miércoles, 3 de febrero de 2016

Apuntes rápidos sobre el nuevo Sporting


Desde que se confirmó la noticia del fichaje de Jorge Jesus al Sporting, apenas ha habido otros temas de debate en el fútbol portugués. El hecho de ver al técnico de Almada con el león en el pecho todavía no parece haber sido digerido completamente en la otra orilla de la segunda circular, y a lo largo de todo el año ha habido acalorados “cambios de impresiones” entre dirigentes de los tres grandes que ha acabado derivando en una “guerra soterrada” de fichajes entre ellos con el equipo de Alvalade siempre en el ojo de la tormenta.
Tanto ruido mediático y social han eclipsado una realidad que, con la mitad de la temporada superada, parece más que evidente, con el Sporting encaramado en la primera posición de tabla clasificatoria: el salto de calidad y competitividad de los leones es evidente, son claros candidatos al título de liga y no va a ser fácil que sus rivales no sólo logren superarlos en la clasificacion sino en sus duelos directos.
El “especial” carácter de Jesus, impide ver, en muchas ocasiones, el bosque de su enorme trabajo en Alcochete. Su apodo, más o menos irónico, de “mestre da tática” tiene más sentido que nunca en este caso y, sobre todo, la característica que define al extécnico del Benfica: su capacidad de convicción. Trabajar y cambiar la cabeza de sus jugadores y el alma del propio equipo lisboeta. Jesus tiene la inusual capacidad de convencer a sus jugadores de que pueden ganar todas las competiciones, de convertir un equipo acostumbrado a dejar buenas sensaciones en un tercio de la temporada y a desaparecer en las grandes citas en un grupo motivado y competitivo.


Inestabilidad institucional. ¿Cuál es el proyecto?

Cúando Bruno de Carvalho llegó a la presidencia del club después de la breve etapa de Godinho Lopes, el Sporting vivía una etapa de dificultades económicas que le impedían acceder al mercado con garantías, y que coincidió con un  omento en el que FCPorto y Benfica realizaban importantes transferencias de jugadores que los convertían en un escaparato obligado para todos los equipos europeos.
Godinho Lopes intentó emular a sus dos rivales acudiendo al mercado sudamericano o al de los Países Bajos para buscar jóvenes promesas que se pudiesen revalorizar en el equipo lisboeta. Pero prácticamente ninguno de estos jugadores ha tenido éxito en el club. Bruno de Carvalho ha nadado entre dos aguas a la hora de confeccionar el equipo, buscando en mercados emergentes (MLS) y a la vez tentando a jugadores de cierto renombre para que aporten fútbol y experiencia. Pero ni el marcado es sencillo ni el club ha acabado tampoco de acertar ni en el campo, ni en los banquillos.
Así que después de la tormentosa relación con Marco Silva, desde la zona noble de Alvalade se ha empezado esta nueva casa por el banquillo. Y ahí aparece Jorge Jesus, como líder del vestuario, para empezar. Y, claro que sí, es absolutamente innegable, como cuchillada a su gran rival.
 Otra cosa muy distinta es la polémica constante que hay alrededor del presidente, declaraciones, contradeclaraciones, opiniones, broncas.... y ¿qué es lo que hace el presidente de un equipo en el banquillo y no en el palco, que es su sitio?
Lo cierto es que analizar la presidencia de Bruno de Carvalho daría para mucho más de lo que aquí se intenta exponer.



¿A qué juega el Sporting?

Aunque en los últimos años no han dominado las categorías juveniles como antaño, la Academia de Alcochete no ha dejado de fabricar buenos jugadores que en las últimas temporadas se han ido incorporando con más o menos minutos al primer equipo leonino. Es cierto que no ha salido un jugador que marque las diferencias, pero sí han producido jugadores de excelentes condiciones a los que sólo les faltaba romper al primer nivel. Nadie dudaba de la calidad de Adrien Silva o de João Mário, sin embargo la indolencia del equipo parecía afectarles a ellos, capaces de hacer exhibiciones de primer nivel y de diluirse el resto de la campaña. Jesus les ha dado galones y entregado las llaves del equipo y su rendimiento ha crecido exponencialmente y con regularidad, que era el gran déficit del equipo.
Además de superar a sus grandes rivales en los duelos directos, este nuevo Sporting se ve en partidos atascados, como el de la pasada jornada frente a la Académica, solventados con oficio en un mal partido cuando en temporadas precedentes, con suerte, hubieran acabado empatando un partido en el que mostraron una superioridad frente a su rival que no supieron concretar en el campo. El Sporting compite, cree, y además juega. Eso es una evidencia.
No tiene sentido que Jorge Jesus convierta al Sporting en una réplica de su Benfica campeón. Sus mimbres en Alvalade son distintos. El Sporting es más poderoso por el centro que por bandas, y solventa la falta de figuras de relumbrón, tanto en el juego como en ascendencia en el vestuario, con un bloque más compacto muy comprometido con las ideas de su técnicos y ciertos jugadores asumiendo un rol más relevante que en años anteriores (Patricio, Adrien, João Mário, el propio Slimani)
Los fichajes de jugadores con experiencia, Barcos, Aquilani… muestran la búsqueda de referencias en el vestuario leonino, jugadores acostumbrados a convivir con la presión y a descargar a otros compañeros de esa exigencia de comandar el equipo. Jesus asume todo el protagonismo fuero del campo, pero necesita la coartada del césped para seguir manteniendo su discurso en las salas de prensa.


Presente inmediato y futuro cercano.

La mejor carta de presentación para el proyecto de Jorge Jesus es ganar, y esta temporada está más cerca que nunca en los últimos años de conseguirlo. Por juego, por fortaleza y, tampoco podemos negarlo, porque FCPorto y Benfica no están al nivel de otros años o, para decirlo de otro modo, viven una etapa de transición.
Ganar implica dar un golpe encima de la mesa. Presentarse en primer plano y tener crédito para el futuro. Quedarse a las puertas podrá verse de dos formas: un prometedor inicio de un futuro mejor, o una oportunidad perdida que no se podrá recuperar.

Para el aficionado imparcial, el regreso del Sporting es la mejor noticia posible para disfrutar de la Liga NOS de una forma que hacía años que no se disfrutaba

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...