viernes, 31 de marzo de 2017

Iker Casillas en Portugal: Año 2


Con solo doce goles encajados en Liga parece evidente que el rendimiento de Iker Casillas, en su segundo año en el FC Porto, debería acercarse sin muchas dificultades al sobresaliente.Por números, no hay duda. Por rendimiento quedan muy pocos; ha aparecido en los partidos de perfil bajo y en los clásicos, ha parada las que debía y ha sacado manos increíbles (sí, las que recuerdan al Casillas más reconocible). Pero parece que las evidencias no son suficiente y que todo lo relacionado con el portero español debe analizarse con lupa ya sabemos por qué.
Ahora bien, analizándolo desde cerca, ni la temporada pasada fue tan mala como, sobre todo algunos medios de comunicación españoles quisieron vender, ni está está siendo tan impresionante como para afirmar que Iker ha recuperado el nivel de sus mejores años. Lo que queda claro es que el actual portero del FCPorto es un excelente portero, fiable y con confianza (suya y del resto de sus compañeros), lo que no es poco .
Como ya se comentó aquí, lo mejor de su estancia en Portugal es la desconexión que el portero madrileño ha vivido de los focos y la absurda polémica que se desató a su alrededor (y eso que su su actividad en las redes sociales lo han mantenido dentro del salseo de los medios).

En su primer año, Casillas cumplió, con algunos partidos más lucidos que otros (siempre a gran nivel contra el Benfica, por ejemplo), más allá de algunos fallos puntuales, pero ni fueron distintos a los que Helton ya tenía acostumbrados a los aficionados del FCPorto ni costaron apenas puntos a su equipo.Mediáticos a este lado dela frontera,pero poco relevantes para los resultados También es cierto que es difícil analizar su rendimiento, desligado de la gris temporada de su equipo. Y aquí se dijo, pocas diferencias había entre el rendimiento de Iker y el de  antecesor en la meta de los dragoes. Lo mismo sucede esta temporada, pero en sentido contrario, ya que una de las grandes virtudes del equipo de Nuno radica en su consistencia defensiva que, evidentemente, ha reforzado a su portero, al que llegan menos y en peores condiciones.
Si del año pasado destacamos que cada error (desde una cantada hasta un mal pase) generaba una situación de zozobra en los gestos del portero, este año ha recuperado normalidad en su juego. Se le ve confiado, tranquilo, seguro de que sus compañeros juegan cómodos con él detrás. La buena dinámica del equipo y los buenos números han reforzado esta situación. Casillas vuelve a ser él, manda, controla, dirige y para las que puede.

Traducimos para los despistados:"Casillas llena la portería como nadie".
Casillas se ha integrado en Oporto con normalidad y en el club con naturalidad, ganándose muy pronto a sus compañeros. La presencia de muchos jugadores españoles y sudamericanos ha facilitado su integración. Pero, ya desde su llegada al club, los jugadores portugueses han mostrado su respeto y admiración por su compañero desde el primer minuto, los jóvenes han encontrado en él un modelo e Iker ha respondido personalmente a ese recibimiento, y profesionalmente con su rendimiento a las dudas que prensa y aficionado tenían ante su llegada.
Al igual que Preud´Homme y Schmeichel en los grandes rivales del FC Porto, Iker tiene en Portugal un equipo y una liga relativamente cómodas para concluir su carrera a buen nivel futbolístico y con el retorno mediático necesario (los dragoes son habituales en las rondas finales europeas) para seguir firmando los números que lo convierten en uno de los futbolístas más destacado de este siglo. Lo repito una vez más, jugar en cualquiera delos tres grandes portugueses no es fácil, la presión es brutal, los conflictos y las polémicas están a la orden del día, y los palos se reparten sin miramientos (que le pregunten a Roberto, actual portero del español lo que tuvo que pasar)

Iker sigue siendo Iker, con unos reflejos brutales y manteniendo esa intuición que lo convirtió en “el santo”, más cómodo a la hora de afrontar los balones colgados –de lo que manifestaba en sus últimas temporadas aunque nunca fue un portero que dominase el área- y cada vez con mayor ascendencia en el campo.


En Portugal nadie tiene dudas sobre su capacidad. La polémica, con las excepciones de sus pullas en twitter, parece haberse alejado de él del mismo modo que su rendimiento se estabilizaba. Bienvenida sea la normalidad.

Aunque Casillas acaba su contrato en el mes de junio, parece que su voluntad es continuar en la Invicta. Queda por ver si el FCPorto logra meterle mano a la liga (el clásico de este fin de semana tendrá mucho que decir) y, pase lo que pase esta temporada, qué fichajes pueden hacer los dragões para mejorar el nivel sobre todo en su parte ofensiva y volver a ser dominantes en Portugal y fiables en competiciones europeas.

Parece que, al menos durante un par de años más, queda historia de Casillas en Portugal. Lo que falta ahora son títulos, algo que no llevan muy bien en su equipo y que es curioso, el peor FCPorto de los últimos años, ha recuperado la mejor versión deCasillas. A ver qué sucede cuando ambos se equilbren.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...