal, siempre en el escaparate, hay jugadores que alcanzan pronto cierta relevancia ( Nelson Oliveira, Tiago Ilori, Rúben Neves, Bernardo Silva, Ivan Cavaleiro, Joao Cancelo...) y otros quedan relegado a una segunda fila por alguna extraña razón, como le sucede a Ricardo Esgaio, Sérgio Oliveira (aunque el  FC Porto lo haya repescado) o Tozé, un chico que en edad sub 19 era seguido por el Barcelona (que finalmente se decantó por Agostinho Cá y Edgar Ié) y que el año pasado cumplió una temporada más que aceptable, yo me atrevería a decir que bastante buena, en las filas del Estoril.


El camino de Tozé, que ha sido traspasado al Vitória Guimarães para sustituir a André André está siguiendo una pauta que sin ser tan lucida sí es, aparentemente, más razonable. Sumar minutos, acumular experiencia, adquirir galones  en equipos de perfil medio de la liga en los que sentirse importantes a una edad relativamente temprana, de tal modo que con 25 o 26 años tengan la madurez futbolística necesaria para afrontar otro tipo de retos si su rendimiento mantiene el nivel necesario, claro está.

Producto de la cantera del Oporto a la que llegó con sólo 13 años, Tozé ha ido avanzando a buen ritmo por las distintas etapas de formación del equipo y de las distintas selecciones inferiores de Portugal hasta la sub 21, con la que acaba de ser subcampeón de Europa en la Republica Checa. En los distintos equipos por los que ha pasado siempre ha dejado la huella de ser un jugador importante, sin llegar a capitalizar el juego, sí influyente dentro de la creación ofensiva.




Tozé es un medio ofensivo, muy adecuado tanto para el carril del 8, como de trequartista, incluso de volante en la banda, si fuese necesario. Técnicamente es un jugador muy aseado con el balón en los pies, intuitivo en sus movimientos sin balón buscando el espacio libre. Esta movilidad es la que le permite ganar ventaja frente a los defensas rivales que no logran fijarlo posicionalmente. Asumiendo su déficit físico, apenas 1´70 frente a los jugadores tan potentes que tiene en frete, Tozé basa en su movilidad y en la habilidad con el balón sus mejores virtudes; conduce si es necesario, gira y desplaza a buena velocidad buscando el avance vertical sobre las líneas rivales como buen jugador ofensivo la pelota debe correr hacia delante. Si bien al choque lleva las de perder, utiliza el cuerpo para soportar la carga del rival y posicionarse para darle una salida franca al balón, controlado o no, según disponga la jugada ofensiva. Ciertamente, en ocasiones, tiene a complicarse en su avance, le cuesta mover rápido el balón, o bien el equipo no ha iniciado la transición ofensiva cuando él se interna entre varios jugadores sin esperar un apoyo. Aprender a decidir suele ser uno de los recursos que los jugadores tardan más en desarrollar, a Tozé le puede, en ciertos momentos, el ímpetu de hacer algo útil.



Jugando en banda izquierda, Tozé aprovecha su excelente pierna derecha para trazar diagonales interiores y perfilarse para disparar desde la frontal del área, del mismo modo que suele ser el encargado de lanzar el balón parado, y tirar los penaltis. De hecho, fue precisamente un penalti marcado al FC Porto, el que desató la polémica entre los aficionados (y dirigentes) blanquiazules al transformarlo durante la liga pasada.

Veremos si esta temporada en la cidade Berço, el joven estudiante de veterinaria da un paso adelante en su carrera futbolísitca y su figura adquiere más visibilidad en este mundo del fútbol portugués en el que parece tan importante el escaparate como el rendimiento ofrecido. Yo, lo seguiría (muy) de cerca, porque además de calidad, también hay una buena cabeza detrás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...